Pi­lar del de­sa­rro­llo in­dus­trial

CIEN­FUE­GOS FOR­TA­LE­CE SU ECO­NO­MÍA POR ME­DIO DE LA PRO­DUC­CIÓN AGRO­PE­CUA­RIA Y OTRAS LÍ­NEAS, MAS EN ES­TE FREN­TE LA IN­DUS­TRIA SE ERI­GE CO­MO EL EMBLEMA DIS­TIN­TI­VO DEL TE­RRI­TO­RIO EN LA AC­TUA­LI­DAD

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Cienfuegos 200 - TEX­TO Y FOTOS: JU­LIO MAR­TÍ­NEZ MO­LI­NA

Des­de la pues­ta en vi­gor de la nue­va di­vi­sión po­lí­ti­co-ad­mi­nis­tra­ti­va, en 1976, cuan­do Cien­fue­gos pa­só a la ca­te­go­ría de pro­vin­cia, Fi­del con­ci­bió que es­te fue­se un te­rri­to­rio emi­nen­te­men­te in­dus­trial. Es una his­to­ria que co­men­zó en di­cha dé­ca­da y abar­ca has­ta hoy, cuan­do aquí se al­zan va­rios de los en­cla­ves más im­por­tan­tes de la na­ción en el área de ma­rras, mien­tras el te­rri­to­rio ha­lla los prin­ci­pa­les fun­da­men­tos de su de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co en tal ver­tien­te.

Du­ran­te la se­gun­da mi­tad del de­ce­nio de los años 70 del pa­sa­do si­glo, el pai­sa­je eco­nó­mi­co ex­pe­ri­men­tó gran­des trans­for­ma­cio­nes, al ini­ciar­se un rau­do pro­ce­so de cons­truc­cio­nes de em­pla­za­mien­tos in­dus­tria­les de di­ver­so per­fil. A sa­ber, la Fá­bri­ca de Glu­co­sa (úni­ca de su ti­po en Cu­ba y en Amé­ri­ca La­ti­na, que al ca­lor de su aniver­sa­rio 40 fue vi­si­ta­da por el Pre­si­den­te cu­bano Mi­guel Díaz-Ca­nel Ber­mú­dez, el 17 de enero de 2019), el Mo­lino de Tri­go y la Fá­bri­ca de Rie­go por As­per­sión de O´Bur­ke.

Así, a la sa­zón em­pe­za­ba a di­bu­jar­se lo que es en la ac­tua­li­dad la Zo­na In­dus­trial de Cien­fue­gos, sin pa­ran­gón en el país, que agru­pa di­ver­sos cen­tros de es­te ti­po.

En 1979 se fun­dó el Ins­ti­tu­to Su­pe­rior Téc­ni­co de Cien­fue­gos (hoy Uni­ver­si­dad Car­los Ra­fael Ro­drí­guez), en con­se­cuen­cia di­rec­ta con lo an­te­rior en tan­to aquí iban a ser for­ma­dos los es­pe­cia­lis­tas que di­ri­gi­rían los frentes es­pe­cia­li­za­dos de las re­fe­ri­das fá­bri­cas. En la ca­sa de al­tos es­tu­dios se han gra­dua­do mi­les de in­ge­nie­ros en es­pe­cia­li­da­des co­mo: In­ge­nie­ría In­dus­trial, Me­cá­ni­ca, Eléc­tri­ca, Ter­moe­ner­gé­ti­ca y otras esen­cia­les al mis­mo efec­to.

Rom­pió la dé­ca­da de los años 80 con la inau­gu­ra­ción de dos pun­ta­les co­mo la Fá­bri­ca de Ce­men­to Car­los Marx (con ayu­da de la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca Ale­ma­na) y la de Fer­ti­li­zan­tes Ni­tro­ge­na­dos. La cons­truc­ción de la Re­fi­ne­ría de Cien­fue­gos fue un pro­pó­si­to del Go­bierno cu­bano que igual­men­te se con­so­li­dó en­ton­ces, con el res­pal­do de la Unión So­vié­ti­ca (URSS).

La gran na­ción eu­ro­asiá­ti­ca tam­bién re­sul­tó pa­lan­ca bá­si­ca en la con­cep­ción de la Cen­tral Elec­tro­nu­clear (CEN) de Ju­ra­guá. Esa, una de las po­si­bi­li­da­des más cier­tas de de­sa­rro­llo a cor­to pla­zo, se es­fu­mó en me­dio de la eta­pa de ex­tra­or­di­na­ria re­ver­sión en el te­rreno eco­nó­mi­co de­no­mi­na­da Pe­río­do Es­pe­cial, la cual so­bre­vino a prin­ci­pios de los años 90. Mu­cho tiem­po de es­fuer­zo cons­truc­ti­vo y tec­no­ló­gi­co sos­te­ni­dos que­da­ron blo­quea­dos lue­go del ce­se de la edi­fi­ca­ción de la co­lo­sal obra, de­ri­va­do del co­lap­so de la URSS y del ad­ve­ni­mien­to de la iné­di­ta si­tua­ción en el te­rri­to­rio ca­ri­be­ño.

