Termalismo UN MO­DO DE VI­DA

BRA­SIL PO­SEE TRA­DI­CIO­NA­LES BAL­NEA­RIOS PÚ­BLI­COS ASO­CIA­DOS AL TERMALISMO SO­CIAL, QUE FOR­MAN PAR­TE DE SU PA­TRI­MO­NIO NA­TU­RAL Y CUL­TU­RAL

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Opinion -

La pa­sión por las aguas, ai­res y lu­ga­res –co­mún a to­dos los que tra­ba­jan, apro­ve­chan o se in­tere­san por ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das al termalismo– fue mi mo­ti­va­ción pa­ra se­lec­cio­nar­lo co­mo mo­do de vi­da. El en­fo­que de que los am­bien­tes y re­cur­sos na­tu­ra­les se va­lo­ren, se­gún apro­ve­cha­mien­tos eco­nó­mi­cos más sos­te­ni­bles y sa­lu­da­bles, fun­da­men­ta mis ex­pec­ta­ti­vas so­bre las po­si­bi­li­da­des del termalismo.

Termatalia es sin du­da uno de los ma­yo­res even­tos in­ter­na­cio­na­les don­de se abor­dan di­ver­sos te­mas y par­ti­ci­pan seg­men­tos re­la­cio­na­dos con el termalismo. Con una fre­cuen­cia bi­a­nual se ce­le­bra re­gu­lar­men­te en Amé­ri­ca La­ti­na; pu­die­ra de­cir­se que en la in­te­gra­ción de la re­gión ibe­roa­me­ri­ca­na, no hay even­to si­mi­lar, de ahí que sea un gran ho­nor ser se­de de su edi­ción 2018.

La geo­di­ver­si­dad de nues­tro con­ti­nen­te per­mi­te prác­ti­cas de cli­ma­ti­za­ción en frío, tem­pla­da, ári­da y es­pe­cial­men­te tro­pi­cal, in­clu­yen­do ta­la­so­te­ra­pia de aguas y am­bien­tes ca­lien­tes, al­ti­tu­des de mon­ta­ñas; ba­ños en cas­ca­das y ríos lím­pi­dos de bos­ques, na­cien­tes abun­dan­tes, am­bien­tes de al­to fon­do ra­dio­ac­ti­vo y acuí­fe­ros de in­men­sos cau­da­les (co­mo es el ca­so del Gua­ra­ní, te­rri­to­rio ri­co en agua po­ta­ble re­co­no­ci­do a ni­vel glo­bal).

Bra­sil po­see un al­to por­cen­ta­je del PIB y del mer­ca­do con­su­mi­dor del con­ti­nen­te ame­ri­cano. Su gi­gan­tes­ca na­tu­ra­le­za aún pre­ser­va­da po­see un gran po­ten­cial eco­nó­mi­co por sus re­cur­sos na­tu­ra­les, te­ra­péu­ti­cos y tu­rís­ti­cos, mien­tras su re­ser­va hí­dri­ca to­tal es­tá en­tre las ma­yo­res del mun­do. La hos­pi­ta­li­dad y sim­pa­tía de sus mo­ra­do­res es no­to­ria (cross cul­tu­ral mul­ti­ac­ti­ve Le­wis Mo­del). Sus es­tan­cias y ter­mas tra­di­cio­nal­men­te vi­si­ta­das su­man más de 500 y re­ve­lan su ri­ca his­to­ria en la me­di­ci­na hi­dro­ló­gi­ca, des­ta­cán­do­se por sus prác­ti­cas

hi­dro­te­ra­péu­ti­cas, ci­ta­das en el ac­tual pro­yec­to HYDROGLOBE/OMS.

