Tre­gua mues­tra quién tie­ne la ven­ta­ja en la gue­rra co­mer­cial en­tre EEUU y Chi­na

Bei­jing ha acep­ta­do mu­chas con­ce­sio­nes, pe­ro Trump ha con­ce­di­do muy po­co

Diario Libre (Republica Dominicana) - - Financial Times -

Se ha lo­gra­do una tre­gua en la gue­rra co­mer­cial en­tre EEUU y Chi­na, pe­ro los tér­mi­nos del ce­se al fue­go de­jan cla­ro quién tie­ne la ven­ta­ja cuan­do inevi­ta­ble­men­te se reanu­den las hos­ti­li­da­des. A cam­bio de que EEUU no im­pon­ga aran­ce­les ma­yo­res a apro­xi­ma­da­men­te la mi­tad de las ex­por­ta­cio­nes chi­nas a par­tir del 1º de enero, Bei­jing acor­dó dis­cu­tir una lar­ga lis­ta de con­ce­sio­nes que, si se im­ple­men­ta­ran en su to­ta­li­dad, al­te­ra­rían fun­da­men­tal­men­te la na­tu­ra­le­za pro­pia del sis­te­ma chino. Se­gún un re­su­men de la Ca­sa Blan­ca de la ce­na ce­le­bra­da en­tre Do­nald Trump y Xi Jin­ping en la cum­bre del G20 en Bue­nos Ai­res, Chi­na acor­dó a cor­to pla­zo com­prar “una can­ti­dad muy sig­ni­fi­can­te de pro­duc­tos ener­gé­ti­cos, agrí­co­las, in­dus­tria­les y otros de EEUU”. Tam­bién acor­dó co­men­zar de in­me­dia­to las ne­go­cia­cio­nes so­bre “cam­bios es­truc­tu­ra­les con res­pec­to a la trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía obli­ga­to­ria, la pro­tec­ción de la pro­pie­dad in­te­lec­tual, las ba­rre­ras no aran­ce­la­rias, las in­tru­sio­nes ci­ber­né­ti­cas y el ro­bo ci­ber­né­ti­co, los ser­vi­cios y la agri­cul­tu­ra”. EEUU no ha ofre­ci­do na­da, ex­cep­to un pla­zo de 90 días, des­pués del cual au­men­ta­rá los aran­ce­les so­bre una lis­ta de im­por­ta­cio­nes chi­nas va­lo­ra­das en US$200 mil mi­llo­nes, de 10 por cien­to a 25 por cien­to — co­mo ori­gi­nal­men­te ha­bía pre­vis­to ha­cer­lo el 1 de enero — si al Sr. Trump no le sa­tis­fa­cen las con­ce­sio­nes de Bei­jing. Da­do que es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble pa­ra el Sr. Xi im­ple­men­tar o si­quie­ra acep­tar cam­bios tan ex­ten­sos en la eco­no­mía de Chi­na, es ca­si se­gu­ro que la gue­rra co­mer­cial se reanu­da­rá a fi­na­les de fe­bre­ro de 2019. Es cier­to que el Sr. Xi ha com­pra­do al­go de tiem­po pa­ra sí mis­mo y pa­ra la eco­no­mía chi­na en apu­ros. Él y sus co­le­gas de­ben es­tar de­seo­sos de que el fis­cal es­pe­cial Ro­bert Mue­ller aco­rra­le a su pre­sa o que el Sr. Trump se dis­trai­ga de otra for­ma cuan­do ha­yan pa­sa­do los 90 días. Al­gu­nos crí­ti­cos han cues­tio­na­do por qué el Sr. Trump ac­ce­de­ría a una tre­gua que in­vo­lu­cra se­me­jan­tes pro­me­sas in­for­ma­les por par­te de Chi­na. Al ha­cer­lo, ha de­bi­li­ta­do la pre­sión que creó de la na­da al im­po­ner los aran­ce­les co­mer­cia­les en pri­mer lu­gar. Pe­ro al ha­cer una pau­sa y es­ta­ble­cer tér­mi­nos one­ro­sos pa­ra su so­cio ne­go­cia­dor, pue­de pa­re­cer fuer­te y ra­zo­na­ble al mis­mo tiem­po. Es­to le per­mi­te al Sr. Trump cal­mar a los miem­bros de su go­bierno, co­mo el Se­cre­ta­rio del Te­so­ro Ste­ven Mnu­chin y el di­rec­tor del Con­se­jo Eco­nó­mi­co Na­cio­nal, Larry Kud­low, quie­nes han abo­ga­do en fa­vor de una ma­yor in­dul­gen­cia ha­cia Chi­na, sin con­ce­der na­da ex­cep­to al­go del im­pul­so que se es­ta­ba ge­ne­ran­do ha­cia una gue­rra co­mer­cial to­tal. Los mer­ca­dos han da­do un sus­pi­ro de ali­vio y, sin du­da, a mu­chos de los je­fes de es­ta­do que se reunie­ron con el Sr. Trump du­ran­te el G20 tam­bién les com­pla­ce ver­lo pa­re­cer más mo­de­ra­do y ra­zo­na­ble en el te­ma del co­mer­cio. Pe­ro na­die en Bei­jing se ha­rá ilu­sio­nes de que se ha­ya evi­ta­do la gue­rra co­mer­cial con EEUU, aun­que así es co­mo se es­tá des­cri­bien­do la si­tua­ción en los me­dios ofi­cia­les chi­nos. En un mar­ca­do con­tras­te con la de­cla­ra­ción de la Ca­sa Blan­ca, el re­su­men ofi­cial de Chi­na de la reunión en Bue­nos Ai­res no men­cio­nó el pla­zo de 90 días ni la ma­yo­ría de las otras con­ce­sio­nes chi­nas des­cri­tas en la ver­sión es­ta­dou­ni­den­se del acuer­do. Al leer la de­cla­ra­ción chi­na de for­ma ais­la­da, la ma­yo­ría de los ob­ser­va­do­res lle­ga­rían a la con­clu­sión de que el Sr. Xi ha­bía lo­gra­do una gran vic­to­ria di­plo­má­ti­ca al obli­gar al Sr. Trump a aban­do­nar su gue­rra co­mer­cial de for­ma uni­la­te­ral. Pe­ro si Bei­jing re­co­no­ce pú­bli­ca­men­te las pro­me­sas in­clui­das en la de­cla­ra­ción de la Ca­sa Blan­ca o no, es irre­le­van­te, pues el po­der de im­po­ner aran­ce­les ma­yo­res en un pla­zo de 90 días es­tá to­tal­men­te en ma­nos del Sr. Trump.

Do­nald Trump se sa­lu­da con Xi Jin­ping.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.