Mao si­gue sien­do due­ña de be­llos atar­de­ce­res

El mu­ni­ci­pio ca­be­ce­ra de la pro­vin­cia Val­ver­de se sien­te or­gu­llo­so de su gen­te y la pro­duc­ción de ba­nano

El Caribe - - Portada - WENDY ALMONTE wal­mon­[email protected]­ca­ri­be.com.do Fo­tos: Wil­son Ara­ce­na

LLa ciu­dad de los be­llos atar­de­ce­res y la ca­pi­tal del ba­nano son dos de los seu­dó­ni­mos con los que se co­no­ce la pro­vin­cia Val­ver­de, en es­pe­cial la ciu­dad de Mao, ubi­ca­da en la re­gión no­roes­te o Ci­bao Oc­ci­den­tal del país. Di­vi­di­da en los mu­ni­ci­pios Mao, Es­pe­ran­za y La­gu­na Sa­la­da y diez dis­tri­tos mu­ni­ci­pa­les, Val­ver­de es una de las pro­vin­cias más pe­que­ña del país y ocu­pa el lu­gar 28 en cuan­to a su­per­fi­cie con 1.7% del te­rri­to­rio na­cio­nal.

Su crea­ción se re­mon­ta a la di­vi­sión de la pro­vin­cia San­tia­go en 1959, y lle­va su nom­bre en ho­nor al ge­ne­ral Jo­sé De­si­de­rio Val­ver­de, quien fue­ra Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca. Sus lí­mi­tes te­rri­to­ria­les son al nor­te con la pro­vin­cia Puer­to Pla­ta, al es­te y sur con la pro­vin­cia San­tia­go, y al oes­te con Mon­te­cris­ti y San­tia­go Ro­drí­guez.

La prin­ci­pal ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de es­ta pro­vin­cia que tie­ne una po­bla­ción que as­cien­de a las 118 mil ha­bi­tan­tes, es la agri­cul­tu­ra y la pe­cua­ria, des­ta­cán­do­se por su pro­duc­ción de ba­na­nos, ya que allí se pro­du­ce el 50 por cien­to del ba­nano que se ex­por­ta del país. Ade­más se cul­ti­va arroz y fru­tos me­no­res.

El sec­tor Zo­na Fran­ca tam­bién es una fuen­te de sos­tén eco­nó­mi­ca, aun­que ya no co­mo ha­ce unos años, cuan­do es­ta in­dus­tria co­lap­só, al igual que en otras zo­nas del país, por la cri­sis que pro­vo­có el he­cho de que mu­chos due­ños de zo­na fran­ca se fue­ran a otros paí­ses.

Pa­ra Mar­tín Pe­ña, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Agen­cia de Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co Lo­cal de Val­ver­de, en la úl­ti­ma dé­ca­da en es­ta pro­vin­cia se ob­ser­va un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co gra­cias a la pro­duc- ción del ba­nano, ya que cer­ca del 50% de la pro­duc­ción del ba­nano que se ex­por­ta a Eu­ro­pa se pro­du­ce aquí, lo que ha ge­ne­ra­do una di­ná­mi­ca a ni­vel de ge­ne­ra­ción de em­pleos y de in­gre­sos.

Otro fac­tor que ha pro­pi­cia­do el desa­rro­llo de Val­ver­de, de acuer­do con Pe­ña, es la pre­sen­cia de dos uni­ver­si­da­des en el te­rri­to­rio: La UASD Cen­tro Mao y la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de San­tia­go (UTESA) re­cin­to Mao. In­for­ma que los pro­fe­sio­na­les, en su ma­yo­ría, se que­dan en el te­rri­to­rio, y otros tie­nen que emi­grar por fal­ta de fuen­tes de em­pleo.

“Se as­pi­ra a que en la pro­vin­cia pue­dan desa­rro­llar otra ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas con em­pleos más dig­nos, con la ca­li­dad que se re­quie­re, y en ese sen- ti­do la pro­vin­cia tie­ne el re­to de avan­zar o desa­rro­llar otras ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas don­de se ge­ne­ren em­pleos de ca­li­dad”, sos­tie­ne Pe­ña. Otro in­di­ca­dor del desa­rro­llo en la pro­vin­cia es que allí tie­nen pre­sen­cia ca­si to­dos los ban­cos co­mer­cia­les del país, de­bi­do a la di­ná­mi­ca eco­nó­mi­ca que ha ge­ne­ra­do, so­bre to­do el ba­nano, afir­ma el di­rec­tor de Adel­va.

