Co­noz­ca­mos Los Hai­ti­ses

Estilos - - En Portada -

Es­tá bueno de ver las fo­tos de los de­más: ar­ma tu mo­chi­la y sal al amanecer. Una vez que lle­gas, si eres de los que dis­fru­tas de la na­tu­ra­le­za, que­da­rás im­pre­sio­na­do. Su bien­ve­ni­da es un la­be­rin­to de man­gla­res y un fuer­te co­ro de Ju­lián Chi­ví. Des­de aquí par­ten los bo­tes que ini­cian el tra­yec­to y el pai­sa­je na­tu­ral que se va abrien­do an­te tus ojos es una fies­ta pa­ra los sen­ti­dos. Es­ta área pro­te­gi­da es la ca­sa de al me­nos 110 es­pe­cies de aves: ¿sa­bías que hay al­re­de­dor de 7 ti­pos de gar­zas? Por eso es im­por­tan­te que lo vi­si­tes bien de ma­ña­na pa­ra po­der ver­las en pleno vue­lo y mien­tras se ali­men­tan.

Al sa­lir de los man­gla­res del

Hon­do, el tra­yec­to con­ti­núa con la her­mo­sa vis­ta de los ce­rros y su ca­rac­te­rís­ti­ca ve­ge­ta­ción en la

La aven­tu­ra in­clu­ye la visita a las cue­vas de San Ga­briel, la Lí­nea y cue­va de la Arena, don­de abun­dan las pic­to­gra­fías y los pe­tro­gli­fos in­dí­ge­nas. Los di­bu­jos es­tán tan bien con­ser­va­dos que ten­drás la im­pre­sión de que al­guien de es­ta épo­ca fue quien los hi­zo. Y des­de ca­da ca­ver­na el pai­sa­je te ha­rá sen­tir que es­tás en un pa­raí­so. Es­ta sen­sa­ción se­rá ma­yor cuan­do el ca­pi­tán se di­ri­ja a la pe­que­ña ba­rre­ra de arena que di­vi­de la Bahía de San Lo­ren­zo y la La playa que se for­ma a am­bos la­dos te de­ja­rá sin alien­to. Es­te rin­cón es­con­di­do, y vir­gen, es el úni­co den­tro de Los Hai­ti­ses don­de los tu­ris­tas tie­nen per­mi­so pa­ra ba­ñar­se.

Bahía de San Lo­ren­zo. Pun­ta Arena, río Ca­ño Bahía de Sa­ma­ná.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.