El mun­do de He­len

Estilos - - Contents -

La pe­rio­dis­ta He­len Nú­ñez re­na­ce en el mun­do di­gi­tal.

La exi­to­sa ca­rre­ra de He­len Nú­ñez en los dia­rios im­pre­sos re­na­ce en el mun­do di­gi­tal. A es­ta nue­va eta­pa se su­ma su in­de­te­ni­ble fuer­za fe­me­ni­na, mien­tras con­quis­ta te­rri­to­rios abo­nan­do el ca­mino pa­ra que otros tam­bién lo lo­gren. La nue­va web (www.he­len­nu­nez.com) tra­ta te­mas pa­ra em­pren­der y ofre­ce con­se­jos pa­ra jó­ve­nes madres, sin aban­do­nar la ac­tua­li­dad y fres­cu­ra propia de las pla­ta­for­mas vir­tua­les. Ella mis­ma nos cuen­ta los de­ta­lles de es­ta no­ve­dad. ¿De dón­de na­ce el im­pul­so pa­ra to­mar es­ta de­ci­sión tan im­por­tan­te? Tra­ba­jar du­ran­te los úl­ti­mos 10 años co­mo edi­to­ra en je­fe de dos re­vis­tas im­pre­sas me ins­pi­ró a con­ti­nuar pro­du­cien­do, crean­do con­te­ni­dos de be­ne­fi­cio tan­to pa­ra la jo­ven ma­dre que ne­ce­si­ta con­se­jos so­bre có­mo so­bre­lle­var te­mas de tan her­mo­sa eta­pa de la vi­da de una mujer, co­mo pa­ra ese em­pren­de­dor que quie­re sa­lir ade­lan­te con su idea de ne­go­cio pro­pio. Es­to des­de una pla­ta­for­ma di­fe­ren­te, que es la di­gi­tal. Pien­so con­ti­nuar ejer­cien­do mi ca­rre­ra pe­rio­dís­ti­ca desa­rro­llan­do una web ba­sa­da en ex­pe­rien­cias de vi­da, así co­mo te­mas de in­ves­ti­ga­ción que sir­van de ali­cien­te a esa ju­ven­tud ávi­da de in­for­ma­ción pa­ra que con­tri­bu­ya a su dia­rio vi­vir. He­len­nu­nez.com es una web crea­da en be­ne­fi­cio de quien me hon­re con su tiem­po de lec­tu­ra de­trás de la pan­ta­lla de su compu­tado­ra o mó­vil.

De­jar la se­gu­ri­dad de 10 años en los me­dios pa­ra ex­plo­rar, ¿qué tan di­fí­cil fue? Mis años co­mo edi­to­ra fue­ron ma­ra­vi­llo­sos, siem­pre so­ñé en con­ver­tir­me en ello, me pre­pa­ré, y se me dio la opor­tu­ni­dad de lo­grar­lo. En el trans­cur­so co­no­cí a gen­te muy va­lio­sa, des­bor­dan­te de ta­len­to, apren­dí mu­cho, de mis co­le­gas, de los en­tre­vis­ta­dos, de los lec­to­res, así co­mo de mis erro­res. Tu­ve la opor­tu­ni­dad de en­se­ñar, de co­no­cer jó­ve­nes pe­rio­dis­tas lle­nos de gran­des me­tas tam­bién, así que al lle­gar el mo­men­to de mar­char­me lo hi­ce con la sa­tis­fac­ción de to­das es­tas ex­pe­rien­cias acu­mu­la­das, pe­ro en­ten­dí que es­ta fue una eta­pa lo­gra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.