En el país se ob­ser­va la pre­sen­cia de tra­di­cio­na­les bal­nea­rios pú­bli­cos aso­cia­dos al termalismo so­cial, que for­man par­te de su pa­tri­mo­nio na­tu­ral y cul­tu­ral; Spa de aguas ter­ma­les, re­sorts de sa­lud en es­tan­cias y par­ques acuá­ti­cos re­crea­ti­vos. Exis­te una fuer­te tra­di­ción en el tu­ris­mo de na­tu­ra­le­za y en el de sa­lud. El mer­ca­do nacional del bie­nes­tar, Spa, es­té­ti­ca y be­lle­za es muy pro­me­te­dor y el par­que fa­bril ins­ta­la­do pa­ra la der­mo­cos­mé­ti­ca es­tá en­tre los más gran­des del mun­do, es­pe­cial­men­te pa­ra ci­ru­gías plás­ti­cas.

Las ac­tua­les le­gis­la­cio­nes fe­de­ra­les que se apli­can a los seg­men­tos de Tu­ris­mo de Sa­lud, Well­ness y Cre­no­te­ra­pia (PIC/CAM) se ba­san en el Có­di­go de las aguas mi­ne­ra­les de 1945, uno de los más an­ti­guos aún en vi­gor.

El Destino de las Aguas de las Ca­ta­ra­tas de Igua­zú es ri­co hí­dri­ca­men­te, abas­te­ci­do por la cuen­ca del Río Pa­ra­ná y el gi­gan­tes­co La­go de Itai­pú, cuen­ta con una gran plu­vio­si­dad y una ele­va­da me­dia anual de hu­me­dad re­la­ti­va, in­fluen­cia­da por la re­ser­va del bos­que atlán­ti­co y del acuí­fe­ro geo­ter­mal del Gua­ra­ní. Es­te po­see un gran in­ven­ta­rio de atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos y una in­fra­es­truc­tu­ra re­cep­ti­va que lo con­vier­te en el se­gun­do lu­gar más vi­si­ta­do de Bra­sil.

La co­lo­ni­za­ción eu­ro­pea in­flu­yó en el in­te­rés por la cul­tu­ra de los ba­ños ter­ma­les y la lo­ca­li­za­ción de tri­ple fron­te­ra que in­vo­lu­cra jus­ta­men­te a paí­ses del blo­que co­mer­cial del MERCOSUR (Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Pa­ra­guay y Uru­guay), per­mi­te in­di­car es­te lu­gar co­mo es­pe­cial por el in­te­rés co­mún al desa­rro­llo de las prác­ti­cas y co­no­ci­mien­tos del termalismo en es­tos paí­ses.

Nuestros sin­ce­ros agra­de­ci­mien­tos a to­do el equi­po de Termatalia, al pa­tro­ci­na­dor prin­ci­pal de la ma­yor ge­ne­ra­do­ra de ener­gía eléc­tri­ca li­bre de CO2 del mun­do Itai­pú Bi­na­cio­nal, Al­cal­día Mu­ni­ci­pal de las Ca­ta­ra­tas de Igua­zú y al es­fuer­zo in­can­sa­ble del Con­se­je­ro Ca­ba­lle­ro de la Or­den de San­tia­go, Sr. Gil­mar Pio­lla.

Tam­bién agra­dez­co el apo­yo de los so­cios de FITCATARAT­AS, Con­ven­tion Bu­reau Foz do Iguaçu, Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Termalismo (OMTh), Aso­cia­ción La­ti­noa­me­ri­ca­na de Termalismo (ALATh), So­cie­dad Bra­si­le­ña de Termalismo (SBT), Uni­ver­si­dad Fe­de­ral de Es­pí­ri­tu San­to/ FAPE, Agua Mi­ne­ral BIOLEVE, Itai­pu­land Com­ple­xo Hot Park & Re­sort y CA­TA­RA­TAS Ther­mas, SPA ca­ve&eaut­her­ma­le­der­mo-cos­me­ti­que.

Ca­ta­ra­tas del Igua­zú, Bra­sil.

POR GEOL. DR. FABIO LAZZERINI, DE­LE­GA­DO DE TERMATALIA PA­RA BRA­SIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.