Cu­ba: país de gran­des opor­tu­ni­da­des

ESA CREA­TI­VI­DAD, PRO­FUN­DA­MEN­TE INS­TA­LA­DA EN EL AL­MA DEL CU­BANO, CONS­TI­TU­YE «UNA IN­VI­TA­CIÓN A QUE NUES­TRAS NA­CIO­NES TRA­BA­JEN JUN­TAS», DI­CE EL EXC­MO. DR. AN­TONY STO­KES, EM­BA­JA­DOR DEL REINO UNI­DO DE GRAN BRE­TA­ÑA E IR­LAN­DA DEL NOR­TE EN LA HA­BA­NA

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario - TEX­TO / BY JO­SÉ LUIS ESTRADA BE­TAN­COURT FO­TOS / PHO­TOS RAUL ABREU

Cu­ba: A Country of Great Op­por­tu­ni­ties

Via­jó por pri­me­ra vez a Cu­ba, co­mo un tu­ris­ta, en 1994. En­ton­ces, co­mo aho­ra, lo que más le cau­ti­vó fue esa gen­te que des­cu­bría mien­tras ma­ne­ja­ba aquel au­to al­qui­la­do que lo lle­va­ba Is­la aden­tro. Y por su­pues­to que dis­fru­tó del sol y la pla­ya, de Ca­yo Lar­go y Va­ra­de­ro, pe­ro car­ga­ba con una mo­ti­va­ción ma­yor: co­no­cer al país de cer­ca, ha­cer su­ya par­te de su his­to­ria y su cul­tu­ra.

Lue­go de más de 20 años de le­ja­nía, re­gre­só nue­va­men­te a la Is­la. Es­ta vez en un rol di­fe­ren­te, co­mo el Exc­mo. Sr. An­tony Sto­kes, Em­ba­ja­dor del Reino Uni­do de Gran Bre­ta­ña e Ir­lan­da del Nor­te. «Re­sul­tó muy es­pe­cial vol­ver, so­bre to­do por­que no ha­bía con­se­gui­do ol­vi­dar a los cu­ba­nos, por su ca­rác­ter, hos­pi­ta­li­dad, por la amis­tad sin­ce­ra que te brin­dan... Así era in­clu­so en pleno pe­río­do es­pe­cial, una épo­ca de “pe­sa­di­lla”. Sin em­bar­go, los cu­ba­nos nun­ca per­die­ron su son­ri­sa, su ge­ne­ro­si­dad... Esa mis­ma ha si­do mi ex­pe­rien­cia co­mo di­plo­má­ti­co. Por­que co­noz­co a su gen­te, son po­si­ti­vos mis sen­ti­mien­tos so­bre el fu­tu­ro de Cu­ba».

¿Cuá­les cree que han si­do las ra­zo­nes que de­ter­mi­na­ron la elec­ción del Reino Uni­do co­mo País In­vi­ta­do de Ho­nor de FITCu­ba 2018?

«Ha­bría que pre­gun­tar­le al Mi­nis­te­rio del Tu­ris­mo (MINTUR), pe­ro es ob­vio que el ele­va­do ni­vel del tu­ris­mo bri­tá­ni­co en Cu­ba pu­do ha­ber in­flui­do. So­mos el cuar­to país en cuan­to al nú­me­ro de via­je­ros que arri­ba ca­da año, y esos nú­me­ros cre­cen. En el año 2016 vi­si­ta­ron la Is­la 194 815 per­so­nas, mien­tras que en 2017 lo hi­cie­ron 205 727, un cre­ci­mien­to del 5,6 %. Y ello ocu­rrió a pe­sar de los ho­rri­bles efec­tos del hu­ra­cán Ir­ma, que da­ñó se­ria­men­te a mu­chos de los si­tios pre­fe­ri­dos por los bri­tá­ni­cos: los ca­yos lo­ca­li­za­dos en la cos­ta nor­te de las pro­vin­cias de Vi­lla Cla­ra y Cie­go de Ávila, ade­más de Guar­da­la­va­ca, en Hol­guín. Hay que re­co­no­cer los es­fuer­zos de las au­to­ri­da­des cu­ba­nas pa­ra po­der re­cons­truir, con pro­fe­sio­na­lis­mo y agi­li­dad, las in­fra­es­truc­tu­ras afec­ta­das».

¿Po­dría ca­rac­te­ri­zar al tu­ris­ta bri­tá­ni­co? ¿Qué bus­ca, qué lo mo­ti­va?

«Exis­ten mu­chos in­te­re­ses. La ma­yo­ría se de­ci­de por pa­que­tes

All In­clu­si­ve en la cos­ta nor­te. Hay tu­ris­tas que dis­fru­tan el sol, las pla­yas in­creí­bles, muy be­llas, pe­ro tam­bién es­tán quie­nes bus­can am­pliar los ho­ri­zon­tes. Cu­ba tie­ne una tra­yec­to­ria muy in­tere­san­te en el cam­po del me­dioam­bien­te, en su pro­tec­ción, y ello per­mi­te que ven­gan con el de­seo de prac­ti­car el eco­tu­ris­mo y el tu­ris­mo or­ni­to­ló­gi­co, es de­cir, apre­ciar el es­pec­tácu­lo de la mi­gra­ción de aves. O, por otro la­do, des­cu­brir la gas­tro­no­mía cu­ba­na. Asi­mis­mo les re­sul­ta muy in­tere­san­te ver có­mo Cu­ba va cam­bian­do en tér­mino de lo que pue­de ofre­cer, por­que ya no so­lo se tra­ta del tu­ris­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.