For­ma­ción y asis­ten­cia mé­di­ca en ins­ti­tu­cio­nes de ex­ce­len­cia

SE RA­TI­FI­CA LA SU­CUR­SAL DE SER­VI­CIOS MÉ­DI­COS CU­BA­NOS EN CA­MA­GÜEY, CO­MO UNO DE LOS DES­TI­NOS DE TU­RIS­MO Y SA­LUD MÁS DES­TA­CA­DOS DEL PAÍS EN EL DESA­RRO­LLO DE PRO­GRA­MAS DO­CEN­TES Y ASISTENCIA­LES DE CA­RA AL MER­CA­DO IN­TER­NA­CIO­NAL

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Especial -

En la más gran­de de las pro­vin­cias cu­ba­nas, Ca­ma­güey, con atrac­ti­vos que de­lei­tan a to­do el que la vi­si­ta, co­mo el cen­tro his­tó­ri­co de su ciu­dad ca­pi­tal –que es Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Hu­ma­ni­dad– en­con­tra­rán tan­to va­ca­cio­nis­tas de pa­so por es­ta is­la ca­ri­be­ña, co­mo los via­je­ros que bus­quen un des­tino tran­qui­lo en el que aten­der su sa­lud y ha­cer al­go de tu­ris­mo, muy va­ria­dos y com­ple­tos pro­gra­mas de asis­ten­cia mé­di­ca, que ga­ran­ti­zan di­rec­ta­men­te la su­cur­sal lo­cal de la Co­mer­cia­li­za­do­ra de Ser­vi­cios Mé­di­cos Cu­ba­nos.

Al mis­mo tiem­po, esa en­ti­dad pone a dis­po­si­ción de jó­ve­nes de to­do el mun­do, o doc­to­res re­cién gra­dua­dos, una am­plia ga­ma de al­ter­na­ti­vas de for­ma­ción y su­pera­ción en el ám­bi­to de la sa­lud, im­pul­sa­das a lo lar­go de 36 años por la Uni­ver­si­dad de Cien­cias Mé­di­cas, Car­los J. Fin­lay, ins­ti­tu­ción aca­dé­mi­ca e in­ves­ti­ga­ti­va de re­co­no­ci­do pres­ti­gio, que siem­pre ha tra­ba­ja­do en es­tre­cho víncu­lo con otro cen­tro de muy al­to ni­vel en ma­te­ria de ser­vi­cios mé­di­cos y apo­yo a la do­cen­cia, el Hos­pi­tal Pro­vin­cial Ma­nuel As­cun­ce Do­me­nech.

De sa­be­res, pre­cep­tos y com­pe­ten­cias

En la ac­tua­li­dad, más de 300 edu­can­dos de unos 43 paí­ses, en re­pre­sen­ta­ción de re­gio­nes muy di­ver­sas del or­be, cur­san es­tu­dios, ma­yor­men­te de pre­gra­do, en es­ta se­de uni­ver­si­ta­ria ca­ma­güe­ya­na, que tie­ne cer­ti­fi­ca­das y de­bi­da­men­te acre­di­ta­das las ca­rre­ras de Me­di­ci­na, Es­to­ma­to­lo­gía y Li­cen­cia­tu­ra en En­fer­me­ría, así co­mo las que se re­la­cio­nan con los per­fi­les de las tec­no­lo­gías de la sa­lud.

Pe­ro la Car­los J. Fin­lay ofer­ta asi­mis­mo ser­vi­cios aca­dé­mi­cos en más de 23 es­pe­cia­li­da­des mé­di­cas, con un di­se­ño cu­rri­cu­lar va­li­da­do in­ter­na­cio­nal­men­te y re­co­no­ci­do en­tre las universida­des de Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be, en co­rres­pon­den­cia con los cré­di­tos que se exi­gen. Cuen­ta con po­si­bi­li­da­des en es­tos mo­men­tos pa­ra in­cre­men­tar su ma­trí­cu­la de post­gra­do, mo­da­li­dad en per­ma­nen­te desa­rro­llo en esa

ins­ti­tu­ción y en la que se han gra­dua­do hasta la fe­cha mi­les de pro­fe­sio­na­les del área y to­das las zo­nas del pla­ne­ta.

