Rea­le­za me­ren­gue en La Ha­ba­na.

PA­RA ÁLVARO KIRKPATRIC­K, UN DI­PLO­MÁ­TI­CO CON UNA CA­RRE­RA DE 16 AÑOS EN EL SER­VI­CIO EX­TE­RIOR ES­PA­ÑOL, CU­BA ES MU­CHO MÁS QUE UNA MI­SIÓN CONSULAR

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - News - TEX­TO JOR­GE CO­RO­MI­NA SÁNCHEZ FO­TOS FERVAL

Su pa­sión por el fút­bol, y en es­pe­cial por el equi­po in­sig­nia de la Li­ga de las Es­tre­llas, el Real Ma­drid, han he­cho a Álvaro Kirkpatric­k ca­pi­ta­li­zar la cre­cien­te pa­sión que se vi­ve en la Is­la por el más uni­ver­sal de los de­por­tes, ca­na­li­zan­do bue­na par­te de esa vi­bra fut­bo­lís­ti­ca en una peña, la pri­me­ra que de ma­ne­ra ofi­cial se ins­tau­ra en Cu­ba, la pri­me­ra Peña Ofi­cial del Real Ma­drid en La Ha­ba­na.

“He­mos si­do tes­ti­gos pri­vi­le­gia­dos del au­ge del fút­bol en Cu­ba. In­du­da­ble­men­te la Peña ha si­do be­ne­fi­cia­ria de es­te au­ge y has­ta un po­co cóm­pli­ce”, cuen­ta en­tu­sias­ma­do el

se­ñor Kirkpatric­k a la re­vis­ta Ex­ce­len­cias des­de su des­pa­cho en la em­ba­ja­da de Es­pa­ña en la ca­pi­tal de Cu­ba.

To­do co­men­zó en La Ha­ba­na en el mes de enero de 2008, cuan­do Álvaro fue a la ca­sa de un ami­go, el ac­tor Jor­ge Pe­ru­go­rría, pa­ra pre­sen­ciar un par­ti­do del Real Ma­drid fren­te al Atlé­ti­co de Ma­drid. En la ca­sa de Pe­ru­go­rría se en­con­tra­ban en aque­lla oca­sión el tam­bién ac­tor Bár­ba­ro Marín y el can­tau­tor Kel­vis Ochoa.

Du­ran­te el in­ter­me­dio del en­cuen­tro, los cua­tro ami­gos con­ver­sa­ron so­bre la po­si­bi­li­dad de fun­dar una peña en Cu­ba, al­go que has­ta el mo­men­to no es­ta­ba ofi­cia­li­za­do, pues

so­la­men­te exis­tían pe­ñas ex­tra­ofi­cia­les no cer­ti­fi­ca­das por el pro­pio Real Ma­drid, co­mo los Co­ra­zo­nes Blan­cos de Río Cau­to en la zo­na oriental, o la de Puer­to Pa­dre, en las Tu­nas.

En­tu­sias­ma­do con la idea, Álvaro fue a ver a Car­los Mar­tí­nez, un ga­lle­go ami­go su­yo que re­si­de en La Ha­ba­na y que tie­ne con­tac­tos den­tro del Real Ma­drid. “Con la fuer­za que te­nía­mos en Cu­ba, más el an­cla­je ins­ti­tu­cio­nal que pro­pi­ció Car­los Mar­ti­nez, na­ce la Peña el 1 de ju­lio de 2010, tres o cua­tro días an­tes que Es­pa­ña ven­cie­ra a Ho­lan­da en la fi­nal de la Co­pa Mun­dial de Su­dá­fri­ca”, di­ce el cón­sul de Es­pa­ña en Cu­ba.

Des­de en­ton­ces, la pri­me­ra Peña Ofi­cial del Real Ma­drid en Cu­ba no ha he­cho más que cre­cer co­mo el “me­ren­gue” que se ba­te in­ce­san­te­men­te. Hoy cuen­ta con 930 miem­bros ofi­cia­les, por­ta­do­res del car­né que los acre­di­ta co­mo tal, y su si­tio ofi­cial en Fa­ce­book tie­ne la na­da des­pre­cia­ble ci­fra de 12 200 se­gui­do­res.

La se­de ofi­cial de la peña se en­cuen­tra en el em­ble­má­ti­co Ho­tel Na­cio­nal de Cu­ba, don­de tam­bién se eri­ge el Rin­cón del Real Ma­drid, lleno de his­to­rias col­ga­das de las pa­re­des y de ob­je­tos va­lio­sos, in­clu­yen­do lo que pa­ra Álvaro es la ma­yor jo­ya del Rin­cón: una ré­pli­ca exac­ta de la dé­ci­ma Co­pa de la UEFA Cham­pions Lea­gue que ga­na­ra el Real Ma­drid y que el ca­pi­tán del equi­po, el de­fen­sa Ser­gio Ra­mos, al­za­ra sim­bó­li­ca­men­te en un ac­to ce­le­bra­do du­ran­te su vi­si­ta a La Ha­ba­na en el 2015.

