De­sa­lo­jo de Hai­tí Chi­qui­to

El Tiempo - - ESPEJO DE EL TIEMPO - di­ne­ca­ri­be­[email protected] Lie­mier La­ba G.

Ama­ne­ci­mos el vier­nes pa­sa­do con la vía que co­mu­ni­ca a El Cor­te­ci­to con Pla­za Bá­va­ro ce­rra­da, por­que se rea­li­za­ba el de­sa­lo­jo del Ba­tey Hai­tí Chi­qui­to. La in­for­ma­ción nos pro­du­jo un cho­que de sen­ti­mien­tos, en­tre la tris­te­za y la ale­gría. En el pri­mer ca­so, por el mal ra­to que pa­sa­ron y es­tán pa­san­do los ni­ños que vi­vían en la zo­na y que hoy le to­ca­ba ir a la es­cue­la, pe­ro se en­con­tra­ron con es­ta pe­sa­di­lla ma­tu­ti­na, po­bre­ci­tos sin te­ner nin­gu­na cul­pa de las ac­cio­nes de sus pa­dres, bue­nas o ma­las; de igual for­ma, nos to­có pro­fun­da­men­te la si­tua­ción de los an­cia­nos que ha­bi­ta­ban en ese lu­gar, sin las mas mí­ni­mas con­di­cio­nes bá­si­cas pa­ra vi­vir dig­na­men­te y, fi­nal­men­te, nos dio mu­cha pe­na ver a las mu­je­res gri­tar sin es­pe­ran­zas.

Hai­tí Chi­qui­to nun­ca de­bió es­tar en ese lu­gar, sino fue­ra por la irres­pon­sa­bi­li­dad de las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes, que son tan ne­gli­gen­tes pa­ra pre­ve­nir las ma­las ac­cio­nes de los ciu­da­da­nos y muy len­tos pa­ra co­rre­gir­las, de­jan­do que en el tiem­po se em­peo­ren las co­sas, pa­ra en­ton­ces to­mar ac­cio­nes co­rrec­ti­vas, ya cuan­do los ma­les se con­vier­ten en pro­ble­mas so­cia­les, co­mo es es­te ca­so.

Es fun­ción del Es­ta­do es re­co­no­cer y ga­ran­ti­zar el de­re­cho de pro­pie­dad, con­for­me lo es­ta­ble­ce el ar­tícu­lo 51 de la Cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, pe­ro no ol­vi­de­mos que la Ley 108-05, de Re­gis­tro In­mo­bi­lia­rio, es­ta­ble­ce pla­zos pa­ra que las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes ac­túen fren­te a las vio­la­cio­nes de pro­pie­da­des pri­va­das; en­ton­ces, ¿por qué es­pe­rar tan­to tiem­po pa­ra ha­cer jus­ti­cia?

Hay un vie­jo re­frán que di­ce: “Cuan­do veas las bar­bas de tu ve­cino ar­der, pon las tu­yas en re­mo­jo”. Es­to di­go por to­dos aque­llos que vi­ven en te­rre­nos in­va­di­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.