Cie­go Mon­te­ro y su pro­me­sa de ver­de so­sie­go

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Salud Y Bienestar -

Los lla­ma­dos Ba­ños de Cie­go Mon­te­ro, que du­ran­te más de tres si­glos han es­ta­do atra­yen­do a per­so­nas in­tere­sa­das en sus aguas y ma­nan­tia­les, idea­les pa­ra ali­viar y cu­rar pa­de­ci­mien­tos de to­do ti­po, y al mis­mo tiem­po con pro­pie­da­des que per­mi­ten su em­bo­te­lla­mien­to y con­su­mo, ter­mi­na­ron ofre­cién­do­le nom­bre al po­bla­do cer­cano y más fama a la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal que lo aco­ge, Pal­mi­ra, con una cu­rio­sa his­to­ria vin­cu­la­da a la in­dus­tria azu­ca­re­ra y la re­li­gio­si­dad po­pu­lar de ori­gen afro­cu­bano.

Si­tua­dos a po­co más de 20 km de la ciu­dad de Cien­fue­gos, en el cen­tro-sur del país, apor­tan una pro­me­sa de ver­de so­sie­go, que bien pue­de com­bi­nar­se con una vi­si­ta pos­te­rior a esa ur­be, de­ve­ni­da destino tu­rís­ti­co por sus as­cen­den­cias de ori­gen fran­cés, su ar­qui­tec­tu­ra que enamo­ra y su es­tre­cha re­la­ción con el mar.

En es­te bal­nea­rio tam­bién le re­ga­la­rán el bál­sa­mo de la hos­pi­ta­li­dad, jun­to a la ga­ran­tía del acom­pa­ña­mien­to por un equi­po de es­pe­cia­lis­tas mé­di­cos y téc­ni­cos que ana­li­zan a fon­do ca­da ca­so y per­so­na­li­zan pro­gra­mas de tra­ta­mien­to y reha­bi­li­ta­ción en fun­ción de las ne­ce­si­da­des con­cre­tas del pa­cien­te, o del via­je­ro en bus­ca de una pro­pues­ta que le ha­ga sa­lir­se de la co­ti­dia­nei­dad ago­bian­te de es­tos tiem­pos en que vi­vi­mos.

El cen­tro ter­mal tie­ne aguas mi­ne­ro­me­di­ci­na­les clo­ru­ra­das, bi­car­bo­na­ta­das, só­di­cas y cál­ci­cas, que es­tán cla­si­fi­ca­das co­mo sul­fu­ra­das sí­li­ces, con con­te­ni­do de bro­mo. Su tem­pe­ra­tu­ra ron­da los 32-43 °C, con una mi­ne­ra­li­za­ción to­tal de 1.7-2.2 g/L. Se in­di­can pa­ra te­ra­péu­ti­cas que per­mi­tan hacer fren­te a do­len­cias co­mo: ar­tri­tis, ar­tro­sis, bur­si­tis, se­cue­las qui­rúr­gi­cas y de ac­ci­den­tes, so­ria­sis, fi­bro­mial­gia, po­li­neu­ro­pa­tías, y pa­rá­li­sis ce­re­bra­les in­fan­ti­les, en­tre otras.

PRIN­CI­PA­LES SER­VI­CIOS

En su in­te­rior, es­ta ins­ta­la­ción brin­da el ac­ce­so a 2 pis­ci­nas co­lec­ti­vas, 5 in­di­vi­dua­les y 2 der­ma­to­ló­gi­cas. In­cor­po­ra ade­más du­chas ter­ma­les y ba­ñe­ra de hi­dro­ma­sa­je, lo­ca­les de con­sul­ta mé­di­ca y en­fer­me­ría, así co­mo ser­vi­cios de me­di­ci­na na­tu­ral y tra­di­cio­nal: acu­pun­tu­ra, di­gi­to­pun­tu­ra, mo­xa, ca­lo­res in­fra­rro­jos, fan­go­te­ra­pia y ma­sa­jes. Tam­bién cuen­ta con un de­par­ta­men­to de Fi­sio­te­ra­pia y otro de Psi­co­lo­gía.

El in­mue­ble prin­ci­pal del bal­nea­rio po­see 25 con­for­ta­bles ha­bi­ta­cio­nes que per­mi­ten el alo­ja­mien­to de más de 50 per­so­nas. Las ro­dea un en­torno na­tu­ral de ple­na tran­qui­li­dad y re­la­ja­ción, en el que abun­dan los pi­nos y se sien­te la cer­ca­nía hú­me­da del río Ana­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.