La cá­li­da atrac­ción de los gla­cia­res chi­le­nos

The Warm At­trac­tion of Chi­le's Gla­ciers

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario | Contents - TEX­TO / BY EN­RI­QUE MI­LA­NÉS LEÓN FO­TOS / PHO­TOS AR­CHI­VO EX­CE­LEN­CIAS

De ese mo­do, los ex­tre­mos en di­cho pa­no­ra­ma van des­de un be­bé gla­ciar que sal­pi­ca hie­los cer­ca de la ci­ma del Ne­va­do Ojos del Sa­la­do, el vol­cán más al­to del pla­ne­ta, has­ta el San Ra­fael, gla­ciar cu­ya len­gua la­me el sue­lo en pleno ni­vel del mar.

Me­nos pre­sen­tes en un nor­te magro en llu­vias, au­men­tan en la par­te cen­tral del país «más del­ga­do del mun­do» –en el ma­pa, al me­nos– has­ta ha­cer su fies­ta de es­ca­lo­frian­te belleza en la Pa­ta­go­nia, la zo­na del he­mis­fe­rio sur más pró­di­ga en ta­les fe­nó­me­nos des­con­tan­do, por su­pues­to, «la rei­na del hie­lo»: la An­tár­ti­da.

Hay que ir a Chi­le para ver­lo: Es­tas arro­lla­do­ras ma­sas de hie­lo que con­tie­nen las tres cuar­tas par­tes del agua dul­ce del pla­ne­ta no son solo una ma­ni­fes­ta­ción de la fuer­za de la na­tu­ra­le­za; son, tam­bién, una mues­tra de su her­mo­su­ra.

Di­cen de la Pa­ta­go­nia lo que no se pue­de de­cir de ca­si nin­gún si­tio: en un mis­mo día es ca­paz de en­se­ñar­nos las cua­tro es­ta­cio­nes co­no­ci­das, de mo­do que allí te­ne­mos al al­can­ce no solo lu­ga­res va­ria­dos sino, ade­más, tiem­pos di­fe­ren­tes.

Chi­le es un co­fre alar­ga­do que guar­da va­rios de los lu­ga­res más be­llos y me­nos con­ta­mi­na­dos del pla­ne­ta. A tal pun­to lo es que el Par­que Na­cio­nal de las Torres del Pai­ne fue ele­gi­do al­gu­na vez, en una encuesta del si­tio web vir­tual­tou­rist, de Tri­pAd­vi­sor, co­mo la Oc­ta­va Ma­ra­vi­lla del Mun­do.

Es­ta Re­ser­va de la Bios­fe­ra de la UNES­CO, ubi­ca­da en la provincias de Ma­ga­lla­nes y Úl­ti­ma Es­pe­ran­za, nos en­se­ña sin ru­bor 26 es­pe­cies de ma­mí­fe­ros y 118 ti­pos de aves en un am­bien­te don­de los gla­cia­res cin­ce­la­ron, ha­ce mi­llo­nes de años, pe­cu­lia­res for­mas en la re­cia cor­di­lle­ra.

Los tu­ris­tas quedan en­can­ta­dos con las agu­jas de la Torres de Pai­ne, de al­re­de­dor de 2 800 m, con los enor­mes la­gos tur­que­sas y con los ríos que su­su­rran en sus co­rrien­tes la ex­clu­si­vi­dad de es­te pa­raí­so la­ti­noa­me­ri­cano. Atrae en par­ti­cu­lar el gla­ciar Grey, un «cu­bo» de hie­lo de 6 km de lar­go y 30 m de al­tu­ra que un pa­seo en bar­co co­lo­ca ca­si al al­can­ce de las ma­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.