A través de la Co­mer­cia­li­za­do­ra, es­ta uni­ver­si­dad mé­di­ca brin­da tam­bién la po­si­bi­li­dad de ac­ce­der a cur­sos cor­tos, ta­lle­res, en­tre­na­mien­tos y di­plo­ma­dos, me­dian­te los cua­les se fa­ci­li­ta cre­cer en sa­be­res y com­pe­ten­cias.

Co­mo es ca­rac­te­rís­ti­co en la en­se­ñan­za de las Cien­cias Mé­di­cas en Cu­ba, Ca­ma­güey for­ma pro­fe­sio­na­les de per­fil am­plio y con al­ta ca­li­fi­ca­ción cien­tí­fi­co-téc­ni­ca, a quie­nes tras­mi­ten los pre­cep­tos de ser ex­po­nen­tes de un ex­ce­len­te desem­pe­ño en to­do mo­men­to y que se de­ben tra­tar de for­ma in­te­gral los pro­ble­mas de sa­lud de los in­di­vi­duos, la fa­mi­lia, así co­mo la co­mu­ni­dad y su en­torno.

Por otra par­te, los egre­sa­dos sa­len de sus au­las con ele­va­dos prin­ci­pios éti­cos y hu­ma­nis­tas, sien­do por­ta­do­res, ade­más, de valores que en­ri­que­cen su mun­do cul­tu­ral, es­pi­ri­tual y so­cial. En esa edu­ca­ción tan com­ple­ta y di­fe­ren­te in­ci­de el he­cho de que su claus­tro de pro­fe­so­res se in­te­gra por pro­fe­sio­na­les de gran pres­ti­gio y ex­pe­rien­cia en el sec­tor mé­di­co, y con una preparació­n más que pro­ba­da pa­ra la do­cen­cia.

Los es­ce­na­rios de las cla­ses no in­clu­yen so­lo pu­pi­tres fren­te a una pi­za­rra, o una pan­ta­lla, sino que to­man rá­pi­do to­da la red de ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud pú­bli­ca de la pro­vin­cia, don­de el desem­pe­ño prác­ti­co con­tri­bu­ye al afian­za­mien­to de la teo­ría; otro de los con­cep­tos que dis­tin­gue y ha he­cho re­sal­tar por más de 50 años a la es­cue­la cu­ba­na de Me­di­ci­na.

Ver­da­de­ro cen­tro de re­fe­ren­cia

El Hos­pi­tal Pro­vin­cial Uni­ver­si­ta­rio Ma­nuel As­cun­ce Do­me­nech es pre­ci­sa­men­te uno de esos es­pa­cios que fun­cio­na co­mo uni­dad asis­ten­cial, y al mis­mo tiem­po do­cen­te, cuen­ta con una ma­trí­cu­la que es­te año ha lle­ga­do a su­mar 400 re­si­den­tes en sus di­fe­ren­tes es­pe­cia­li­da­des, en­tre cu­ba­nos y es­tu­dian­tes ex­tran­je­ros. Pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad tie­ne con­for­ma­da una pi­rá­mi­de de pro­fe­so­res ti­tu­la­res, au­xi­lia­res y asis­ten­tes.

Se­gún re­fie­re su di­rec­tor, el Dr. C. Mi­guel Emi­lio García Ro­drí­guez, ese hos­pi­tal cum­plió re­cien­te­men­te sus 55 años de exis­ten­cia, pues fue inau­gu­ra­do en 1962, y ha lle­ga­do a ar­ti­cu­lar en sus ins­ta­la­cio­nes 38 ser­vi­cios de sa­lud y 25 ser­vi­cios mé­di­cos con sa­las de hos­pi­ta­li­za­ción, asu­mi­dos por un to­tal de 675 pro­fe­sio­na­les en fun­cio­nes di­rec­tas de aten­ción, des­ta­can­do por­que 275 de ellos tie­nen ca­te­go­ría de es­pe­cia­lis­tas de pri­mer y se­gun­do gra­dos, en tan­to que los res­tan­tes son los pro­pios re­si­den­tes.

