En­tre luz des­ti­la­da y sol lí­qui­do

GERMINARON EN SU MEN­TE MIL SI­NIES­TRAS CON­JE­TU­RAS, Y ENDULZÓ SUS AMARGURAS CON EL RON Y EL AGUAR­DIEN­TE. FRAG­MEN­TO DEL POE­MA DON BAR­TO­LO DE JUAN CRIS­TÓ­BAL NÁ­PO­LES FA­JAR­DO, «EL CUCALAMBÉ» (1829-1862)

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - SUMARIO - TEX­TO / JOR­GE LUIS MÉN­DEZ RO­DRÍ­GUEZ-ARENCIBIA, PRE­SI­DEN­TE EJE­CU­TI­VO DE LA CÁ­TE­DRA CU­BA­NA DE GAS­TRO­NO­MÍA Y TU­RIS­MO.

Al de­cir de un im­pres­cin­di­ble es­tu­dio­so del “hi­jo ale­gre de la ca­ña de azú­car”, el des­ta­ca­do pe­rio­dis­ta y es­cri­tor cu­bano Fer­nan­do G. Cam­poa­mor, fue un vien­to fun­da­dor la fuer­za na­tu­ral que pro­pul­sa­ra el ve­la­men de las na­ves de Cris­tó­bal Co­lón, pa­ra in­tro­du­cir en el Nue­vo Mun­do la cien­tí­fi­ca­men­te nom­bra­da Sac­cha­rum of­fi­ci­na­rum. No so­lo nue­vo dul­zor, asen­ta­do y enar­bo­la­do en el Ca­ri­be, trae­ría el Al­mi­ran­te Ma­yor de la Mar Océano, du­ran­te su se­gun­do via­je, en 1493, con es­ta plan­ta em­pe­ña­da en dar su fru­to an­tes de flo­re­cer. Tam­bién, ex­pec­tan­te cu­rio­si­dad des­per­tó en los con­quis­ta­do­res his­pa­nos que su ju­go –co­no­ci­do en Cu­ba co­mo gua­ra­po– con adi­ción de agua y ex­pues­ta al sol, fer­men­ta­ba y pro­du­cía la ta­fia, fran­co an­te­ce­sor de aguar­dien­tes y ro­nes, en es­ta par­te del pla­ne­ta.

To­da­vía no pre­ci­sa­do dón­de se ori­gi­nó el ron en Amé­ri­ca, es asu­mi­do ge­né­ri­ca­men­te co­mo de crea­ción ca­ri­be­ña. Las con­di­cio­nes de in­su­la­ri­dad, los re­gí­me­nes de ai­res so­no­ros y cá­li­dos, co­mo an­ces­tra­les pa­dres de ben­de­ci­das co­rrien­tes ma­ri­nas, amén de par­ti­cu­la­res con­di­cio­nes de te­rre­nos, cli­mas y gen­tes que mar­can historia y tra­di­cio­nes, pro­pi­cian des­de ha­ce más de cen­tu­ria y me­dia que en la Is­la Gran­de se pro­duz­ca el ron li­ge­ro, co­mo cre­den­cial dis­tin­ti­va del au­gus­to pla­cer de be­ber.

Las par­ti­cu­la­res con­di­cio­nes del cli­ma y la tie­rra pro­pi­cia­ron des­de ha­ce más de cen­tu­ria y me­dia que en Cu­ba se pro­du­je­ra el ron li­ge­ro, co­mo cre­den­cial dis­tin­ti­va del pla­cer de be­ber

Es en 1862 que el ca­ta­lán don Fa­cun­do Ba­car­dí Mas­só co­men­za­ra a pro­du­cir es­ta suer­te de luz des­ti­la­da y sol lí­qui­do en San­tia­go de Cu­ba, la­bo­rio­si­dad con­ti­nua­da por su hi­jo Emilio Ba­car­dí Mo­reau, quien a su vez des­ta­ca­ra co­mo be­ne­fac­tor de su ciu­dad na­tal, crio­llo pró­di­go en cul­tu­ra y pa­trio­tis­mo. Sus su­ce­so­res se mar­cha­ron del país a prin­ci­pios de la dé­ca­da de los años 60 del si­glo XX y es­ta­ble­cie­ron es­ta mar­ca en otras naciones.

