Pro­mo­to­res de las to­rres en Ma­cao ce­le­bran Vis­ta Pú­bli­ca lue­go de dar pri­mer pi­ca­zo

El Tiempo - - PORTADA - Ju­lio González jgon­za­[email protected]­to­ra­ba­va­ro.com

Inex­pli­ca­ble­men­te, los in­ver­sio­nis­tas del con­tro­ver­sial pro­yec­to pro­ce­die­ron a re­que­rir la opi­nión de la co­mu­ni­dad, lue­go de ago­tar una se­rie de ges­tio­nes pa­ra la ob­ten­ción de per­mi­sos an­te va­rios mi­nis­te­rios gu­ber­na­men­ta­les y la Al­cal­día de Hi­güey. Lo nor­mal es que es­ta fa­se se reali­ce an­tes de ini­ciar­se una obra, pe­ro en es­te ca­so se hi­zo to­do lo con­tra­rio.

MA­CAO. “Pri­me­ro dis­pa­ra y des­pués ave­ri­gua”. Es­te re­frán po­pu­lar al pa­re­cer fue apli­ca­do por la ca­de­na mexicana Pa­la­ce Re­sorts pa­ra rea­li­zar la con­sul­ta pú­bli­ca del pro­ce­so de eva­lua­ción de im­pac­to am­bien­tal de la cons­truc­ción del ho­tel Moon Pa­la­ce, en la zo­na de Ma­cao, en Ve­rón-Pun­ta Ca­na, cu­ya obra ade­más es­ti­ma la edi­fi­ca­ción de dos to­rres de unos 18 ni­ve­les ca­da una.

Y es que es­ta com­pa­ñía, lue­go de ago­tar una se­rie de pro­ce­di­mien­tos pa­ra la ob­ten­ción de los per­mi­sos de cons­truc­ción en­tre va­rios mi­nis­te­rios y la Al­cal­día de Hi­güey, y des­pués de rea­li­zar­se el ac­to de pri­mer pi­ca­zo de los tra­ba­jos de la obra, que en­ca­be­zó el pro­pio pre­si­den­te Da­ni­lo Me­di­na, de­ci­dió el pa­sa­do jue­ves efec­tuar el lla­ma­do a Vis­ta Pú­bli­ca de as­pec­tos am­bien­ta­les del pro­yec­to Ma­cao Al­to Re­sort.

Las de­no­mi­na­das To­rres de Ma­cao ha si­do una de las obras que ha ge­ne­ra­do ma­yor in­cer­ti­dum­bre y de­ba­tes en­tre sec­to­res de la so­cie­dad ci­vil, pues­to que rom­pe­ría con el mo­de­lo de ba­ja den­si­dad que has­ta aho­ra pre­do­mi­na en Ve­rón-Pun­ta Ca­na.

Ade­más, ha traí­do po­lé­mi­cas en­tre em­pre­sa­rios ho­te­le­ros y el Go­bierno, a tal pun­to que la Aso­cia­ción de Ho­te­les y Pro­yec­tos Tu­rís­ti­cos del Es­te (Aso­les­te) y la Aso­cia­ción de Ho­te­les y Tu­ris­mo de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na (Aso­naho­res), se han opues­to al desa­rro­llo de es­ta cons­truc­ción, lue­go de una se­rie de cues­tio­na­mien­tos al mo­de­lo de al­tu­ra que se pre­ten­de ins­tau­rar.

Co­mo con­se­cuen­cia de esas mar­ca­das di­fe­ren­cias y el ar­güi­do de­ba­te que desde el seno de la so­cie­dad ci­vil se ha sus­ci­ta­do en los úl­ti­mos días, la con­vo­ca­to­ria a vis­ta pú­bli­ca es­tu­vo lle­na de in­cer­ti­dum­bres, áni­mos en­cen­di­dos en­tre los di­fe­ren­tes ac­to­res so­cia­les y fuer­tes me­di­das de seguridad pa­ra evi­tar en­fren­ta­mien­tos.

LOS HE­CHOS

En la en­tra­da de lo que es has­ta aho­ra el te­rreno de cons­truc­ción de las to­rres, jus­to en la ca­rre­te­ra vie­ja de Ma­cao, a po­cos me­tros del ho­tel Hard Rock, los agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal re­vi­sa­ban ca­da uno de los vehícu­los y per­so­nas que in­gre­sa­ban al lu­gar. Mu­chos au­to­bu­ses, re­ple­tos de co­mu­ni­ta­rios pro­ve­nien­tes de Hi­güey, Ve­rón, Bá­va­ro y Ma­cao iban lle­gan­do al si­tio, mien­tras la ten­sión se­guía creciendo.

Al mis­mo tiem­po, per­so­nal de Pa­la­ce Re­sorts en­tre­ga­ba for­mu­la­rios de preguntas vin­cu­la­das al pro­yec­to, a ob­je­to de que fue­ran lle­na­das por los par­ti­ci­pan­tes.

A es­ta Vis­ta Pú­bli­ca nin­gu­na de las al­tas au­to­ri­da­des dis­tri­ta­les, mu­ni­ci­pa­les, pro­vin­cia­les y na­cio­na­les hi­cie­ron ac­to de pre­sen­cia, al igual que los prin­ci­pa­les lí­de­res co­mu­ni­ta­rios de Ma­cao. So­lo asis­tió el ase­sor del Po­der Ejecutivo en Trans­por­te, Ma­no­lo Ra­mí­rez (Pu­pi­lo); el di­rec­tor del Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo en Bá­va­ro-Pun­ta Ca­na, Ruddy Pé­rez, y el co­man­dan­te del Des­ta­ca­men­to de la Po­li­cía Na­cio­nal en la zo­na, co­ro­nel Luís Fer­nan­do Sán­chez Me­jías.

Tam­bién, se die­ron ci­ta re­pre­sen­tan­tes de gre­mios, igle­sias, or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les, co­mu­ni­ca­do­res y em­pre­sa­rios de la pro­vin­cia La Al­ta­gra­cia. To­dos, an­tes de ini­ciar la Vis­ta Pú­bli­ca, co­men­ta­ban en­tre gru­pos sus pun­tos de vis­ta y ex­pec­ta­ti­vas de es­te pro­ce­so de con­sul­ta.

Al ini­ciar, re­pre­sen­tan­tes de la ca­de­na Pa­la­ce Re­sorts in­ter­vi­nie­ron pa­ra ex­pli­car ca­da uno de los as­pec­tos téc­ni­cos del pro­yec­to ho­te­le­ro. El diseño ar­qui­tec­tó­ni­co es­tu­vo a car­go de la ar­qui­tec­ta Gi­net­te Ga­rri­do; la des­crip­ción del te­ma de la ges­tión agua e in­ge­nie­ría de la cons­truc­ción fue desa­rro­lla­da por Mag­da Duar­te; la par­te hi­dro­grá­fi­ca por el in­ge­nie­ro Ra­fal Da­mi­rón, y las ac­cio­nes me­dioam­bien­ta­les por Fran­cis­co Ge­ral­dez, coor­di­na­dor am­bien­tal de Ma­cao Al­to Re­sort.

To­dos die­ron de­ta­lles so­bre la pre­sen­cia de los ho­te­les Pa­la­ce Re­sorts en di­fe­ren­tes paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na, los com­po­nen­tes del pro­yec­to, su diseño, te­rre­nos, im­pac­to so­cial, mer­ca­do, agua po­ta­ble, aguas re­si­dua­les, sis­te­ma de ges­tión de re­si­duos só­li­dos, elec­tri­ci­dad, cri­te­rios téc­ni­cos am­bien­ta­les y fac­to­res eco­nó­mi­cos, co­mo em­pleos, lle­ga­da de tu­ris­tas, en­tre otros.

Los asis­ten­tes escucharon ca­da una de las in­ter­ven­cio­nes de los en­car­ga­dos de dar a co­no­cer es­tas ac­cio­nes.

