Los de­mó­cra­tas no cal­cu­lan

El Caribe - - Dinero - AN­DRÉS DAUHAJRE HI­JO andy­dauhaj­[email protected]

El Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos es­tá ce­rra­do. To­do por un mu­ro de US$5 bi­llo­nes. Trump lo quie­re. Los de­mó­cra­tas l o re­cha­zan. Trump con­si­de­ra que el mu­ro ayu­da­ría a con­te­ner la in­mi­gra­ción ile­gal a tra­vés de la fron­te­ra. Aun­que re­co­no­ce que no la de­ten­dría en un 100%, con­si­de­ra que el mu­ro di­fi­cul­ta­ría la en­tra­da a los ile­ga­les y fa­ci­li­ta­ría el con­trol de la fron­te­ra con Mé­xi­co. Los de­mó­cra­tas, por al­gu­na ra­zón, se­ña­lan que el mu­ro no ser­vi­ría de na­da. Da­do que el mu­ro de Trump es de mayor en­ver­ga­du­ra y for­ta­le­za que la ver­ja, cer­ca o va­lla que Hi­llary Clin­ton apo­yó cuan­do vo­tó a fa­vor del “Se­cu­re Fen­ce Act del 2006” que lue­go fir­mó el Pre­si­den­te Geor­ge W. Bush, uno ten­dría que con­cluir que si el de Trump no ser­vi­ría de na­da pa­ra con­tro­lar o mo­de­rar la in­mi­gra­ción ile­gal, la ver­ja apo­ya­da por Hi­llary era un des­pil­fa­rro to­tal.

En el Par­ti­do De­mó­cra­ta es­tá cla­ro que na­die es­tá ha­cien­do los nú­me­ros. Per­ci­ben a Trump co­mo a un ni­ño mal­cria­do al que no quie­ren com­pla­cer con la eje­cu­ción de es­te pro­yec­to. Vea­mos la sig­ni­fi­can­cia de la in­ver­sión que Trump desea rea­li­zar. El PIB de Es­ta­dos Uni­dos en el 2019 as­cen­de­rá a 21,482.4 bi­llo­nes. Da­do que el mu­ro cos­ta­ría US$5 bi­llo­nes (US$5,000 mi­llo­nes), lo que Trump ha so­li­ci­ta­do es la au­to­ri­za­ción del Con­gre­so pa­ra in­ver­tir un 0.0233% del PIB en la cons­truc­ción de un mu­ro que di­fi­cul­te o ele­ve el cos­to de transac­ción y el ries­go de tra­tar de in­gre­sar ile­gal­men­te al te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se. En otros tér­mi­nos, más apro­pia­dos pa­ra no­so­tros, lo que Trump ha so­li­ci­ta­do al Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano se­ría to­tal­men­te equi­va­len­te a que Da­ni­lo so­li­ci­te a nues­tros con­gre­sis­tas la asig­na­ción de 20 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra cons­truir el mu­ro en la fron­te­ra do­mi­ni­co-hai­tia­na. Es­toy se­gu­ro que si nues­tro mu­ro pu­die­se ha­cer­se con só­lo 20 mi­llo­nes de dó­la­res, nin­gún con­gre­sis­ta vo­ta­ría en con­tra de di­cha asig­na­ción.

Los de­mó­cra­tas po­drían ar­gu­men­tar que los US$5 bi­llo­nes que cos­ta­ría el mu­ro, ele­va­rían el dé­fi­cit fis­cal de ma­ne­ra exa­ge­ra­da, re­qui­rien­do un mayor fi­nan­cia­mien­to del dé­fi­cit vía el en­deu­da­mien­to pú­bli­co. Vea­mos. En el 2019, el dé­fi­cit del Go­bierno Ge­ne­ral en EUA as­cen­de­rá a US$1,066.7 bi­llo­nes. ¿En cuán­to au­men­ta­ría el mu­ro de Trump el dé­fi­cit fis­cal del 2019? La in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra fí­si­ca de U$5 bi­llo­nes re­que­ri­da pa­ra cons­truir el mu­ro, ele­va­ría el PIB a tra­vés del co­no­ci­do efec­to del mul­ti­pli­ca­dor de la in­ver­sión pú­bli­ca. Si asu­mi- mos el es­ti­ma­do de 1.5 de Blan­chard y Leigh (Oli­vier J., and Da­niel Leigh, 2013, “Growth Fo­re­cast Errors and Fis­cal Mul­ti­pliers”, Ame­ri­can Eco­no­mic Re­view, vol. 103, no. 3, 117–20) y que los US$5 bi­llo­nes se gas­ten to­tal­men­te en el 2019, el PIB au­men­ta­ría en US$7.5 bi­llo­nes. Un au­men­to del PIB de US$7.5 bi­llo­nes ge­ne­ra­ría un au­men­to en los in­gre­sos del Go­bierno cer­cano a US$2.3 bi­llo­nes. En con­se­cuen­cia, el dé­fi­cit fis­cal au­men­ta­ría en US$2.7 bi­llo­nes (US$5 – US$2.3), pa­san­do de US$1,066.7 a US$1,069.4 bi­llo­nes. En otras pa­la­bras, pa­sa­ría de 4.97% a 4.98% del PIB. Re­don­dean­do, pa­sa­ría de 5.0% a 5.0% del PIB. ¿Y es por ese au­men­to im­per­cep­ti­ble del dé­fi­cit fis­cal, que los de­mó­cra­tas han lle­va­do a Trump a de­ci­dir el cie­rre del Go­bierno de la eco­no­mía más po­de­ro­sa del mun­do? Co­mo di­ría Gonzalo, el pri­mo del Pa­trón del Mal, ‘no jo­dás’.

