Eco­no­mía per­so­nal.

No to­do éxi­to es rea­li­za­ción

Estilos - - Intro - Por Die­go So­sa

En la vi­da nos acos­tum­bra­mos a bus­car el éxi­to. La pre­gun­ta es: ¿Nos sen­ti­mos rea­li­za­dos al al­can­zar­lo?

Éxi­to y rea­li­za­ción no es lo mis­mo, ni siem­pre an­dan jun­tos. Nues­tro ce­re­bro es­tá con­di­cio­na­do pa­ra con­se­guir la au­to­rrea­li­za­ción co­mo uno de sus ma­yo­res lo­gros. Es una ne­ce­si­dad del hu­mano y nos guía de prin­ci­pio a fin. El éxi­to nos lle­va a ella y por eso mu­chas ve­ces so­mos guia­dos por tan buen ami­go.

Te­ner éxi­to es rea­li­zar al­go que que­re­mos, aun­que tam­bién es ha­cer co­sas que otros con­si­de­ran co­mo exi­to­so. ¿Cuán­tas per­so­nas sa­be­mos que es­tu­dia­ron al­gu­na ca­rre­ra so­lo por sa­tis­fa­cer a al­guien? Los pa­dres que­re­mos que nues­tros hi­jos sean exi­to­sos, por ejem­plo. Los pro­gra­ma­mos pa­ra un éxi­to que es nues­tro, y en mu­chos ca­sos, de los cá­no­nes de la so­cie­dad.

Yo sé, co­no­ce­mos lo que es me­jor pa­ra nues­tros des­cen­dien­tes. Al mis­mo tiem­po sa­be­mos que ellos cuan­do son muy jó­ve­nes no pue­den dis­cer­nir en lo que más les con­vie­ne. Es el mo­men­to de ayu­dar­los a rea­li­zar su éxi­to. Pe­ro, ¿se­rá tam­bién pa­ra su sa­tis­fac­ción?

Y no­so­tros, ¿hi­ci­mos lo que nos sa­tis­fa­ce? Si nues­tros pa­dres nos mo­ti­va­ron, por no de­cir obli­ga­ron, a es­tu­diar una ca­rre­ra, ¿le es­ta­mos sa­can­do sa­tis­fac­ción a la mis­ma?

Es­tu­dia­mos, co­mo un ejem­plo de la rea­li­za­ción y el éxi­to, pa­ra con­se­guir in­gre­sos su­fi­cien­tes pa­ra vi­vir bien. Re­cuer­do un lec­tor que me es­cri­bió en res­pues­ta a un ar­tícu­lo que pu­bli­qué so­bre pa­sar­la bien en el tra­ba­jo o bus­car otro; me de­cía que con cua­ren­ta años su­frien­do en su em­pleo no lo iba a cam­biar.

Gra­duar­nos de una ca­rre­ra, ha­cer al­gu­na bue­na ad­qui­si­ción (co­mo un buen vehícu­lo o un año­ra­do via­je) son éxi­tos que te­ne­mos en la vi­da. Los tra­ba­ja­mos, los per­se­gui­mos y los re­ci­bi­mos. Na­da me­jor pa­ra sen­tir la sa­tis­fac­ción de ha­ber­los al­can­za­do. ¿Dis­fru­ta­mos el ca­mino? Esa se­ría mi gran pre­gun­ta.

Cuan­do ca­mi­na­mos a al­go y pen­sa­mos que es un sa­cri­fi­cio pa­ra po­der ob­te­ner la re­com­pen­sa, nos pa­sa­mos más tiem­po “sa­cri­fi­cán­do­nos” que dis­fru­tan­do.

Siem­pre pien­so en las per­so­nas que co­ci­nan pa­ra co­mer. Des­de el día an­te­rior es­tán pen­san­do lo que ha­rán. En oca­sio­nes ter­mi­nan el desa­yuno y se in­vo­lu­cran con la pre­pa­ra­ción del al­muer­zo. Des­de bus­car en el re­fri­ge­ra­dor, ir a com­prar, co­men­zar a cor­tar par­te de los in­gre­dien­tes, etc. No ha­blo de los que no les gus­ta, de los que pue­den ha­cer­lo de otra for­ma o de­jár­se­lo a al­guien, sino de los de­más, de aque­llos que tie­nen que ha­cer­lo co­mo par­te de sus obli­ga­cio­nes, de los que in­vi­tan a gen­te a co­mer, de los que quie­ren agra­dar­le a su fa­mi­lia.

Co­mo soy un co­ci­ne­ro em­pe­der­ni­do en­con­tré for­mas de sen­tir el ca­mino de la pre­pa­ra­ción de los ali­men­tos co­mo una sa­tis­fac­ción. No es mi tra­ba­jo ni es­toy obli­ga­do… me en­can­ta, así co­mo ado­ro ver la ca­ra de los que dis­fru­tan lo que pre­pa­ro. Pue­do de­cir que lo que más me gus­ta es sen­tir el dis­fru­te de lo que reali­cé. Aun­que sea pa­ra mí, co­cino lo que yo de­ci­do que quie­ro co­mer y a mis hi­jos les en­can­ta que les co­ci­ne.

Mi tra­ba­jo po­dría ser te­dio­so, des­de es­cri­bir o fil­mar du­ran­te ho­ras. Al­gu­nos po­drían de­cir que es­toy obli­ga­do a es­tar ins­pi­ra­do. Via­jar y pre­sen­tar­me ca­da día an­te per­so­nas di­fe­ren­tes, vi­vien­do en ho­te­les y co­mien­do a des­ho­ras. Dis­fru­to ese ca­mino. El día que de­je de dis­fru­tar­lo no me sen­ti­ré au­to­rrea­li­za­do. Se­rá el mo­men­to de desa­rro­llar otra fun­ción en es­ta vi­da.

SHUTTERSTOCK

Fra­se de la se­ma­na. “Da una sa­tis­fac­ción más ex­ten­sa dis­fru­tar el tra­yec­to y no so­lo al­can­zar la me­ta”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.