No obs­tan­te el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co re­gis­tra­do, Pe­ña afir­ma que aún la pro­vin­cia Val­ver­de, de acuer­do al ma­pa de po­bre­za ela­bo­ra­do por el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, Pla­ni­fi­ca­ción y Desa­rro­llo ha­ce unos años, te­nía un 56.3 de po­bre­za ge­ne­ral y un 18% de po­bre­za ex­tre­ma.

Ini­cia­ti­vas de Adel­va

Divisas

El sec­tor ba­na­ne­ro ge­ne­ra in­gre­sos por unos 130 mi­llo­nes de dó­la­res al año y gen­ra 20 mil em­pleos di­rec­tos”.

De­man­da

las con­di­cio­nes del puer­to de Man­za­ni­llo nos afec­ta, los bar­cos gran­des no pue­den acer­car­se, ne­ce­si­ta­mos su am­plia­ción”.

Una aban­de­ra del desa­rro­llo de la pro­vin­cia, tan­to en Mao, su mu­ni­ci­pio ca­be­ce­ra, co­mo en los de­más, es la Agen­cia pa­ra el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co Lo­cal de Val­ver­de, en­ti­dad que tie­ne di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas. Su di­rec­tor Mar­tín Pe­ña in­for­mó que a ni­vel del te­ma de la igual­dad de gé­ne­ro la pro­ble­má­ti­ca es muy con­cre­ta en cuan­to al des­em­pleo en las mu­je­res, a pe­sar de que su­pera a los hom­bres en for­ma­ción pro­fe­sio­nal.

“Adel­va es­tá tra­ba­jan­do pa­ra re­gu­la­ri­zar la de­sigual­dad que exis­te, lo pri­me­ro es que a tra­vés del pro­yec­to se ha tra­ba­ja­do en el te­ma de la sen­si­bi­li­za­ción de la po­bla­ción de los sec­to­res del te­rri­to­rio ha­cien­do vi­si­ble la pro­ble­má­ti­ca de la de­sigual­dad. Se han ini­cia­do ta­lle­res de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra mu­je­res crea­ti­vas e igual­men­te apo­ya­mos a las que ha­cen em­pren­di­mien­to”, ase­gu­ra Pe­ña.

Tam­bién tra­ba­jan dan­do apo­yo con el mi­cro­cré­di­to a tra­vés de la ini­cia­ti­va Fon­do Pa­ra el Desa­rro­llo de Val­ver­de, que es un pe­que­ño me­ca­nis­mo de fi­nan­cia­mien­to, e igual­men­te tra­ba­jan en lo­grar la aso­cia­ti­vi­dad de las mu­je­res que pro­du­cen ar­te­sa­nía pro­ve­nien­te del ba­nano que ha si­do im­pul­sa­do por Adel­va tam­bién en la se­gun­da con­vo­ca­to­ria de pro­yec­tos cul­tu­ra­les del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra.

La ar­te­sa­nía con­sis­te en ela­bo­rar a par­tir del se­bo ta­llo de la plan­ta del ba­nano, co­mo cua­dros, ca­nas­tas y otros. La idea es co­lo­car sus pro­duc­tos en el te­rri­to­rio na­cio­nal y aun­que no se ha avan­za­do mu­cho en la co­mer­cia­li­za­ción, se tra­ba­ja en mon­tar una ga­le­ría en la pro­vin­cia, e igual­men­te desa­rro­llar una mar­ca. Ac­tual­men­te mu­chas per­so­nas la com­pran pa­ra re­ga­lar­las a fa­mi­lia­res que vie­nen de fue­ra del país o las ins­ti­tu­cio­nes ba­na­ne­ras com­pran pa­ra re­ga­lar­lo tam­bién a sus co­mer­cia­li­za­do­res

“Igual­men­te se ha es­ta­ble­ci­do un Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción pa­ra ca­pa­ci­tar a las mu­je­res en tec­no­lo­gía e igual­men­te den­tro de las ac­cio­nes de for­ta­le­ci­mien­to de ca­pa­ci­da­des pa­ra que pue­dan in­ser­tar­se en la vi­da la­bo­ral y ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va de au­to­em­pleo en sen­ti­do ge­ne­ral¨, in­for­ma Mar­tín Pe­ña.

