Oc­tu­bre no es su­fi­cien­te

El cán­cer de ma­ma tie­ne un diag­nós­ti­co ca­da vez más jo­ven.

Estilos - - Sumario - Na­za­ret Es­pi­nal y May­ra Pé­rez Shutterstock y fuen­te ex­ter­na —FOTOS: —POR:

No po­de­mos de­jar de in­sis­tir, no po­de­mos de­jar de ha­blar. El cán­cer de ma­ma si­gue co­brán­do­se víc­ti­mas y una de las ra­zo­nes es la no de­tec­ción tem­pra­na, y ca­da vez más hay mu­je­res jó­ve­nes diag­nos­ti­ca­das. Es oc­tu­bre, pe­ro es­te de­be ser un te­ma pa­ra to­do el año. “Ha­blar de cán­cer de ma­ma en oc­tu­bre no es su­fi­cien­te”. Ha­ce unos dos años, Jo­sé Ra­mí­rez, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de On­co­lo­gía Dr. He­ri­ber­to Pie­ter, se pro­nun­ció con es­tas pa­la­bras du­ran­te una en­tre­vis­ta que le hi­ci­mos jus­to pa­ra oc­tu­bre, el mes de sen­si­bi­li­za­ción so­bre el cán­cer de ma­ma.

Sus ra­zo­nes se sus­ten­tan en ci­fras: la Or­ga­ni­za­ción Panamericana de la Sa­lud (OPS/OMS) in­di­ca que en la Re­gión de las Amé­ri­cas “el cán­cer de ma­ma es el más co­mún en mu­je­res y la se­gun­da cau­sa prin­ci­pal de muer­te por cán­cer en mu­je­res. Se es­ti­ma que más de 462,000 mu­je­res son diag­nos­ti­ca­das y ca­si 100,000 mue­ren por cán­cer de ma­ma ca­da año. Si se man­tie­nen las ten­den­cias ac­tua­les, pa­ra 2030 au­men­ta­rá en un 46%”.

Lo preo­cu­pan­te es que ca­da vez hay más mu­je­res jó­ve­nes pa­cien­tes de cán­cer de ma­ma, y eso tie­ne al­can­ce en las sa­las de con­sul­ta de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. “La in­ci­den­cia del cán­cer de ma­ma me­tas­tá­si­co en el mo­men­to del diag­nós­ti­co ini­cial pa­re­ce es­tar au­men­tan­do en mu­je­res me­no­res de 40 años”, in­di­ca el mé­di­co on­có­lo­go Ale­xis Ra­mí­rez, quien re­fie­re que han no­ta­do ese cre­ci­mien­to de ca­sos en su con­sul­ta y des­ta­ca una ca­rac­te­rís­ti­ca preo­cu­pan­te: en com­pa­ra­ción con las mu­je­res ma­yo­res (de 65 años o más), las jó­ve­nes (me­nos de 40 años) se en­fren­tan a cán­ce­res más agre­si­vos y a ta­sas de su­per­vi­ven­cia más ba­jas.

Un es­tu­dio rea­li­za­do por la Uni­dad de Pa­to­lo­gía Ma­ma­ria de la Clí­ni­ca Uni­ver­si­ta­ria de Na­va­rra, aso­cia es­tos ca­sos tem­pra­nos a la exis­ten­cia de cán­cer en al­gún fa­mi­liar. Con re­fe­ren­cia a la agre­si­vi­dad del tu­mor, la in­ves­ti­ga­ción re­fie­re que, en eda­des tem­pra­nas, los tu­mo­res cre­cen “con una ma­yor ve­lo­ci­dad”. Mi­die­ron el tiem­po de du­pli­ca­ción del ta­ma­ño tu­mo­ral, y en mu­je­res ma­yo­res de 50 años tar­dó 157 días, con­tra­rio a los 80 días en las más jó­ve­nes.

El doc­tor Ra­mí­rez coin­ci­de al afir­mar que ca­da vez hay más evi­den­cia de que el cán­cer de ma­ma an­tes de los 40 di­fie­re bio­ló­gi­ca­men­te del que en­fren­tan las ma­yo­res de edad. “De­bi­do a que el cán­cer de ma­ma ocu­rre a una ta­sa mu­cho más ba­ja en­tre las mu­je­res jó­ve­nes que en sus con­tra­par­tes ma­yo­res, si­guen sin re­pre­sen­ta­ción en los es­tu­dios clí­ni­cos”.

A pe­sar de lo in­cier­to que re­sul­ta, Ra­mí­rez se­ña­la al­gu­nos de los fac­to­res de ries­go que pue­den in­ci­dir en la apa­ri­ción de cán­cer de ma­ma:

l Ser mu­jer (aun­que hay ca­sos de hom­bre, su ma­yor pre­sen­cia es en la mu­jer).

l Cum­plir años (au­men­ta con la edad).

l An­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res o per­so­na­les

de cán­cer de ma­ma.

l Te­ner cier­tos ti­pos de en­fer­me­dad

ma­ma­ria be­nig­na (no can­ce­ro­sa).

l Ha­ber re­ci­bi­do ra­dia­ción en el pecho.

l Ha­ber ini­cia­do el pe­rio­do mens­trual

an­tes de los 12 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.