No re­sul­ta­ría ocio­so, por cier­to, alu­dir una afir­ma­ción del pro­pio don Fa­cun­do, pu­bli­ca­da en El li­bro de Cu­ba, La Ha­ba­na, 1925: “En ver­dad, no hu­bo ni po­drá ha­ber en nin­gún mo­men­to de la historia, ni en país al­guno, ron co­mo el nues­tro. Ni se­me­jan­te si­quie­ra, los que se fa­bri­quen fue­ra de Cu­ba no dis­po­nen de la me­jor ma­te­ria pri­ma que exis­te, que son las mie­les de ca­ña cu­ba­nas, pre­ci­sa­men­te”.

Ta­les bon­da­des dis­pu­so la na­tu­ra­le­za ha­cer­las ex­ten­si­vas a la ma­yor par­te de la geo­gra­fía cu­ba­na, ade­más de de­ri­var ti­pos y mar­cas de ro­nes con ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias, re­gio­na­les y lo­ca­les. En el Oc­ci­den­te del país se en­cuen­tran la ro­ne­ra San­ta Cruz del Nor­te, en fun­cio­na­mien­to des­de 1919, y la de San Jo­sé de las La­jas, inau­gu­ra­da en 2008, am­bas en la pro­vin­cia de Ma­ya­be­que, cer­ca­nas a la ca­pi­tal ha­ba­ne­ra. En el Cen­tro, la ro­ne­ra Agus­tín Ro­drí­guez Me­na, en el po­bla­do de San­to Do­min­go, pro­vin­cia de Vi­lla Cla­ra, al igual que la ro­ne­ra Cár­de­nas, ciu­dad que per­te­ne­ce a la pro­vin­cia de Ma­tan­zas, don­de se ori­gi­na­ra en 1878 la afa­ma­da mar­ca Ha­va­na Club. Y en el Orien­te, las ro­ne­ras de San­tia­go de Cu­ba, he­re­de­ras de las des­ti­le­rías es­ta­ble­ci­das en di­cha lo­ca­li­dad, des­de 1862.

Com­pren­den las pro­duc­cio­nes de Ha­va­na Club los añe­jos Blan­co, 3 Años, Es­pe­cial, Re­ser­va y 7 Años; al igual que su co­lec­ción Icó­ni­ca de Se­lec­ción de Maes­tros, Añe­jo 15 Años Gran Re­ser­va, Co­lec­ción Tri­bu­to (li­mi­ta­da, anual­men­te), Unión y Má­xi­mo Ex­tra Añe­jo. Y en­tre las lí­neas de pro­duc­ción de la Cor­po­ra­ción Cu­ba Ron, S.A., se en­cuen­tran el ron Is­la del Te­so­ro Ex­tra Añe­jo; ro­nes Cu­bay (Car­ta Blan­ca, Car­ta Do­ra­da, Añe­jo Sua­ve, Añe­jo, Ex­tra-Añe­jo 150 Aniver­sa­rio, Car­ta Blan­ca Ex­tra Vie­jo, Ex­tra Añe­jo 1870 y Eli­xir 33); cre­mas Cu­bay (plá­tano, pi­ña, anís, co­co, li­món, ca­cao, ca­fé, Tri­ple Sec, Ma­rras­quino, Gra­na­di­na y men­ta ver­de); ro­nes Per­la del Nor­te (Car­ta Blan­ca, Añe­jo y Car­ta de Oro) y ro­nes San­tia­go de Cu­ba (Car­ta Blan­ca, Añe­jo, Añe­jo Su­pe­rior 11 años, Ex­tra Añe­jo 12 años, Ex­tra Añe­jo 485, 490 y 500 Aniver­sa­rio de la fun­da­ción de la vi­lla San­tia­go de Cu­ba, Ex­tra Añe­jo Si­glo y Me­dio del Ron Li­ge­ro).

En un in­ter­mi­na­ble diá­lo­go con las per­cep­cio­nes, los maes­tros ro­ne­ros cu­ba­nos, cu­yos sa­be­res fue­ron de­cla­ra­dos en 2016 co­mo Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Na­ción, per­sis­ten en la bús­que­da de re­no­va­dos de­lei­tes con aro­mas y sa­bo­res, ge­nui­nos pro­duc­tos del in­ge­nio na­cio­nal.

Los maes­tros ro­ne­ros cu­ba­nos, cu­yos sa­be­res fue­ron de­cla­ra­dos en 2016 co­mo Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Na­ción, per­sis­ten en la bús­que­da de re­no­va­dos de­lei­tes con aro­mas y sa­bo­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.