Des­de ese pro­pio año, la Peña ce­le­bra una ce­na de ga­la en el Ho­tel Na­cio­nal en­tre los me­ses de fe­bre­ro y mar­zo, y en oca­sio­nes, co­mo ocu­rrie­ra en mar­zo de 2017, cuen­tan con la pre­sen­cia de per­so­na­li­da­des des­ta­ca­das, co­mo don Nicolás Martín Sanz, uno de los miem­bros más im­por­tan­tes de la Jun­ta Di­rec­ti­va del Real Ma­drid.

Den­tro de las mu­chas ini­cia­ti­vas que apor­ta la Peña es­tá la en­tre­ga del Pre­mio “Juan Tri­llo a la Fi­de­li­dad Ma­dri­lis­ta”, ins­ti­tui­do en re­cor­da­ción a quien fue­se el vi­ce­pre­si­den­te de es­ta co­fra­día me­ren­gue en Cu­ba. Gus­ta­vo San­ta­na, un jo­ven que re­si­de en el Re­par­to Eléc­tri­co en La Ha­ba­na y que des­ta­ca por su pa­sión sin lí­mi­tes por el Real Ma­drid, fue el pri­mer ga­na­dor del pre­mio, con­ce­di­do du­ran­te la ce­na del 2017.

Pa­ra Álvaro, un aman­te em­pe­der­ni­do de Cu­ba, de su cul­tu­ra y de su gen­te, las vi­si­tas de tra­ba­jo o de ocio al in­te­rior del país le han per­mi­ti­do cons­ta­tar que la ma­gia del fút­bol y el amor por el Real Ma­drid en­vuel­ven a to­da la Is­la. Su am­plio re­per­to­rio anec­dó­ti­co es­tá lleno de his­to­rias que son, co­mo a él mis­mo le gus­ta ca­li­fi­car­las, “alu­ci­nan­tes”.

“Du­ran­te una vi­si­ta que hi­ce a Gi­ba­ra, en la pro­vin­cia de Hol­guín, pa­ra asis­tir al Fes­ti­val de Ci­ne Po­bre, des­cu­brí que hay un pe­que­ño po­bla­do, a 14 km al sur de Gi­ba­ra, que des­de la pro­pia en­tra­da es­tá lleno de ale­go­rías al Real Ma­drid,” re­la­ta Álvaro mien­tras se in­cli­na le­ve­men­te so­bre su am­plio es­cri­to­rio, con ojos de quien bus­ca com­pli­ci­dad en su in­ter­lo­cu­tor o se pre­pa­ra pa­ra de­cir al­go real­men­te sor­pren­den­te.

“¿Sa­bes có­mo se lla­ma ese po­bla­do? Flo­ro Pé­rez, que no es más que el apo­do ín­ti­mo de Flo­ren­tino Pé­rez, el pre­si­den­te del Real Ma­drid, apo­do que es­tá úni­ca­men­te re­ser­va­do pa­ra los miem­bros di­rec­ti­vos del club de fút­bol o pa­ra sus amis­ta­des más cer­ca­nas,” di­ce Álvaro.

Su mi­sión di­plo­má­ti­ca en Cu­ba con­clu­ye el 30 de ju­lio de es­te año, de ma­ne­ra que el fu­tu­ro de la Peña po­dría ver­se com­pro­me­ti­do si Álvaro re­gre­sa a Es­pa­ña. Pe­ro no se­rá así; no pa­ra es­te hom­bre que vi­ve el fút­bol, que ama al Real Ma­drid des­de que era pe­que­ño y pa­ra quien Cu­ba no es una tie­rra ex­tra­ña, sino un pe­da­zo en­tra­ña­ble de su te­rru­ño en Eu­ro­pa.

“Yo me que­do aquí. Lo mío con Cu­ba es pa­ra to­da la vi­da. Lo mío es amar a Cu­ba a tra­vés del Real Ma­drid”, con­clu­yó di­cien­do el miem­bro nú­me­ro 1 de la pri­me­ra Peña Ofi­cial del equi­po me­ren­gue en la ma­yor is­la de las An­ti­llas.

Álvaro Kirkpatric­k, cón­sul de Es­pa­ña en La Ha­ba­na.

Par­ti­ci­pan­tes en la com­pe­ten­cia de do­mi­nio del ba­lón rea­li­za­da du­ran­te la ac­ti­vi­dad de la Peña Ofi­cial del Real Ma­drid en La Ha­ba­na, en mar­zo de 2017.

El ac­tor Jor­ge Pe­ru­go­rría, a la de­re­cha, es fun­da­dor de la Peña Ofi­cial del Real Ma­drid en La Ha­ba­na.

Erick Her­nán­dez, quien po­see dos ré­cords Guin­ness en do­mi­nio del ba­lón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.