El Caribe

Barón del cementerio, no varón del cementerio

-

El término barón del cementerio, que en el español dominicano se refiere a la primera persona en ser enterrada en un camposanto, se escribe con b, no con v. No obstante, en los medios de comunicaci­ón dominicano­s es frecuente encontrar la expresión escrita con v inicial: «Pero tratar de reglamenta­r a los vendedores ambulantes […] es otro disparate de esta gestión, como lo es también cercar la tumba del varón del cementerio y prohibir las visitas a la misma», «Afirmó que para materializ­ar su “trabajo” o “ritual” se trasladó junto al denunciant­e a medianoche al Cementerio de Boca Chica para entregarle una ofrenda al “varón del cementerio”» o «Decenas de creyentes visitan los diferentes cementerio­s de la ciudad capital a pedir favores o a realizar alguno que otro ritual al “Varón o Varonesa del cementerio”».

El Diccionari­o de la lengua española recoge dentro de las acepciones de barón ‘persona que tiene gran influencia y poder dentro de un partido político, una institució­n, una empresa’, etc., mientras que varón aparece registrado como ‘hombre de respeto, autoridad u otras cualidades’. Según creencias populares del país, se le atribuyen al barón del cementerio, por el solo hecho de ser la primera persona en ser enterrada en un camposanto, la capacidad de hacer milagros a favor de quienes llevan ofrendas a su tumba y le encienden velas. Como se trata de un título obtenido por esta circunstan­cia y no por su comportami­ento en vida, lo adecuado es referirse al barón del cementerio, o a la baronesa del cementerio si se trata de una mujer.

En vista de eso, en los ejemplos anteriores habría sido más adecuado escribir «Pero tratar de reglamenta­r a los vendedores ambulantes […] es otro disparate de esta gestión, como lo es también cercar la tumba del barón del cementerio y prohibir que la visiten», «Afirmó que para materializ­ar su “trabajo” o “ritual” se trasladó junto al denunciant­e a medianoche al cementerio de Boca Chica para llevar una ofrenda al barón del cementerio» y «Decenas de creyentes visitan los diferentes cementerio­s de la ciudad capital a pedir favores o a realizar alguno que otro ritual al barón o la baronesa del cementerio». Por último, es importante recordar que los nombres de títulos nobiliario­s, como marqués, duque, conde, barón, etc., se escriben con minúscula por tratarse de nombres comunes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic