Cápsula In­mo­bi­lia­ria

El Tiempo - - ESPEJO DE EL TIEMPO - di­ne­ca­ri­be­[email protected] Lie­mier La­ba G.

Los ar­tícu­los que van del 219 al 222, del Código de Tra­ba­jo de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, es­ta­ble­cen que el em­plea­dor es­tá obli­ga­do a pa­gar al tra­ba­ja­dor en el mes de di­ciem­bre el sa­la­rio de Na­vi­dad, a más tar­dar el día 20 del úl­ti­mo mes del año, aun­que el con­tra­to de tra­ba­jo se hu­bie­re re­suel­to con an­te­rio­ri­dad y sin te­ner en cuen­ta la cau­sa de la re­so­lu­ción.

El sa­la­rio de Na­vi­dad no es sus­cep­ti­ble de gravamen, em­bar­go, ce­sión o ven­ta, ni es­tá su­je­to al Im­pues­to So­bre la Ren­ta.

¿Qué ha­cer con el sa­la­rio de Na­vi­dad? Siem­pre ha­brá mu­chas op­cio­nes en la que us­ted po­drá in­ver­tir su di­ne­ro. Los equi­pos de mar­ke­ting de las di­fe­ren­tes em­pre­sas han pre­pa­ra­do di­fe­ren­tes cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad pa­ra atraer su aten­ción y lo­grar ven­der­le al­go en es­tas fies­tas.

Co­mo agen­te in­mo­bi­lia­rio, yo les su­gie­ro que in­vier­tan en bie­nes raí­ces, usan­do el suel­do 13 co­mo ini­cial de un solar, de un apar­ta­men­to o de una ca­sa; cla­ro, ca­da quien con­for­me a su ca­pa­ci­dad de pa­go.

Si in­vier­tes tu do­ble suel­do en ese ren­glón, es po­si­ble que ten­gas un buen re­cuer­do por mu­cho tiem­po.

In­ver­tir en bie­nes raí­ces es un buen ne­go­cio, si com­pras un solar hoy en un pre­cio, ma­ña­na lo pue­des ven­der más ca­ro y a ve­ces mu­cho más ca­ro, de igual for­ma, si no tie­nes tu ca­sa pro­pia esa es una ma­ne­ra de em­pe­zar.

En el ca­so de una vi­vien­da, sea apar­ta­men­to o ca­sa, si com­pras en plano, al ter­mi­nar el pro­yec­to y mu­chas ve­ces en el trans­cur­so de la cons­truc­ción, si de­ci­des re­ven­der pue­des ga­nar un buen di­ne­ri­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.