2,000 mi­gran­tes sa­len ha­cia fron­te­ra con EEUU

La ca­ra­va­na sa­lió ha­cia el nor­te de Mé­xi­co a pie y en au­to­bu­ses, lue­go de que ACNUR re­cha­zó dar­le trans­por­te

El Caribe - - Portada - EFE

Más de 2.000 miCIUDAD DE MÉ­XI­CO. gran­tes de la ca­ra­va­na que lle­gó a Ciu­dad de Mé­xi­co el domingo par­tie­ron ayer ha­cia el nor­te des­pués de que la ONU se ne­ga­ra a ofre­cer­les trans­por­te, mien­tras el res­to de los cer­ca de 5.000 cen­troa­me­ri­ca­nos es­pe­ra­rán a es­te sá­ba­do pa­ra par­tir.

Re­pre­sen­tan­tes de la ca­ra­va­na di­je­ron en una rue­da de pren­sa que ya “no quie­ren ver la ONU ni en pin­tu­ra” y ex­pli­ca­ron que es­tán ne­go­cian­do con las au­to­ri­da­des del Me­tro ca­pi­ta­lino pa­ra que les den trans­por­te gra­tui­to y pue­dan par­tir es­te sá­ba­do a las 17.00 ho­ra lo­cal (23.00 GMT).

“Que­re­mos de­cir­le a la ONU que ya no los que­re­mos ver. So­lo sir­ven pa­ra dar la ca­ra y pa­ra de­cir que van a ayu­dar; pe­ro es pa­ja, es men­ti­ra. Ellos no han ayu­da­do en na­da”, di­jo un jo­ven mi­gran­te por me­dio de un al­ta­voz.

Se pre­gun­tó “có­mo es po­si­ble que 192 paí­ses que con­for­man la ONU no pue­dan ayu­dar a una ca­ra­va­na con bu­ses, y un pue­blo sí nos ayu­da con ali­men­ta­ción”, en re­fe­ren­cia a la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria que se les ha brin­da­do en la ca­pi­tal.

En una vo­ta­ción rea­li­za­da en la noche del jue­ves, los mi­gran­tes que acam­pan des­de el domingo en un com­ple­jo de­por­ti­vo de la ca­pi­tal op­ta­ron por aban­do­nar Ciu­dad de Mé­xi­co es­te vier­nes por la ma- dru­ga­da “a pie o en au­to­bús”. Sin em­bar­go, a pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na la pre­si­den­ta de la Co­mi­sión de De­re­chos Hu­ma­nos de Ciu­dad de Mé­xi­co, Nas­hie­li Ra­mí­rez, ex­pli­có an­te un gru­po de pe­rio­dis­tas que los mi­gran­tes mo­di­fi­ca­ron el acuer­do y “se que­dan un día más”.

De to­dos mo­dos, más de 2.000 per­so­nas, que es­tu­vie­ron en desacuer­do con es­ta de­ci­sión, de­ci­die­ron aban­do­nar el es­ta­dio y par­tir de to­das for­mas es­ta ma­dru­ga­da ha­cia Que­ré­ta­ro, al nor­te de Ciu­dad de Mé­xi­co, pa­ra pro­se­guir a EEUU. “Se fue­ron más de 2.000 y que Dios les acom­pa­ñe. Aquí no se de­tie­ne a na­die”, ex­pli­có an­te la pren­sa una por­ta­voz de la or­ga­ni­za­ción Pue­blo Sin Fron­te­ras.

FUEN­TE EX­TER­NA

Los mi­gran­tes sa­lie­ron ha­cia el nor­te de Mé­xi­co a pie y en au­to­bu­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.