PLAN­TEA­MIEN­TOS

Al cul­mi­nar el ac­to, se les dio el de­re­cho de pa­la­bra y de for­mu­la­ción de preguntas a los re­pre­sen­tan­tes de la so­cie­dad ci­vil que allí se en­con­tra­ban pre­sen­tes. Mi­guel Ri­cart, en re­pre­sen­ta­ción de Down­town Pun­ta Ca­na, ex­pre­só su preo­cu­pa­ción del ca­rác­ter pú­bli­co de la Pla­ya Ma­cao, en vir­tud de la mag­ni­tud de la obra.

Los re­pre­sen­tan­tes de la ca­de­na Pa­la­ce Re­sorts ase­gu­ra­ron que es­te li­to­ral se­gui­rá sien­do pú­bli­co y que no se­rá in­ter­ve­ni­do. Tam­bién, el pre­si­den­te de la Co­mi­sión Ci­vil de Desa­rro­llo de la pro­vin­cia La Al­ta­gra­cia (Coc­de­pal), Da­río Yu­nes, ma­ni­fes­tó que la cons­truc­ción de las To­rres de Ma­cao cons­ti­tu­ye un avan­ce en cuan­to a la mo­der­ni­za­ción de la de­mar­ca­ción.

“No­so­tros que­re­mos fe­li­ci­tar

al Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te por ser un mo­men­to icó­ni­co pa­ra La Al­ta­gra­cia, por­que es la pri­me­ra vez que una vis­ta pú­bli­ca se de­mo­cra­ti­za, don­de es­tán to­dos los sec­to­res de las re­pre­sen­ta­cio­nes ge­nui­nas de la pro­vin­cia y pre­ci­sa­men­te en otras oca­sio­nes no se ha­bía he­cho es­to”, di­jo.

Sos­tu­vo que los po­zos de agua de­be­rían ser re­ti­ra­dos mí­ni­mo a sie­te ki­ló­me­tros, pa­ra que no ocu­rra con­ta­mi­na­ción acuí­fe­ra, co­mo en Bá­va­ro, que ex­traen el vi­tal lí­qui­do de las ca­ver­nas su­mer­gi­das, por lo que plan­teó que se to­men cartas en el asun­to pa­ra que evi­ten el de­te­rio­ro de la cos­ta.

El Co­le­gio Do­mi­ni­cano de In­ge­nie­ros, Ar­qui­tec­tos y Agri­men­so­res (Co­dia) se mos­tró a fa­vor de la cons­truc­ción de es­tas edi­fi­ca­cio­nes de 18 ni­ve­les. Y lue­go de es­cu­char las ex­pli­ca­cio­nes téc­ni­cas del equipo de pro­fe­sio­na­les de Pa­la­ce Re­sorts, el re­pre­sen­tan­te de es­te gre­mio en la pro­vin­cia, Rafael En­ri­que Mar­mo­leo, se­ña­ló que La Al­ta­gra­cia es un po­lo tu­rís­ti­co de im­por­tan­cia y que en ba­se a la me­ta del Go­bierno de 10 mi­llo­nes de tu­ris­tas, el mo­de­lo de den­si­dad al­ta per­mi­ti­ría ga­ran­ti­zar es­ta me­ta.

“No es lo mis­mo en­trar mil tu­ris­tas en ho­ri­zon­tal que en una to­rre, ya que en es­ta se ocu­pa mu­cho es­pa­cio y pue­de ge­ne­rar una ver­da­de­ra pro­tec­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les. Uno de los as­pec­tos que más nos preo­cu­pa­ba era el ac­ce­so di­rec­to de la po­bla­ción a la pla­ya, pe­ro el Go­bierno de­be­rá ga­ran­ti­zar es­to”, aco­tó Mar­mo­leo.

