Tu­ris­mo y gas­tro­no­mía, fuen­te de ri­que­za y di­ver­si­dad cul­tu­ral

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Carta Del Editor - Jo­sé Car­los de San­tia­go

En tiem­pos de con­flic­tos in­ter­na­cio­na­les, don­de las gue­rras y el te­rro­ris­mo afec­tan a paí­ses que re­ci­ben una gran can­ti­dad de tu­ris­tas, los emi­so­res tu­rís­ti­cos cam­bian las rutas y bus­can des­ti­nos al­ter­na­ti­vos para cu­brir las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas que quie­ren des­can­sar tran­qui­los y se­gu­ros. Es­to apli­ca a to­dos los paí­ses del mun­do y ge­ne­ra há­bi­tos que pos­te­rior­men­te son di­fí­ci­les de mo­di­fi­car.

En­tre las ciu­da­des más vi­si­ta­das del mun­do es­tán Pa­rís, Fran­cia y Ma­drid, Es­pa­ña; dos ejem­plos cla­ros de cómo in­flu­ye en uno u otro los su­ce­sos. En el ca­so de Pa­rís, los aten­ta­dos te­rro­ris­tas del pa­sa­do año le hi­cie­ron des­cen­der el tu­ris­mo de for­ma muy im­por­tan­te; en­tre las ciu­da­des be­ne­fi­cia­das, Barcelona, Ma­drid y Lon­dres.

En el ca­so de Egip­to y Tur­quía, mo­di­fi­ca­ron los há­bi­tos de Rusia y otros paí­ses del en­torno, pues los via­je­ros cam­bia­ron es­tos des­ti­nos por Es­pa­ña e Ita­lia, y le apor­ta­ron a un mer­ca­do co­mo el Ca­ri­be­ño un im­por­tan­te nú­me­ro de tu­ris­tas.

Bus­can­do el ca­mino para en­con­trar el desa­rro­llo de los paí­ses de Ibe­roa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be, los go­bier­nos bus­can di­fe­ren­ciar­se de sus com­pe­ti­do­res. Para ello exis­te una es­pe­cial aten­ción ha­cia la gas­tro­no­mía y la in­ves­ti­ga­ción de las raí­ces, para mos­trar­se real­men­te con los atri­bu­tos no glo­ba­li­za­dos sino par­ti­cu­la­res de ca­da país o re­gión.

La gas­tro­no­mía re­pre­sen­ta uno de los ma­yo­res va­lo­res, qui­zás el más fácil de apre­ciar, pues uni­do al ser­vi­cio y la se­gu­ri­dad, todo via­je­ro lo per­ci­be va­rias ve­ces al día. Por ello es tan im­por­tan­te que a tra­vés de las Aca­de­mias de Gas­tro­no­mía de ca­da país, los go­bier­nos y el sec­tor pri­va­do se pue­dan apo­yar en el co­no­ci­mien­to his­tó­ri­co de es­tas, to­man­do las ini­cia­ti­vas para am­pliar su ofer­ta y for­ma­ción de los va­lo­res au­tén­ti­cos y di­fe­ren­cia­les.

Es­te año la ciu­dad de Bue­nos Ai­res en Ar­gen­ti­na fue nom­bra­da Ca­pi­tal de la Cul­tu­ra Gastronómi­ca de Ibe­roa­mé­ri­ca. Su mi­nis­tro de Tu­ris­mo, Gus­ta­vo San­tos, el sec­tor pri­va­do y la Aca­de­mia Ar­gen­ti­na de Gas­tro­no­mía es­tán to­man­do va­lor y con­cien­cia de es­ta Ca­pi­ta­li­dad para pre­sen­tar al mun­do una de sus ri­que­zas di­fe­ren­cia­les que to­dos los tu­ris­tas po­drán apre­ciar.

