Apren­de de fi­nan­zas ju­gan­do

Estilos - - Contents - Por: JOAN PRATS Fo­tos: SHUTTERSTOCK Y FUEN­TE EX­TER­NA

En­tre­te­ni­das lec­cio­nes pa­ra sa­ber ad­mi­nis­trar­se.

En­tre fi­chas, bri­llan­tes ta­ble­ros, pie­zas de dis­tin­tos co­lo­res y di­ver­ti­das re­glas los jue­gos de me­sa han si­do una cons­tan­te fuen­te de en­tre­te­ni­mien­to pa­ra va­rias ge­ne­ra­cio­nes, pe­ro en mu­chas oca­sio­nes tam­bién pue­den ser una fuen­te de edu­ca­ción e in­for­ma­ción, co­mo es el ca­so de al­gu­nos jue­gos que pue­den ser con­si­de­ra­dos la he­rra­mien­ta ideal pa­ra en­se­ñar a los ni­ños so­bre las com­ple­ji­da­des del mun­do de las fi­nan­zas. Se­lec­cio­na­mos al­gu­nos que po­drán apor­tar gran­des lec­cio­nes so­bre ad­mi­nis­tra­ción fi­nan­cie­ra.

Mo­no­po­lio. La pri­me­ra op­ción no so­lo es la más ob­via, tam­bién es uno de los jue­gos de me­sa más ven­di­dos y po­pu­la­res del mun­do. Se tra­ta de Mo­no­po­lio, un jue­go en el que bá­si­ca­men­te los ju­ga­do­res tie­nen que crear mo­no­po­lios de ofer­ta com­pran­do pro­pie­da­des en las que pue­den cons­truir ca­sas y ho­te­les, co­brar im­pues­tos a los con­trin­can­tes que cai­gan en ellas y que­dar en ban­ca­rro­ta si pier­den.

Cash­flow. En es­te po­pu­lar jue­go, crea­do por Ro­bert Ki­yo­sa­ki, los par­ti­ci­pan­tes tra­tan de sa­lir de la “pis­ta de ra­tas” en el cen­tro del ta­ble­ro es­ta­ble­cien­do ob­je­ti­vos fi­nan­cie­ros, pe­ro al ju­gar apren­de­rán a iden­ti­fi­car los ac­ti­vos y pa­si­vos, los prin­ci­pios de in­ver­sión, con­ta­bi­li­dad per­so­nal y téc­ni­cas de in­ver­sión mien­tras se di­vier­ten. Vie­ne en tres ver­sio­nes: Cash­flow for kids, Cash­flow 101 (ver­sión original) y Cash­flow 202 (ver­sión avan­za­da).

Ca­tán. Tam­bién co­no­ci­do co­mo “Los co­lo­nos de Ca­tán” es­te jue­go ale­mán, crea­do por Klaus Teu­ber, con­sis­te en co­lo­ni­zar una is­la cons­tru­yen­do po­bla­dos, ciu­da­des y ca­rre­te­ras con los re­cur­sos que los ju­ga­do­res van a acu­mu­lan­do a tra­vés de es­tra­te­gias y true­ques con sus con­trin­can­tes y esa es la cla­ve pa­ra sa­lir vic­to­rio­so en es­te jue­go, el po­der de la ne­go­cia­ción.

The Ga­me of Li­fe. Otro clá­si­co que cuen­ta con va­rias ver­sio­nes, pe­ro bá­si­ca­men­te con­sis­te en si­mu­lar la tra­yec­to­ria de la vi­da

y los ju­ga­do­res pue­den ele­gir qué ti­po de ca­rre­ra ejer­ce­rán, con quién y cuán­do se ca­sa­rán, si ten­drán hi­jos, ad­qui­rir una re­si­den­cia y has­ta si quie­ren cam­biar de ca­rre­ra y vol­ver a la uni­ver­si­dad; por lo tan­to pue­den sur­gir mu­chos im­pre­vis­tos a lo lar­go del ca­mino, pe­ro el que lle­gue al fi­nal con más di­ne­ro pue­de sa­lir vic­to­rio­so.

