Claves pa­ra un buen ren­di­mien­to en car­ga­do­res fron­ta­les

Ele­gir bien los equi­pos y bus­car la al­ta ca­li­dad en los com­po­nen­tes, así co­mo te­ner pa­que­tes de pro­tec­ción ade­cua­dos, son al­gu­nas de las re­co­men­da­cio­nes pa­ra con­tar con un buen fun­cio­na­mien­to.

Construir Rep. Dominicana - - BRANDED CONTENT -

Los pro­ble­mas del desem­pe­ño es­tán re­la­cio­na­dos a va­rios factores. Es­tos van des­de la des­tre­za y ex­pe­rien­cia del ope­ra­dor y per­so­nas a car­go de ad­mi­nis­tra­ción de los equi­pos; el ti­po de man­te­ni­mien­to ru­ti­na­rio y los di­fe­ren­tes ti­pos apli­ca­cio­nes que exis­ten en las in­dus­trias.

Pa­ra en­fren­tar los pro­ble­mas de desem­pe­ño se su­gie­re que el clien­te con­tra­te ope­ra­do­res res­pon­sa­bles, que reali­cen bue­nas prác­ti­cas de man­te­ni­mien­to dia­rio, de ope­ra­ción y se­gu­ri­dad. Con­tar con un pro­vee­dor de equi­pos, con am­plia ex­pe­rien­cia en el ser­vi­cio post ven­ta, que in­clu­ye ta­lle­res y per­so­nal cer­ti­fi­ca­dos; am­plia y ex­ce­len­te ex­pe­rien­cia en los di­fe­ren­tes ti­pos de in­dus­trias; ni­vel al­to en el res­pal­do de ase­so­ría al clien­te.

Man­te­ni­mien­to ade­cua­do

El buen man­te­ni­mien­to dia­rio es vi­tal, se­gui­do de uno pe­rio­do pre­ven­ti­vo y co­rrec­ti­vo se­gún los pa­rá­me­tros del fa­bri­can­te, uti­li­zan­do acei­tes y lu­bri­can­tes, par­tes ge­nui­nas y res­pal­do del dis­tri­bui­dor. El man­te­ni­mien­to bá­si­co im­pli­ca el cam­bio de acei­tes de mo­tor e hi­dráu­li­co, fil­tros de acei­te, ai­re y de com­bus­ti­ble, re­vi­sión del es­ta­do de la fa­jas, ins­pec­ción del co­rrec­to in­fla­do de las llan­tas.

Re­co­no­cer el buen desem­pe­ño del car­ga­dor fron­tal

El ori­gen de los pro­ble­mas son los di­fe­ren­tes am­bien­tes en los cua­les es­tos equi­pos ope­ran nor­mal­men­te, don­de en­con­tra­mos, al­to gra­do de con­ta­mi­na­ción por pol­vos de ori­gen mi­ne­ral y quí­mi­cos, ha­ri­nas co­mes­ti­bles, fi­bras de ori­gen ve­ge­tal, al­ta hu­me­dad, sa­li­ni­dad, al­ta con­cen­tra­cio­nes de ga­ses en­tre otros; co­mo con­se­cuen­cia de lo an­te­rior se ge­ne­ran los pro­ble­mas más co­mu­nes co­mo so­bre ca­len­ta­mien­to del mo­tor, trans­mi­sión y sis­te­ma hi­dráu­li­co.

Pa­ra re­du­cir es­te pro­ble­ma es ne­ce­sa­rio ele­gir bien los equi­pos, y bus­car la al­ta ca­li­dad en los com­po­nen­tes y te­ner pa­que­tes de pro­tec­ción ade­cua­dos pa­ra so­por­tar y con­tra­rres­tar los factores ad­ver­sos des­cri­tos pre­via­men­te. Se de­ben aten­der y rea­li­zar man­te­ni­mien­tos co­rrec­ti­vos y so­lu­cio­nar tan pron­to sea po­si­ble, con per­so­nal ca­pa­ci­ta­do pa­ra es­ta la­bor, en es­pe­cial de­be­rá ser por téc­ni­co cer­ti­fi­ca­do y así re­du­cir la po­si­bi­li­dad de da­ños ma­yo­res.

Co­mo re­sul­ta­do de re­unir las ca­rac­te­rís­ti­cas de los equi­pos, la ex­ce­len­cia en el ser­vi­cio post ven­ta del dis­tri­bui­dor, que acu­mu­la­dos una bue­na can­ti­dad de años en el res­pal­do de la mar­ca y el mer­ca­do na­cio­nal, se con­vier­ten en gran­des be­ne­fi­cios pa­ra los clien­tes de­bi­do a que im­pac­tan po­si­ti­va­men­te en la dis­po­ni­bi­li­dad, in­cre­men­tan­do la pro­duc­ti­vi­dad y la ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio.

El desem­pe­ño de los car­ga­do­res de­be ser al­to en sus di­fe­ren­tes lí­neas de pro­duc­ción, de­be ex­ce­der la ex­pec­ta­ti­va de ca­li­dad, pro­duc­ti­vi­dad y al­ta dis­po­ni­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.