Una ca­sa pa­ri­si­na con al­ma la­ti­noa­me­ri­ca­na

Estilos - - En Portada / Especial Moda -

Da­nie­la Baha­mon es la crea­do­ra de Maison Al­ma, una ca­sa pa­ri­si­na que lle­va la com­ple­ji­dad cul­tu­ral del al­ma la­ti­noa­me­ri­ca­na a una ga­ma ex­qui­si­ta de pie­zas. Con ma­nu­fac­tu­ra co­lom­bia­na, los abri­gos, cha­que­tas y ki­mo­nos de la mar­ca son una ex­pre­sión del pre­sen­te crea­ti­vo de la re­gión; sin em­bar­go, co­mo ella mis­ma ex­pre­sa, son tam­bién un re­pre­sen­tan­te más de la cre­cien­te for­ta­le­za in­ter­na­cio­nal que es­tá lo­gran­do una nue­va ge­ne­ra­ción de di­se­ña­do­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos.

Las ins­pi­ra­cio­nes de la ca­sa es­tán ex­pues­tas en la cuen­ta de Ins­ta­gram de Maison Al­ma, des­de re­fe­ren­cias del po­der cro­má­ti­co de los mi­ne­ra­les ex­pues­tos —ti­po el de­sier­to de Si­lo­li— has­ta fru­tas ca­ri­be­ñas po­co co­no­ci­das. ¿Có­mo pa­san es­tas ins­pi­ra­cio­nes na­tu­ra­les a con­ver­tir­se en pie­zas? Co­mo nues­tro nom­bre lo in­di­ca, tra­ta­mos de es­tar muy co­nec­ta­dos con nues­tra esen­cia, con nues­tra al­ma. Tra­ta­mos de trans­mi­tir nues­tra he­ren­cia, mi­le­na­ria y con­ti­nen­tal, a tra­vés de la abun­dan­cia de co­lor, ma­te­ria­les y tex­tu­ras. Por eso, el pro­ce­so de di­se­ño siem­pre co­mien­za a par­tir de los ma­te­ria­les. So­mos pu­ris­tas del ma­te­rial y nos ins­pi­ra­mos a par­tir de él, sea una te­la o un ca­nas­to; lue­go es­co­ge­mos el cor­te o la for­ma que me­jor real­ce la be­lle­za na­tu­ral del ma­te­rial.

Es un pro­ce­so bas­tan­te ar­tís­ti­co que se ase­me­ja más a pro­du­cir una es­cul­tu­ra que una pren­da de ves­tir. Cuan­do ya te­ne­mos la vi­sión es­té­ti­ca, bus­ca­mos la mano o téc­ni­ca que pue­da dar­le vi­da a es­te ob­je­to. Por ejem­plo, pa­ra nues­tros abri­gos tra­ba­ja­mos con una red de sas­tres bo­go­ta­nos ta­len­to­sos, con quie­nes desa­rro­lla­mos ca­da pie­za de nues­tra co­lec­ción a mano y con un amor in­cal­cu­la­ble. Pa­ra nues­tras car­te­ras, tra­ba­ja­mos con una red de ar­te­sa­nos de Gua­ca­ma­yas, quie­nes pre­ser­van el sa­ber ha­cer de la ces­te­ría de ro­llo. So­mos muy afor­tu­na­dos de te­ner to­da­vía en Co­lom­bia ma­nos tan há­bi­les pa­ra crear poe­sía.

¿Has no­ta­do un cam­bio de per­cep­ción en el ex­tran­je­ro so­bre la ca­li­dad de la ma­nu­fac­tu­ra co­lom­bia­na? No he­mos no­ta­do un cam­bio en la per­cep­ción de la ca­li­dad de la ma­nu­fac­tu­ra, pues en los años 80 y 90 Co­lom­bia era re­co­no­ci­da en el mun­do tex­til por te­ner una ca­li­dad de ma­nu­fac­tu­ra ex­ce­len­te. Lo que sí ha cam­bia­do es la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.