Dia­be­tó­lo­ga su­gie­re no ex­ce­der­se en la in­ges­ta de ali­men­tos en No­che­bue­na

El Tiempo - - VARIEDADES - Ro­may­ra Mor­la

HI­GÜEY. En es­ta épo­ca de­cem­bri­na las per­so­nas por lo ge­ne­ral tien­den a co­mer en ex­ce­so, to­man al­cohol, aumentan la in­ges­ta de gra­sas, go­lo­si­nas, no rea­li­zan ac­ti­vi­da­des fí­si­cas y en mu­chos ca­sos individuos que tie­nen una con­di­ción de sa­lud co­mo la dia­be­tes des­cui­dan su tra­ta­mien­to, arries­gán­do­se en su sa­lud.

La dia­be­tó­lo­ga y nu­trió­lo­ga de los gru­pos mé­di­cos Re­yes y Bal­ta­zar, Ju­lis­sa For­tu­na­to, ex­pli­có que se pue­de co­mer de “to­do”, siem­pre y cuan­do las per­so­nas lo ha­gan de ma­ne­ra equi­li­bra­da. Es de­cir, ser­vir­se en por­cio­nes pe­que­ñas, evi­tar co­mer­se la piel de las car­nes, ya que ahí se con­cen­tra la ma­yor can­ti­dad de gra­sa.

Ade­más, re­co­men­dó que en el me­nú de las ce­nas que se pre­pa­ren no só­lo en la No­che­bue­na, sino tam­bién en esos even­tos que se rea­li­zan pa­ra com­par­tir con ami­gos y fa­mi­lia­res, de­ba in­cluir­se siem­pre fru­tas y ve­ge­ta­les. Es­to pa­ra que ha­ya un equi­li­brio en los ali­men­tos y no se con­su­ma más ca­lo­rías de la que el cuer­po ne­ce­si­ta.

“Hay mu­chos mi­tos en los pa­cien­tes dia­bé­ti­cos. Por ejem­plo, que no pue­den co­mer arroz o yu­ca. Sin em­bar­go, si esa per­so­na man­tie­ne sus ni­ve­les de glu­co­sa con­tro­la­dos, pue­de co­mer de to­do, pe­ro de for­ma mo­de­ra­da. En el ca­so de in- ge­rir al­cohol, lo ideal se­ría no ex­ce­der­se de dos o tres co­pas de vino tin­to se­co o whisky, de­pen­dien­do lo que eli­ja be­ber; y si es cer­ve­za, no pue­den ser más de tres”, pun­tua­li­zó For­tu­na­to.

En cuan­to a los dul­ces, di­jo que lo más pru­den­te es co­mer fru­tas, co­mo uvas, man­za­nas, pi­ñas, man­go y pre­sen­tar­la de for­ma que se ha­gan atrac­ti­vas al pa­la­dar.

De igual ma­ne­ra, re­sal­tó que es de su­ma im­por­tan­cia ha­cer ejer­ci­cios. In­di­có que los pa­cien­tes dia­bé­ti­cos no de­ben des­cui­dar­se en su tra­ta­mien­to ni au­men­tar las do­sis por­que ha­yan in­ge­ri­do un po­co más de ali­men­tos, y así se evi­ta­rán una hi­per­glu­ce­mia o au­men­to de glu­co­sa en la san­gre. Tam­bién lle­var un mo­ni­to­reo en sus ca­sas de sus ni­ve­les de gli­ce­mia.

Hay mu­chos mi­tos en los pa­cien­tes dia­bé­ti­cos. Por ejem­plo, que no pue­den co­mer arroz o yu­ca.”

Ni­ños Fun­da­ción Viva de Co­lo­res

Doc­to­ra Ju­lis­sa For­tu­na­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.