Los de­mó­cra­tas no pa­re­cen es­tar le­yen­do bien las se­ña­les de es­tos tiem­pos. La preo­cu­pa­ción so­bre la in­mi­gra­ción des­con­tro­la­da e ile­gal en mu­chos ca­sos, ha es­ta­do cre­cien­do en el ran­king de per­cep­ción de los pro­ble­mas en las en­cues­tas que se rea­li­zan en las na­cio­nes desa­rro­lla­das. Una encuesta de Mor­ning Con­sult + Po­lí­ti­co rea­li­za­da el 4-6 de enero de es­te año en Es­ta­dos Uni­dos, revela que el te­ma de los Asun­tos de Se­gu­ri­dad co­mo te­rro­ris­mo, po­lí­ti­ca ex­te­rior y se­gu­ri­dad en la fron­te­ra apa­re­cen en se­gun­da po­si­ción co­mo de­to­nan­tes del vo­to, por de­ba­jo úni­ca­men­te del ren­glón Asun­tos Eco­nó­mi­cos que abar­ca los te­mas de im­pues­tos, sa­la­rios, tra­ba­jo, des­em­pleo y gas­to. El 67% de los vo­tan­tes con­si­de­ra de al­tí­si­ma o im­por­tan­te prio­ri­dad la apro­ba­ción de una ley de in­mi­gra­ción con­tra un 8% que se­ña­la que no de­be­ría apro­bar­se. Asi­mis­mo, el 42% se­ña­la que la cons­truc­ción de un mu­ro en la fron­te­ra con Mé­xi­co es de al­tí­si­ma o im­por­tan­te prio­ri­dad con­tra un 32% que afir­ma que no de­be cons­truir­se. Si us­ted agre- ga a es­to que los vo­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses con­fie­ren más con­fian­za a los re­pu­bli­ca­nos ma­ne­jan­do la Eco­no­mía (43% vs. 36%), el Em­pleo (44% vs. 35%), y la In­mi­gra­ción (42% vs. 38%), la po­se de re­cha­zo al mu­ro con dé­bi­les ar­gu­men­tos y sin pre­sen­tar op­ción al­ter­na­ti­va de los de­mó­cra­tas, uni­da a la pro­pues­ta de la ‘jo­ven es­tre­lla’ de los de­mó­cra­tas en NY, la re­pre­sen­tan­te Oca­sio-Cor­tez, de es­ta­ble­cer ta­sas mar­gi­na­les má­xi­mas de has­ta 70% pa­ra gra­var los sa­la­rios por en­ci­ma de de­ter­mi­na­do ni­vel, ha­ce pen­sar que só­lo la re­ce­sión que pro­nos­ti­ca Larry Sum­mers po­dría evi­tar el triun­fo de Trump en el 2020.