En el Ca­ri­be ha si­do la República Dominicana la de­sig­na­da, por pri­me­ra vez en es­ta re­gión, co­mo Ca­pi­tal de la Cul­tu­ra Gastronómi­ca del Ca­ri­be. Su jo­ven Aca­de­mia (ADG), pre­si­di­da por un en­tu­sias­ta Luis Ros y apo­ya­da di­rec­ta­men­te por el Pre­si­den­te del País, Da­ni­lo Me­di­na, así co­mo por las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das, in­tro­du­ci­rá en su por­ta­fo­lio de ofer­tas tu­rís­ti­cas un ele­men­to fun­da­men­tal, dis­fru­tar de una ex­ce­len­te gas­tro­no­mía, ele­men­to des­co­no­ci­do por el tu­ris­ta, pues es­te so­lo via­ja­ba a un ho­tel todo in­clui­do. El país me­jo­ra sus co­mu­ni­ca­cio­nes te­rres­tres y así po­si­bi­li­ta el trá­fi­co de via­je­ros fue­ra de los re­cin­tos tu­rís­ti­cos.

Otros paí­ses, co­mo Panamá, don­de el ajia­co gas­tro­nó­mi­co es im­pre­sio­nan­te, ya so­li­ci­tó su Ca­pi­ta­li­dad, pe­ro apro­ve­cha mien­tras tan­to su flu­jo de tu­ris­mo de Ne­go­cios. La na­ción ist­me­ña, tan pe­que­ña pe­ro tan gran­de a la vez, se desa­rro­lla a un rit­mo in­creí­ble y sus fe­rias de ne­go­cios, co­mo Ex­po­co­mer, ge­ne­ran tam­bién un trá­fi­co de via­je­ros que, al co­no­cer la di­ver­si­dad del país, es­to les in­vi­ta a re­gre­sar con sus fa­mi­lias para mos­trar­les y dis­fru­tar del des­tino tu­rís­ti­co va­ca­cio­nal.

México, cu­na de la cul­tu­ra, desa­rro­lla su Tian­guis Tu­rís­ti­co, la fe­ria tu­rís­ti­ca pro­fe­sio­nal más im­por­tan­te del país, que se rea­li­za de for­ma iti­ne­ran­te, muy en­fo­ca­da al mer­ca­do de EE.UU., es­ta vez en la ciu­dad de Acapulco (Es­ta­do de Gue­rre­ro), lu­gar en el que na­ció el even­to. La gas­tro­no­mía para México es vi­da, cos­tum­bre y, jun­to a la comida china, ita­lia­na y las ham­bur­gue­sas nor­te­ame­ri­ca­nas, qui­zás se en­cuen­tre en­tre las co­ci­nas rá­pi­das más po­pu­la­res del mun­do. Se ne­ce­si­ta apro­ve­char es­te co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal para mos­trar al tu­ris­ta la ri­que­za gastronómi­ca, que no es la que co­no­ce­mos des­de el ex­te­rior.

La Unes­co con­ce­dió el tí­tu­lo de Pa­tri­mo­nio In­ma­te­rial a la co­ci­na an­ces­tral tra­di­cio­nal me­xi­ca­na del Es­ta­do de Mi­choa­cán. Lo im­por­tan­te es que el go­bierno de México en su mar­ca país to­mó la par­te de “co­ci­na tra­di­cio­nal me­xi­ca­na”, con­vir­tién­do­la en su es­lo­gan mun­dial.

Tam­bién la Aca­de­mia Ibe­roa­me­ri­ca­na de Gas­tro­no­mía con­ce­dió el tí­tu­lo de Ca­pi­tal de la Cul­tu­ra Gastronómi­ca del año 2015 a la ciu­dad de Pue­bla, otro im­por­tan­te ejem­plo del buen uso de es­ta de­no­mi­na­ción para la pro­mo­ción tu­rís­ti­ca. Su se­cre­ta­rio de Tu­ris­mo, Fernando Oli­ve­ra, fue una ban­de­ra in­ter­na­cio­nal para ello. Es­te trabajo fue ga­lar­do­na­do en los Pre­mios Ex­ce­len­cias 2015 en­tre­ga­dos en Fi­tur Es­pa­ña.

Los re­tos en el Dis­tri­to Fe­de­ral co­mo Ca­pi­tal y Es­ta­do para se­pa­rar la ima­gen de am­bos, se lo­gró con el cam­bio de de­no­mi­na­ción de DF a CDMX, Ciu­dad de México; un trabajo bien ela­bo­ra­do por el doc­tor Ar­man­do Ló­pez Cár­de­nas y su equi­po de Tu­ris­mo. Es­ta ac­ción fue ga­lar­do­na­da en los Pre­mios Ex­ce­len­cias 2016, en­tre­ga­dos en Fi­tur Es­pa­ña en enero de 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.