Di­jo que la pro­vin­cia aún o ha des­pe­ga­do co­mo des­tino tu­rís­ti­co, pe­ro Adel­va vie­ne acom­pa­ñan­do la ar­ti­cu­la­ción del Clús­ter Tu­rís­ti­co con Pers­pec­ti­va de Gé­ne­ro, y jun­to a un pro­yec­to con el apo­yo de la JICA y el Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo en la re­gión. En ese sen­ti­do, se han iden­ti­fi­ca­do al­gu­nos po­ten­cia­les de Val­ver­de: en pri­mer la ru­ta del ba­nano co­mo una ac­ti­vi­dad agro­tu­rís­ti­ca que pue­de atraer tan­to a tu­ris­tas na­cio­na­les co­mo ex­tran­je­ros pa­ra co­no­cer el pro­ce­so de pro­duc­ción del ba­nano y otros com­ple­men­tos. Otro po­ten­cial son los ríos, la par­te de eco­tu­ris­mo y eco­aven­tu­ra.

Des­de el pun­to de vis­ta his­tó­ri­co y cul­tu­ral, in­for­ma Pe­ña, tie­nen el te­ma del mo­nu­men­to a la Ba­rran­qui­tas, en ho­nor a los hé­roes de la ba­ta­lla de La Ba­rran­qui­ta, y su car­na­val. Otros atrac­ti­vos de la pro­vin­cia son la Fur­nia de Gu­ra­bo, un área pro­te­gi­da que es­tá ubi­ca­da en la sec­ción Los Que­ma­dos pró­xi­mo a Ca­ci­que Mon­ción; el área pro­te­gi­da el par­que Piky Lo­ra, pró­xi­mo al mu­ni­ci­pio de Mao. Cuen­tan con dos ho­te­les de ma­yor in­fra­es­truc­tu­ra y otros de me­nor ta­ma­ño, que en to­tal cuen­tan con unas 150 ha­bi­ta­cio­nes pa­ra al­ber­gar a vi­si­tan­tes.

Sec­tor ba­na­ne­ro

Sin lu­gar a du­das, el sec­tor ba­na­ne­ro es la em­pre­sa más im­por­tan­te de la pro­vin­cia, don­de cuen­tan con una pro­duc­ción de cer­ca de 139 mil ta­reas sem­bra­das, ge­ne­ran­do un in­gre­so de unos 130 mi­llo­nes de dó­la­res al año, se­gún afir­mó Ju­lio Cé­sar Es­té­vez, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción Pro­duc­to­res de Ba­nano (Ado­ba­nano).

Es­te ren­glón de la eco­no­mía em­plea 20 mil per­so­nas di­rec­tas y cin­co mil in­di­rec­tas, que tra­ba­jan en los pro­ce­sos que son es­po­rá­di­cos y se vi­ven mo­vien­do de una finca a otra. La ma­yor par­te del ba­nano que se co­se­cha es pa­ra ex­por­ta­ción, del cual cer­ca de un 95 por cien­to va a Eu­ro­pa, y el otro cin­co por cien­to va a las is­las pe­que­ñas, co­mo Mar­ti­ni­ca, y muy po­co a Es­ta­dos Uni­dos, mer­ca­do en que tie­nen que tra­tar de in­ci­dir más, se­gún Es­té­vez.

Es­té­vez re­ve­ló que el 60 por cien­to de las ex­por­ta­cio­nes se ha­ce por el puer­to de Man­za­ni­llo, y el 40 por cien­to por Cau­ce­do, pe­ro que las con­di­cio­nes del puer­to de Man­za­ni­llo les afec­ta, ya que no le per­mi­te a los bar­cos gran­des que se acer­quen, ya que ne­ce­si­ta más pro­fun­di­dad, por lo que pi­den su re­pa­ra­ción. “Tam­bién que­re­mos ver si el Go­bierno asu­me co­mo un co­mer­cio, la cons­truc­ción de un cuar­to frío, no­so­tros le pa­ga­ría­mos el al­qui­ler al es­ta­do, no es una do­na­ción, pa­ra po­der man­te­ner los con­te­ne­do­res fríos, un lu­gar don­de los ca­mio­nes pue­dan en­trar cuan­do lle­guen, que no se que­den fue­ra pa­ra que no se rom­pa la ca­de­na de frío, por­que se ace­le­ra la ma­du­ra­ción del ba­nano y pier­de ca­li­dad, pues to­ma de 15 a 16 días pa­ra lle­gar a Eu­ro­pa”, pre­ci­só.

La eco­no­mía es­tá ma­yor­men­te sus­ten­ta­da en la pro­duc­ción de ba­nano pa­ra ex­por­ta­ción.

Mao es co­no­ci­do por sus be­llos atar­de­ce­res.

Los po­ten­cia­les tu­rís­ti­cos de la pro­vin­cia es­tán iden­ti­fi­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.