En Ca­ma­güey, el Ma­nuel As­cun­ce Do­me­nech cons­ti­tu­ye cen­tro de re­fe­ren­cia obli­ga­da, al ser la uni­dad con ma­yor ca­pa­ci­dad de re­so­lu­ción y po­der asis­ten­cial en esa lo­ca­li­dad, con un plan qui­rúr­gi­co que al­can­za las 25 000 in­ter­ven­cio­nes y se vin­cu­la fun­da­men­tal­men­te con las es­pe­cia­li­da­des de Neu­ro­ci­ru­gía, Ci­ru­gía Ge­ne­ral, Or­to­pe­dia, Ci­ru­gías de Mí­ni­mo Ac­ce­so y Ci­ru­gías Plás­ti­cas.

Pa­ra res­pal­dar una asis­ten­cia más com­ple­ta de sa­lud in­cor­po­ra al­ta tec­no­lo­gía en me­dios de diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to, con ser­vi­cios avan­za­dos en ima­ge­no­lo­gía. Po­see equi­pa­mien­to pa­ra la rea­li­za­ción de re­so­nan­cias mag­né­ti­cas y to­mo­gra­fías axia­les compu­tari­za­das, así co­mo pa­ra la ul­tra­so­no­gra­fía diag­nós­ti­ca e in­ter­ven­cio­nis­ta de al­ta re­so­lu­ción.

Des­de ha­ce al­gún tiem­po, a sus ser­vi­cios de aten­ción mé­di­ca es­pe­cia­li­za­da pue­den ac­ce­der pa­cien­tes fo­rá­neos que se in­tere­sen por de­ter­mi­na­dos tra­ta­mien­tos y los so­li­ci­ten pre­via­men­te, aun­que en es­te hos­pi­tal tam­bién se brin­dan pres­ta­cio­nes an­te ur­gen­cias y ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de sa­lud, pa­ra tu­ris­tas y vi­si­tan­tes en ge­ne­ral que ha­gan es­tan­cia en la pro­vin­cia. Exis­te ha­bi­li­ta­da pa­ra ellos una sa­la de in­gre­so con cua­tro ca­mas, in­clu­yen­do co­mo­di­da­des im­pres­cin­di­bles pa­ra fa­mi­lia­res y acom­pa­ñan­tes.

De acuer­do con los di­rec­ti­vos que lle­van di­rec­ta­men­te es­te tema, hasta el mo­men­to las es­pe­cia­li­da­des más de­man­da­das en la ac­ti­vi­dad de asis­ten­cia mé­di­ca in­ter­na­cio­nal son: Or­to­pe­dia, Of­tal­mo­lo­gía, Neu­ro­ci­ru­gía, Ci­ru­gía Ge­ne­ral y Ci­ru­gía Plás­ti­ca y Re­cons­truc­ti­va.

En tan­to que en el área de la do­cen­cia, el hos­pi­tal ha cons­ta­ta­do un cre­cien­te in­te­rés por otro gru­po de cur­sos de post­gra­do y pa­san­tías que vie­ne con­for­man­do en los úl­ti­mos años, pa­ra que Cu­ba y el mun­do pue­dan re­tro­ali­men­tar­se de los co­no­ci­mien­tos y la ex­per­ti­cia ad­qui­ri­dos por sus pro­pios es­pe­cia­lis­tas.

Dr. Al­bio Pa­che­co Me­jías, Es­pe­cia­lis­ta en Me­di­ci­na In­ter­na y Vi­ce­rec­tor Ge­ne­ral de la Uni­ver­si­dad de Cien­cias Mé­di­cas de Ca­ma­güey.

Dr. C. Mi­guel Emi­lio García Ro­drí­guez. Di­rec­tor del Hos­pi­tal Pro­vin­cial Uni­ver­si­ta­rio Ma­nuel As­cun­ce Do­me­nech, de Ca­ma­güey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.