Bal­do­me­ro Ji­mé­nez po­ne a cir­cu­lar li­bro so­bre Se­gu­ri­dad So­cial

El Tiempo - - VARIEDADES - Ro­may­ra Mor­la

HI­GÜEY. Re­cien­te­men­te el abo­ga­do y catedrático de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca del Es­te (Uca­de), Bal­do­me­ro Ji­mé­nez Ce­dano, pu­so en cir­cu­la­ción su li­bro “Pers­pec­ti­va de la Ley 87-01 y sus re­gla­men­tos”, con la fi­na­li­dad de apor­tar un tex­to que sir­va de con­sul­ta a to­dos los es­tu­dian­tes y pro­fe­sio­na­les de dis­tin­ta áreas, ya que en el país no exis­tía un li­bro que re­co­pi­la­ra sin­té­ti­ca­men­te, que es el sis­te­ma de se­gu­ri­dad so­cial.

El au­tor ex­pli­có que en es­ta obra el lec­tor po­drá co­no­cer sus de­re­chos, obli­ga­cio­nes y el pro­ce­di­mien­to a se­guir en ca­da uno de los ca­sos de la nor­ma­ti­va pa­ra el se­gu­ro de pen­sión, fa­mi­liar y de sa­lud, do­tán­do­les una he­rra­mien­ta que les per­mi­ta di­fe­ren­ciar si se vio­lan sus de­re­chos.

Ade­más, ci­tó que el Fon­do de Pen­sio­nes ac­tual­men­te pu­bli­có que tie­ne más de mil mi­llo­nes acu­mu­la­dos por con­cep­to de la pen­sión de so­bre­vi­ven­cia y mu­cha gen­te no lo re­cla­ma por pu­ro des­co­no­ci­mien­to.

“Tam­bién es­tá la pen­sión de ve­jez que mu­chas per­so­nas no se dan cuen­ta que tie­nen di­ne­ro acu­mu­la­do y por una en­fer­me­dad crónica, en­ton­ces no lo so­li­ci­tan por­que no co­no­cen sus de­re­chos”, en­fa­ti­zó.

Asi­mis­mo, re­sal­tó que pa­ra te­ner de­re­cho a una pen­sión por ve­jez, el afi­lia­do de­be te­ner 60 años de edad, ha­ber co­ti­za­do du­ran­te un mí­ni­mo de 30 años, cuan­do se tie­ne 57 años, de­be ha­ber acu­mu­la­do un fon­do de ju­bi­la­ción su­pe­rior al 50 por cien­to de la pen­sión mí­ni­ma.

Mien­tras que el de­re­cho a pen­sión por dis­ca­pa­ci­dad to­tal se ad­quie­re cuan­do el afi­lia­do su­fre una en­fer­me­dad crónica o le­sión per­ma­nen­te, sin im­por­tar su ori­gen, es de­cir, cuan­do su ca­pa­ci­dad pa­ra el tra­ba­jos se re­du­ce a la mi­tad de su ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va. La pen­sión por dis­ca­pa­ci­dad to­tal se­ría igual al 60 por cien­to del sa­la­rio de la per­so­na, se­ña­la.

En cuan­to a la pen­sión por so­bre­vi­ven­cia, sos­tie­ne que al tra­ba­ja­dor afi­lia­do ese di­ne­ro le co­rres­pon­de co­mo el re­sul­ta­do de las de­duc­cio­nes que le ha­cía la em­pre­sa de su sa­la­rio, ade­más, del com­ple­men­to que pa­ga­ba la em­pre­sa por él, cuan­do el afi­lia­do fa­lle­ce, sus be­ne­fi­cia­rios le­ga­les re­ci­bi­rán no me­nor del 60 por cien­to del sa­la­rio con el que co­ti­zó en los úl­ti­mos tres años. Es­te mon­to se di­vi­de en dos mi­ta­des; una pa­ra el cón­yu­ge y la otra pa­ra los hi­jos.

Bal­do­me­ro Ji­mé­nez, au­tor del li­bro Pers­pec­ti­va de la Ley 87-01 y sus re­gla­men­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.