Cla­ves pa­ra im­pul­sar­te en la mo­da (do­mi­ni­ca­na)

Estilos - - Buena Vida - Por: VE­RÓ­NI­CA LO­RA Fo­tos: FUEN­TE EXTERA

An­tes de de­ci­dir a qué ca­rre­ra te quie­res de­di­car pre­gún­ta­te: ¿en reali­dad ten­go ta­len­to pa­ra es­to? Si tu res­pues­ta es afir­ma­ti­va, lo que si­gue es en­con­trar la ma­ne­ra de desa­rro­llar­se en el área que has es­co­gi­do. Aho­ra bien, ¿quie­res ser di­se­ña­dor de mo­da? Pues en­ton­ces hay más pre­gun­tas pa­ra ti. ¿Qué es lo que es­pe­ras con­se­guir a tra­vés de una ca­rre­ra en la mo­da? Has in­ves­ti­ga­do cuál es el pa­pel de un di­se­ña­dor, cuán­to di­ne­ro ga­na o qué tan fá­cil es des­ta­car en­tre tan­tas mar­cas? Si des­pués de ana­li­zar es­tos pun­tos aún quie­res ha­cer ca­rre­ra en la mo­da, ¡ma­nos a la obra! Pe­ro an­tes de em­pe­zar, hay al­gu­nas co­sas que de­bes sa­ber.

“Los di­se­ña­do­res son ar­tis­tas, cien­tí­fi­cos, psi­có­lo­gos, ma­te­má­ti­cos, po­lí­ti­cos, eco­no­mis­tas, ven­de­do­res, pe­ro con la re­sis­ten­cia de un ma­ra­to­nis­ta”, afir­mó una vez la di­se­ña­do­ra y pro­fe­so­ra bri­tá­ni­ca He­len Sto­rey. ¡Na­da más cer­cano a la ver­dad! De la mis­ma ma­ne­ra que un in­ge­nie­ro o un mé­di­co ne­ce­si­tan apren­der las pau­tas pa­ra cons­truir edi­fi­ca­cio­nes o cu­rar el cuer­po hu­mano, el di­se­ña­dor de in­du­men­ta­ria de­be ser ex­per­to en si­lue­tas, co­lo­res, te­ji­dos, con­fec­ción… To­do es­to com­ple­men­ta­do con co­no­ci­mien­tos so­bre ar­te, cul­tu­ra, sociología, em­pren­di­mien­to, etc.

LA FOR­MA­CIÓN ES IM­POR­TAN­TE

Tus pri­me­ras he­rra­mien­tas de co­no­ci­mien­to es­ta­rán en las re­vis­tas es­pe­cia­li­za­das, li­bros, in­ter­net y to­da la in­for­ma­ción que pue­das ab­sor­ber a tra­vés de la lec­tu­ra. El di­se­ña­dor y tam­bién do­cen­te de mo­da Kar­los Nú­ñez en­fa­ti­za es­te aspecto ya que, en sus pa­la­bras: “Sin una bue­na for­ma­ción no po­de­mos te­ner esa so­li­dez que con­lle­va un buen tra­ba­jo, se pue­de ser au­to­di­dac­ta con la lec­tu­ra e in­ves­ti­ga­ción, pe­ro la dis­cu­sión con las per­so­nas te ha­ce cre­cer más en co­no­ci­mien­tos”.

En es­te pun­to, la di­se­ña­do­ra Ma­galy Ti­bur­cio aña­de: “es im­por­tan­te ele­gir la me­jor for­ma­ción a la que ten­gas al­can­ce, ya sea en tu país o en el mun­do, de­bes su­pe­rar lo que tu com­pe­ten­cia ha­ce pa­ra lo­grar un es­pa­cio den­tro del mer­ca­do glo­ba­li­za­do, ya sea a tra­vés de be­cas, cré­di­to edu­ca­ti­vo o in­ter­cam­bio. Exis­ten mu­chos paí­ses que ofre­cen pro­gra­mas de ayu­da y opor­tu­ni­da­des de es­tu­dio en el área”.