En re­pre­sen­ta­ción del Par­la­men­to Tu­rís­ti­co, Fer­nan­do Pla­ce­res, en­fa­ti­zó que des­pués de 40 años que los ho­te­le­ros han res­pe­ta­do el mo­de­lo de ba­ja den­si­dad en la zo­na, lo que va a ocu­rrir es que cual­quier in­ver­sio­nis­ta irá a don­de el mi­nis­tro de Tu­ris­mo a pe­dir la co­lo­ca­ción de más to­rres. Di­jo que con eso se pier­de lo que es el des­tino Pun­ta Ca­na, y lo que el vi­si­tan­te bus­ca cuan­do vie­ne a Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

A su jui­cio, el pro­yec­to de­be ga­ran­ti­zar que las edi­fi­ca­cio­nes al­tas es­tén fue­ra del en­torno de la pla­ya y que no sean vi­si­bles. Pla­ce­res di­ce que de no ha­cer­lo hay un ries­go de pér­di­da de 100 mil em­pleos, y que les preo­cu­pa enor­me­men­te el cam­bio de la nor­ma­ti­va que de­ja de la­do el éxi­to tu­rís­ti­co de la zo­na.

Mien­tras que Dio­ni­cio Ló­pez, co­mu­ni­ca­dor, co­mu­ni­ta­rio y can­di­da­to a dipu­tado de la pro­vin­cia La Al­ta­gra­cia, re­fi­rió que so­lo los re­gi­do­res de Hi­güey fue­ron los que tu­vie­ron opor­tu­ni­dad de co­no­cer los de­ta­lles de la obra, más no así los vo­ca­les de Ve­rón-Pun­ta Ca­na, tomando en cuen­ta que tam­bién re­pre­sen­tan el sen­tir los ha­bi­tan­tes de es­ta zo­na tu­rís­ti­ca.

Du­ran­te las in­ter­ven­cio­nes de los que to­ma­ron la pa­la­bra, bien sea pa­ra ex­pre­sar sus plan­tea­mien­tos o preguntas, una ba­rra de co­mu­ni­ta­rios a fa­vor de las to­rres exi­gía su cons­truc­ción por la ge­ne­ra­ción de em­pleos que po­dría be­ne­fi­ciar­los. Es­tas per­so­nas gri­ta­ban con­sig­nas en con­tra de quie­nes ma­ni­fes­ta­ban cues­tio­na­mien­tos a la obra y aplau­dían a quie­nes se mos­tra­ban a fa­vor.

La si­tua­ción ge­ne­ró mo­les­tias en los téc­ni­cos de la ca­de­na Pa­la­ce Re­sorts, que pe­dían si­len­cio y res­pe­to a ca­da una de las apre­cia­cio­nes. La Po­li­cía es­tu­vo aten­ta pa­ra evi­tar he­chos de vio­len­cia.

SIN CON­SUL­TAR

El pre­si­den­te de Aso­les­te, Er­nes­to Ve­loz, in­for­mó que no fue for­mal­men­te in­vi­ta­do a la Vis­ta Pú­bli­ca, y que en los ac­tua­les mo­men­tos hay un pro­ce­so con la jus­ti­cia que bus­ca la can­ce­la­ción de las au­to­ri­za­cio­nes otor­ga­das al pro­yec­to de las To­rres de Ma­cao.

“Que si­gan su pro­ce­so y que to­do les va­ya bien, sin co­me­ter el error de acu­sar al sec­tor ho­te­le­ro de pro­pi­ciar ac­cio­nes que no son co­rrec­tas; por eso he­mos pro­ce­di­do ju­di­cial­men­te”, ase­ve­ró.

Ve­loz afir­mó que se han mos­tra­do abier­tos al dia­lo­go real y no al que se di­ce pe­ro no se ha­ce. Asi­mis­mo, es­ti­ma que el Tri­bu­nal Su­pe­rior Ad­mi­nis­tra­ti­vo aco­ja el re­cla­mo del sec­tor.

La vis­ta pú­bli­ca que or­ga­ni­zó la ca­de­na Pa­la­ce Re­sorts, ge­ne­ró ten­sio­nes en­tre los pre­sen­tes quie­nes tie­nen dis­tin­tos pun­tos de vis­ta de la cons­truc­ción de dos to­rres de 18 pi­sos en Ma­cao.

Da­río Yu­nes y Fer­na­do Pla­ce­res, re­pre­sen­tan­tes de la so­cie­dad ci­vil du­ran­te su in­ter­ven­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.