DE­SA­RRO­LLO ECO­NÓ­MI­CO SIN IN­TE­RRUP­CIO­NES

A to­das lu­ces, el Pe­río­do Es­pe­cial su­pu­so un obs­tácu­lo con­si­de­ra­ble, aun­que no in­sal­va­ble pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de Cien­fue­gos que si­guió, de for­ma pro­gre­si­va, in­sis­tien­do en el as­pec­to in­dus­trial, y ex­pan­dió la ac­ción en el área agrí­co­la, pa­ra res­pon­der al re­que­ri­mien­to es­tra­té­gi­co de ali­men­tar al

pueblo. A pe­sar del for­tí­si­mo im­pac­to que en ma­te­ria de arri­bo de fer­ti­li­zan­tes y quí­mi­cos tu­vo el so­ca­vón eco­nó­mi­co, se for­ta­le­cie­ron las ba­ses pa­ra po­ner en mar­cha los prin­ci­pa­les po­los pro­duc­ti­vos de la pro­vin­cia, am­bos de re­fe­ren­cia na­cio­nal en la ac­tua­li­dad: Hor­qui­ta y Ju­ra­guá, en­cla­va­dos en el mu­ni­ci­pio de Abreus.

Un ejem­plo de lo an­te­rior es que en el mis­mo año 1996 se al­can­zó una ci­fra sin pre­ce­den­tes des­de 1990: 1 800 000 q de pro­duc­tos agrí­co­las.

En 1999 se ini­cia­ron las obras de am­plia­ción del Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal Jai­me Gon­zá­lez, con el pro­pó­si­to de ga­ran­ti­zar­le una pis­ta de 2 800 m, con po­si­bi­li­da­des de ate­rri­za­je y des­pe­gue de avio­nes de ma­yor por­te. La ini­cia­ti­va se co­rres­pon­día con las de­man­das del po­lo tu­rís­ti­co del cen­tro sur que en su ho­tel Ho­ri­zon­tes Ran­cho Lu­na re­ci­bía des­de en­ton­ces a un ele­va­do vo­lu­men anual de vi­si­tan­tes ca­na­dien­ses y de va­rios paí­ses de Eu­ro­pa.

A tono con el in­te­rés des­per­ta­do en el cir­cui­to fo­rá­neo por vi­si­tar una ciu­dad cu­yo Cen­tro His­tó­ri­co es pro­cla­ma­do Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral de la Hu­ma­ni­dad, se ar­ti­cu­ló una red de ho­te­les En­can­to, per­so­na­li­za­dos, en in­mue­bles de va­lor pa­tri­mo­nial, a la ma­ne­ra del Unión, Pa­la­cio Azul, Per­la del Mar y Ca­sa Ver­de, en­tre otros. En 2018 el ho­tel Gran Ca­ri­be Ja­gua pa­só a for­mar par­te, en tan­to en­ti­dad de ad­mi­nis­tra­ción mix­ta cu­bano-es­pa­ño­la, de la ca­de­na ho­te­le­ra Me­liá; co­mo tam­bién el San Car­los, inau­gu­ra­do jus­to ese año y con se­de en el co­ra­zón de la ciu­dad.

Pa­ra 2007 la Fá­bri­ca de Ce­men­tos Cien­fue­gos (ya aho­ra una em­pre­sa mix­ta con ca­pi­tal me­xi­cano) pro­du­jo el mi­llón de to­ne­la­das, con lo cual so­bre­pa­só el ré­cord es­ta­ble­ci­do en 1989, signo evi­den­te de la pau­la­ti­na re­cu­pe­ra­ción in­dus­trial del te­rri­to­rio.

La IV Cum­bre de Pe­tro­ca­ri­be, he­cho de re­per­cu­sión mun­dial, acae­ció el 21 de di­ciem­bre de 2007 en el ho­tel Ja­gua, con la pre­sen­cia de los lí­de­res po­lí­ti­cos de las na­cio­nes vin­cu­la­das a ese acuer­do de in­te­gra­ción ener­gé­ti­ca. En la no­che de esa jor­na­da que­dó rei­nau­gu­ra­da la em­pre­sa mix­ta cu­bano-ve­ne­zo­la­na PDV-Cu­pet S.A Re­fi­ne­ría de Pe­tró­leo Ca­mi­lo Cien­fue­gos, por los man­da­ta­rios de am­bas na­cio­nes, Raúl Cas­tro y Hu­go Chá­vez.