Un as­pec­to que no se ha con­si­de­ra­do en el de­ba­te es el im­pac­to que tie­ne so­bre el país ve­cino de me­no­res in­gre­sos el es­ta­ble­ci­mien­to de ba­rre­ras que con­tri­bu­yan a re­du­cir la in­mi­gra­ción des­con­tro­la­da e ile­gal. La exis­ten­cia de una fron­te­ra to­tal­men­te po­ro­sa que per­mi­te al país de me­no­res in­gre­sos con­tar con una vál­vu­la de es­ca­pe per­ma­nen­te­men­te abier­ta ope­ra, en la prác­ti­ca, co­mo una “Dutch di­sea­se” o en­fer­me­dad ho­lan­de­sa. Los que emi­gran en­vían dó­la­res en for­ma de re­me­sas, lo que ele­va el va­lor de la mo­ne­da lo­cal frente al dó­lar, ero­sio­nan­do la ren­ta­bi­li­dad de las ac­ti­vi­da­des de ex­por­ta­ción de bie­nes y ser­vi­cios. El año pa­sa­do, Mé­xi­co re­ci­bió US$33,786 mi­llo­nes en re­me­sas en­via­das por sus emi­gran­tes, 97% de los cua­les re­si­den en Es­ta­dos Uni­dos. Los in­gre­sos por re­me­sas en Mé­xi­co re­pre­sen­ta­ron un 7% de sus in­gre­sos por ex­por­ta­cio­nes de bie­nes y ser­vi­cios en el 2018. Con­tar con una vál­vu­la de es­ca­pe per­ma­nen­te es pa­ra mu­chos una ben­di­ción. No tie­nen en cuen­ta, sin em­bar­go, que di­cha vál­vu­la pue­de con­tri­buir a di­la­tar o pos­po­ner las re­for­mas in­ter­nas ne­ce­sa­rias y a de­man­dar mayor efi­cien­cia en el di­se­ño y eje­cu­ción de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas. ¿Un ejem­plo? La de­ci­sión del nue­vo Pre­si­den­te de can­ce­lar un pro­yec­to en eje­cu­ción co­mo el nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na- cio­nal de Mé­xi­co. No co­noz­co un país desa­rro­lla­do cu­ya es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to y pro­gre­so eco­nó­mi­co y so­cial se ha­ya sus­ten­ta­do en una emi­gra­ción con­si­de­ra­ble de sus re­cur­sos hu­ma­nos y la re­cep­ción de cuan­tio­sas re­me­sas en­via­das por sus emi­gran­tes.

Nancy Pe­lo­si y Chuck Schum­mer, an­tes de vol­ver a re­unir­se con Trump, de­be­rían qui­zás ha­cer una pa­ra­da en Chap­pa­cua, New York. Es po­si­ble que Hi­llary Clin­ton los ha­ga en­ten­der que la po­si­ción ex­tre­mis­ta que han adop­ta­do en es­tos tiem­pos de cre­cien­te preo­cu­pa­ción en mu­chas na­cio­nes por la des­con­tro­la­da in­mi­gra­ción ile­gal, no re­sul­ta pru­den­te ni con­ve­nien­te pa­ra las as­pi­ra­cio­nes de los de­mó­cra­tas de re­cu­pe­rar la Casa Blan­ca en el 2020. A me­dia­dos de no­viem­bre del año pa­sa­do, Hi­llary afir­mó que “Eu­ro­pa ne­ce­si­ta con­tro­lar la mi­gra­ción por­que es lo que en­cien­de la lla­ma”. Se­ña­ló que, si los lí­de­res de Eu­ro­pa quie­ren con­te­ner la pro­pa­ga­ción del po­pu­lis­mo de de­re­cha en el Con­ti­nen­te, de­ben en­viar men­sa­jes más fuer­tes de que no con­ti­nua­rán ofre­cien­do “re­fu­gio y apo­yo” a los in­mi­gran­tes. Hi­llary ha­ría bien si en­vía ese mis­mo men­sa­je a los lí­de­res de su par­ti­do. Só­lo ten­dría que sus­ti­tuir “de Eu­ro­pa” por “de­mó­cra­tas de Es­ta­dos Uni­dos”.

¿Nancy y Chuck quie­ren real­men­te fas­ti­diar a Trump? Reú­nan­se con él, re­cha­cen un mu­ro de US$5 bi­llo­nes y dí­gan­le que só­lo apo­ya­rían uno de US$6 bi­llo­nes. Ya no po­dría lla­mar­le Trump Wall. Des­pués de to­do, el dé­fi­cit fis­cal, re­don­dean­do, se que­da­ría igual, 5% del PIB. Pa­ra­li­zar un go­bierno por US$5 bi­llo­nes, no lu­ce bien cuan­do al mis­mo tiem­po, en Chi­na, de un plu­ma­zo, Xi, pa­ra es­ti­mu­lar el cre­ci­mien­to, au­to­ri­za US$125 bi­llo­nes en nue­vos pro­yec­tos de tre­nes de al­ta ve­lo­ci­dad.

Los ar­tícu­los de Andy Dauhajre en el­Ca­ri­be pue­den ser leí­dos en www.el­ca­ri­be.com. do, PA­NO­RA­MA, Opi­nio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.