BUS­CA TU COM­PLE­MEN­TO

“Tu tra­ba­jo de­be ha­blar por ti, sé con­sis­ten­te con tu es­ti­lo y fi­lo­so­fía” —Bel­ko­la

No to­dos los di­se­ña­do­res son bue­nos en ilus­tra­ción, o di­se­ño o con­fec­ción. Cuan­do se tra­ta del pro­ce­so de crea­ción, la ma­yo­ría son ex­ce­len­tes pa­ra una co­sa y de­fi­cien­tes en otra y, aun­que no sea así, el tra­ba­jo de un di­se­ña­dor pue­de ser ago­ta­dor y frus­tran­te. Por eso es im­por­tan­te asociarse con per­so­nas que com­ple­men­ten tus co­no­ci­mien­tos y vi­ce­ver­sa. El di­se­ña­dor Mi­guel Ge­nao ase­gu­ra que “la unión es im­por­tan­te so­bre to­do pa­ra quie­nes pre­ten­den po­ten­ciar su ima­gen a ni­vel in­ter­na­cio­nal”. Crear una red de con­tac­tos, iden­ti­fi­car tus de­bi­li­da­des y bus­car quie­nes las su­plan, es otro con­se­jo a se­guir.

SÉ FIEL A TU ADN

Crear una iden­ti­dad pa­ra di­fe­ren­ciar tus crea­cio­nes es otra de las cla­ves pa­ra im­pul­sar­te en el di­se­ño. Pa­ra la di­se­ña­do­ra Jenny Po­lan­co, en mo­da, es si­nó­ni­mo de te­ner de­fi­ni­ción, un es­ti­lo pa­ra “lo­grar una lar­ga tra­yec­to­ria y en el que que se pro­yec­ten tus orí­ge­nes, en es­te ca­so ca­ri­be­ños o is­le­ños (ar­te­sa­nía, mú­si­ca, la ac­ti­tud de su gen­te...)”.

Por su la­do, la tam­bién di­se­ña­do­ra Bel­ko­la agre­ga: “Iden­ti­dad ca­ri­be­ña no quie­re de­cir só­lo di­se­ñar gua­ya­be­ras y ro­pa de pla­ya, se re­fie­re a la fi­lo­so­fía. Que por ser do­mi­ni­cano tu pro­duc­to sea si­nó­ni­mo de que es­tá bien he­cho, co­mo cuan­do ves al­go que di­ce ‘Ma­de in Italy’ y de in­me­dia­to pien­sas que es bueno”.

En re­su­men, la bús­que­da de tu ADN, o tu iden­ti­dad co­mo di­se­ña­dor, tie­ne mu­cho que ver con quién eres, de dón­de vie­nes, cuál es tu mo­chi­la cul­tu­ral; “si lo sa­bes ex­pre­sar con pro­fe­sio­na­li­dad se­rá la za­pa­ta de tu es­tra­te­gia de mar­ke­ting, un se­llo úni­co que le da­rá so­li­dez a tu mar­ca”, aña­de Ma­galy Ti­bur­cio.

MANTÉN LA MEN­TE ABIER­TA

Mu­chos pro­fe­sio­na­les se que­dan es­tan­ca­dos por no ser lo su­fi­cien­te­men­te abier­tos pa­ra sa­lir de su zo­na de con­fort. La aper­tu­ra men­tal de­be for­mar par­te de tus ac­ti­tu­des y lo que te im­pul­sa­rá a to­mar las de­ci­sio­nes co­rrec­tas en el mo­men­to co­rrec­to.

Un ejem­plo cla­ro es Bel­ko­la. Cuan­do de­bu­tó co­mo di­se­ña­do­ra emer­gen­te en Do­mi­ni­ca­na­mo­da 2006 se per­ca­tó de que los de­más di­se­ña­do­res pre­sen­ta­ron tra­jes de ga­la, ella por su la­do te­nía una pro­pues­ta muy di­fe­ren­te. Sin em­bar­go, es­to no le im­pi­dió lan­zar­se, “co­men­cé ha­cien­do mis car­te­ras, mi ro­pa de pla­ya, creo que lo que me­nos he he­cho en mi ca­rre­ra son pie­zas de ga­la, es im­por­tan­te en­ten­der que se pue­de ha­cer de to­do”, di­ce la di­se­ña­do­ra.

