Otras ac­ti­vi­da­des pa­ra ha­cer en ve­rano con los hi­jos

Estilos - - Familia -

Por Lau­ra R. Pi­char­do [M.A., te­ra­peu­ta fa­mi­liar y de pa­re­ja]

Es im­por­tan­te to­mar en cuen­ta que las ac­ti­vi­da­des de­ben ade­cuar­se al ci­clo de vi­da e in­tere­ses del hi­jo o hi­ja. Pa­ra que sea en­ri­que­ce­dor es ne­ce­sa­rio bus­car al­go que lla­me su aten­ción y no sea for­za­do por el adul­to. Al­gu­nas op­cio­nes son:

1 Ele­gir un pro­yec­to pa­ra cons­truir du­ran­te el ve­rano: rom­pe­ca­be­zas, ob­je­tos de ma­de­ra, etc.

2 Jue­gos de me­sa.

3 Ha­cer un pic­nic (ya sea den­tro de ca­sa o en un par­que).

4 Ca­mi­nar o mon­tar bi­ci­cle­ta en la zo­na co­lo­nial.

5 Vi­si­tar ciu­da­des den­tro el país.

6 Ha­cer jue­gos de agua, ya sea con glo­bos o pis­to­las de agua.

7 Rea­li­zar tra­ba­jos ma­nua­les.

8 Co­ci­nar jun­tos.

9 Vi­si­tar mo­nu­men­tos o lu­ga­res his­tó­ri­cos.

10 Ju­gar jun­tos. mu­cho tiem­po, pre­ci­sión y pa­cien­cia, pe­ro co­mo no se tra­ta de una com­pe­ten­cia pro­fe­sio­nal la fa­mi­lia pue­de go­zar de la ex­pe­rien­cia de apren­der a ha­cer es­tas fi­gu­ras.

14 Una gue­rra de bo­las de nie­ve (pe­ro con me­dias). Con un po­co de ima­gi­na­ción y mu­chas me­dias es­te pue­de ser el jue­go ideal pa­ra ni­ños que siem­pre han so­ña­do con ju­gar en la nie­ve y aún no han te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ha­cer­lo.

15 No pi­sar la “la­va”. Es­te es un jue­go muy fá­cil de ar­mar y en el que to­dos pue­den par­ti­ci­par, so­lo hay que co­lo­car va­rios mue­bles, co­ji­nes y al­moha­das en lu­ga­res es­tra­té­gi­cos al­re­de­dor de la ca­sa y des­pués es sim­ple, so­lo hay que evi­tar la “la­va”, es de­cir, el pi­so.

16 Tea­tro en el ho­gar. Es muy si­mi­lar a las ac­ti­vi­da­des de crear un cuen­to o una pe­lí­cu­la, pe­ro en es­te ca­so no so­lo hay que crear una his­to­ria, tam­bién hay que ha­cer dis­fra­ces y ar­mar un es­ce­na­rio en el que se pue­da mon­tar la obra.

17 Un con­cur­so de chis­tes. Co­mo en el ca­so de las adi­vi­nan­zas, es otro ejer­ci­cio de crea­ti­vi­dad pe­ro más sim­ple y di­rec­to y de se­gu­ro se­rá un jue­go muy di­ver­ti­do pa­ra to­dos los par­ti­ci­pan­tes.

18 Crear dis­fra­ces con ar­tícu­los del ho­gar. Superhéroes, prin­ce­sas, mons­truos, fi­gu­ras his­tó­ri­cas o cual­quier otro ti­po de per­so­na­je, to­do es po­si­ble con un po­co de ima­gi­na­ción y des­tre­za en el área de las ma­nua­li­da­des.

19 Con­cur­so de avio­nes de pa­pel. Con es­te pa­sa­tiem­po no hay que te­ner tan­ta ha­bi­li­dad co­mo en el ca­so de los ori­ga­mis, pe­ro un amis­to­so con­cur­so de ar­mar avio­nes de pa­pel y ver qué tan le­jos pue­de vo­lar se­rá un jue­go muy en­tre­te­ni­do.

20 Apren­der tru­cos de ma­gia. So­lo hay que bus­car un li­bro o vi­deos tu­to­ria­les en You­tu­be pa­ra que la fa­mi­lia pue­da di­ver­tir­se tra­tan­do de do­mi­nar dis­tin­tos tru­cos de ma­gia y has­ta ha­cer un con­cur­so pa­ra ver quién lo ha­ce me­jor.

21 La­var el ca­rro jun­tos. Es­to sue­na co­mo una ex­cu­sa pa­ra no te­ner que ir a un car­wa­sh, pe­ro la­var un ca­rro en fa­mi­lia pue­de ser una for­ma muy di­ver­ti­da de pa­sar un ra­to jun­tos, lo im­por­tan­te es tra­tar de no des­per­di­ciar agua in­ne­ce­sa­ria­men­te.

22 Pin­tar con las ma­nos. Un pa­sa­tiem­po muy di­ver­ti­do pa­ra ha­cer con los ni­ños más pe­que­ños, lo im­por­tan­te es ase­gu­rar­se de que el área de jue­go no in­clu­ya los mue­bles ni las pa­re­des del ho­gar.

23 Lu­cha de al­moha­das. Es­te jue­go tam­bién es muy di­ver­ti­do y en él pue­den par­ti­ci­par to­dos los miem­bros de la fa­mi­lia, pe­ro no se pue­de de­jar de mo­ni­to­rear a los par­ti­ci­pan­tes más jó­ve­nes pa­ra evi­tar que al­guien se pa­se de la ra­ya.

24 Una pi­ja­ma­da. Se pue­de com­bi­nar con mu­chas de las otras ya men­cio­na­das, por ejem­plo, se pue­den ver pe­lí­cu­las, ha­cer jue­gos de adi­vi­nan­zas o has­ta ar­mar un rom­pe­ca­be­zas, pe­ro en pi­ja­ma.

25 Mi­rar las es­tre­llas. La for­ma per­fec­ta pa­ra con­cluir un día en fa­mi­lia en que to­dos pue­den pa­sar­se la no­che mi­ran­do ha­cia el cie­lo y dis­fru­tan­do de la be­lle­za de una no­che es­tre­lla­da, cla­ro que te­ner un te­les­co­pio se­ría de gran ayu­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.