Pá­ni­co en Wall Street. Es un jue­go un po­co más com­ple­jo y en él pue­den par­ti­ci­par en­tre 3 y 11 ju­ga­do­res. Con­sis­te en cin­co fa­ses en las que se de­ben rea­li­zar in­ter­cam­bios de bie­nes y ac­cio­nes en­tre em­pre­sa­rios (los par­ti­ci­pan­tes), pe­ro hay que ti­rar un da­do ro­jo pa­ra de­ter­mi­nar quié­nes se­rán los em­pre­sa­rios y cuá­les los in­ver­sio­nis­tas. Los ga­na­do­res se­rán los que con­si­gan más di­ne­ro al fi­nal de la par­ti­da.

Mo­ney Bags. Es­te es un jue­go pa­ra que los ju­ga­do­res más pe­que­ños (en­tre 5 y 7 años en ade­lan­te) pue­dan dis­fru­tar. El di­se­ño con­sis­te en un sím­bo­lo gi­gan­te de di­ne­ro, las pie­zas in­clu­yen mo­ne­das y bi­lle­tes de ju­gue­te y, aun­que es re­la­ti­va­men­te sim­ple, los par­ti­ci­pan­tes ten­drán que re­sol­ver una se­rie de desafíos en los que ten­drán que iden­ti­fi­car y con­tar el di­ne­ro que uti­li­zan.

The Allo­wan­ce Ga­me. Ideal pa­ra en­se­ñar a los ju­ga­do­res de al­re­de­dor de 5 años a con­tar y aho­rrar di­ne­ro por­que el ta­ble­ro es­tá re­ple­to de dis­tin­tas ta­reas y queha­ce­res pa­ra ga­nar di­ne­ro en efec­ti­vo. Es­te jue­go tam­bién en­se­ña ha­bi­li­da­des so­cia­les, da a los ni­ños mu­chas ideas so­bre có­mo ayu­dar en la ca­sa y en­se­ña có­mo las de­ci­sio­nes pue­den afec­tar tu pre­su­pues­to.

Et­hi­ca. Es­te es un jue­go muy po­pu­lar ba­sa­do en fi­nan­zas éti­cas que cuen­ta con la cer­ti­fi­ca­ción del PFEG (Per­so­nal Fi­nan­ce Edu­ca­tion Group). Di­ri­gi­do a ju­ga­do­res de 15 años en ade­lan­te re­sal­ta el im­pac­to a ni­vel so­cial y am­bien­tal que pue­den te­ner las de­ci­sio­nes de ne­go­cios, ban­ca­rias e in­ver­sio­nes y tra­ta de en­se­ñar a to­mar de­ci­sio­nes más res­pon­sa­bles.

Buy it Right. Di­ri­gi­do a ju­ga­do­res me­no­res de edad, si se quie­re ga­nar hay que uti­li­zar dis­tin­tas ha­bi­li­da­des bá­si­cas de ma­te­má­ti­cas co­mo su­ma, res­ta, mul­ti­pli­ca­ción, di­vi­sión y de­ci­ma­les. El jue­go in­clu­ye una calculadora y du­ran­te el trans­cur­so de una par­ti­da las par­ti­ci­pan­tes es­ta­ble­cen sus pre­cios y com­pran y ven­den ar­tícu­los que sur­gen en el ta­ble­ro.

Pay Day. “El día de pa­go” es otro jue­go de me­sa clá­si­co. Du­ran­te el trans­cur­so de una ron­da los ju­ga­do­res ga­na­rán un suel­do, pa­ga­rán las fac­tu­ras pen­dien­tes y ten­drán la opor­tu­ni­dad de ha­cer tra­tos so­bre pro­pie­da­des, ade­más de ob­te­ner al­gu­nas ga­nan­cias ines­pe­ra­das. Ayu­da a en­se­ñar el con­cep­to de lo que es un che­que y una fac­tu­ra, por eso es ideal pa­ra ju­ga­do­res de 8 años en ade­lan­te.

“El jue­go Ca­tán ven­de un pro­me­dio de 20 mil co­pias al año”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.