Par­te de esa aper­tu­ra tie­ne que ver con la de­ci­sión de con­tra­tar a una per­so­na que sea el en­la­ce pa­ra dar a co­no­cer tu tra­ba­jo y abrir­te al mun­do. Ma­ría Isa­bel Ma­tos, en­car­ga­da de las re­la­cio­nes pú­bli­cas de los di­se­ña­do­res Car­los de Mo­ya, Luis Do­mín­guez y la mar­ca lo­cal Ar­nal­do’s Ready to wear, des­ta­ca que la im­por­tan­cia de que un di­se­ña­dor ten­ga un RRPP ra­di­ca en que me­dian­te es­te se pue­de dar a co­no­cer su mar­ca de una ma­ne­ra or­gá­ni­ca y sis­te­má­ti­ca. Sin em­bar­go, en­fa­ti­za que “no se tra­ta de con­tra­tar a al­guien pa­ra que ha­ga una no­ta de pren­sa de una ac­ti­vi­dad y la man­de. Es al­go que se cons­tru­ye con el pa­so del tiem­po”.

Otro pun­to im­por­tan­te es es­tar abier­to al uso de la tec­no­lo­gía; gran par­te del éxi­to de una mar­ca tie­ne que ver con la au­to­ma­ti­za­ción, sin im­por­tar qué tan pe­que­ña sea tu co­lec­ción, la tec­no­lo­gía ayu­da a com­ple­tar a tiem­po ca­da una de las eta­pas del pro­ce­so crea­ti­vo.

Des­de el pun­to de vis­ta de Lau­ra Her­nán­dez, di­se­ña­do­ra tex­til di­gi­tal, es im­por­tan­te que un di­se­ña­dor ten­ga las ha­bi­li­da­des que de­man­da el mer­ca­do, no so­lo el na­cio­nal sino el mer­ca­do in­ter­na- cio­nal. “No es lo mis­mo un fi­gu­rín es­ti­li­za­do que un dibujo plano que le ex­pli­que al pa­tro­nis­ta y al cos­tu­re­ro có­mo se cons­trui­rá el di­se­ño y las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de ca­da pie­za. En el ca­so de una pro­duc­ción ma­si­va hay que ser lo más ex­plí­ci­to po­si­ble pa­ra evi­tar errores y aho­rrar tiem­po en la cons­truc­ción de la pren­da”, ex­pli­ca.

Exis­ten va­rios pro­gra­mas y soft­wa­res que se usan en la in­dus­tria tex­til con el fin de au­to­ma­ti­zar los pro­ce­sos; se­gún Lau­ra los más co­mu­nes son Photoshop, Illus­tra­tor, In­de­sign, Lec­tra o Ger­ber, PLM (Pro­duct Li­fecy­cle Ma­na­ge­ment), ca­da uno jue­ga un pa­pel im­por­tan­te. De­pen­de del ti­po de pro­duc­to que va­yas a desa­rro­llar, la mo­da es una de la ca­rre­ras que tie­ne más áreas en las que pue­des en­fo­car­te; aho­ra bien, si deseas idear un pro­duc­to mar­ca país, que cul­tu­ral­men­te nos iden­ti­fi­que, tie­nes que crear una ne­ce­si­dad que sea con­su­mi­ble tan­to lo­cal co­mo in­ter­na­cio­nal­men­te.

“No te des­ani­mes si al prin­ci­pio las co­sas no sa­len co­mo es­pe­ras, sé fiel a tu ta­len­to, to­ca puer­tas y lo­gra tus sue­ños” —Mi­guel Ge­nao

“In­vier­te en el es­tu­dio de nues­tras cos­tum­bres, nues­tro ar­te y nues­tro en­torno pa­ra crear en ba­se a ello” —Jenny Po­lan­co

“Prac­ti­ca lo que apren­das, per­fec­cio­na tus ha­bi­li­da­des, cree en ti y en tu ta­len­to” —Kar­los Nú­ñez “Las re­la­cio­nes pú­bli­cas crean un ne­xo en­tre tus crea­cio­nes y el con­su­mi­dor, se en­car­ga de que la in­for­ma­ción lle­gue a tiem­po y de la for­ma ade­cua­da” Ma­ría Isa­bel Ma­tos, RRPP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.