Su es­ta­bi­li­dad ope­ra­cio­nal ga­ran­ti­za el cum­pli­mien­to de las me­tas en la pro­duc­ción de tur­bo Jet A-1 (el ren­glón es­tre­lla aquí); ga­so­li­na B-50 y B-83; dié­sel 0,5 y 0,8; fuel oil 450 y 650, así co­mo dos va­rian­tes de GLP (gas li­cua­do), en­tre otras lí­neas. En 2017, al arri­bar­se a la dé­ca­da de fun­cio­na­mien­to de la Ca­mi­lo Cien­fue­gos, el vo­lu­men de ba­rri­les de pe­tró­leo pro­ce­sa­dos so­bre­pa­sa­ba ya los 150 mi­llo­nes.

A lo lar­go de ese 2017, en que em­pe­zó a ope­rar co­mo en­ti­dad es­ta­tal ple­na­men­te cu­ba­na, ba­jo la égi­da de la Unión Cu­ba-Pe­tró­leo (Cu­pet), se de­mos­tró que el ob­je­ti­vo fa­bril es­ta­ba pre­pa­ra­do pa­ra pro­ce­sar cru­dos que in­clu­so su­pe­ra­ban las ca­rac­te­rís­ti­cas pa­ra los que fue di­se­ña­do en la eta­pa so­vié­ti­ca, so­lo des­ti­na­do en­ton­ces a los de ti­po dul­ce de ba­jo con­te­ni­do de azu­fre. Por pri­me­ra vez, ha­ce dos años, se rom­pió esa ba­rre­ra con el pro­ce­sa­mien­to de ca­li­da­des que van des­de los 22 has­ta los 46 gra­dos API (ori­gi­nal­men­te se di­se­ñó pa­ra es­tán­da­res de 32 gra­dos API).

En el fi­na­li­za­do 2018, la Re­fi­ne­ría honró sus com­pro­mi­sos y aho­ra mis­mo sus es­pe­cia­lis­tas preparan un plan an­ti­con­tin­gen­cia de per­fil múl­ti­ple, de ca­ra a im­pe­dir la re­edi­ción de he­chos co­mo el de­rra­ma­mien­to de cru­do a la Bahía de Ja­gua, sus­ci­ta­do co­mo con­se­cuen­cia de las inun­da­cio­nes de sus pis­ci­nas de al­ma­ce­na­mien­tos por las pre­ci­pi­ta­cio­nes de la tor­men­ta sub­tro­pi­cal Al­ber­to.

Pre­vis­ta pa­ra ser inau­gu­ra­da es­te abril tras la to­tal ter­mi­na­ción del em­pla­za­mien­to, la Fá­bri­ca de Fer­ti­li­zan­tes NPK, que per­te­ne­ce a la Em­pre­sa Quí­mi­ca de Cien­fue­gos (Equi­fa), es­tá en­ca­mi­na­da a im­pul­sar la pro­duc­ción de abo­nos con vis­tas al em­pleo en dis­tin­tas ra­mas del país. Se tra­ta de una plan­ta de fer­ti­li­zan­tes mez­cla­dos de tec­no­lo­gía hindú (es el prin­ci­pal pro­yec­to de fi­nan­cia­mien­to de Nue­va Del­hi en Cu­ba en es­te si­glo) con ele­va­dos pa­rá­me­tros pro­duc­ti­vos, que la pon­drán en con­di­cio­nes de apor­tar 55 t/h.Tam­bién es­tá orien­ta­da ha­cia la ex­por­ta­ción, en un pri­mer mo­men­to ha­cia el área ca­ri­be­ña. Los vo­lú­me­nes anua­les de­ben lle­gar a las 300 000 t.

DES­PE­GUE SIN PAU­SA

Fundada en 1964 ba­jo la di­rec­ción del Mi­nis­te­rio de In­dus­trias por Er­nes­to Che Gue­va­ra, la Em­pre­sa Oleohi­dráu­li­ca Jo­sé Gre­go­rio Mar­tí­nez fa­bri­ca man­gue­ras de me­dia o al­ta pre­sión, cilindros hi­dráu­li­cos, pren­sas, trans­pa­le­tas (ca­rre­ti­llas pa­ra el trans­por­te ma­nual

de las car­gas) y ga­tos hi­dráu­li­cos de bo­te­lla de 2, 5, 7 y 12 t.

El des­gas­te y ob­so­les­cen­cia del par­que tec­no­ló­gi­co, de­ter­mi­nó la ne­ce­sa­ria re­no­va­ción de es­ta plan­ta, sin si­mi­lar en la Is­la y to­ma­da co­mo pa­ra­dig­ma de em­pre­sa es­ta­tal so­cia­lis­ta, con el fin de ele­var la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va, au­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad de sus produccion­es y hu­ma­ni­zar la la­bor. La in­ver­sión per­mi­tió ac­tua­li­zar la lí­nea de fa­bri­ca­ción y ela­bo­rar cilindros de has­ta 4 m de lon­gi­tud y 300 mm de diá­me­tro; amén de abar­car to­da la ga­ma de man­gue­ras hi­dráu­li­cas rec­tas y aco­da­das.

El ma­yor Com­bi­na­do de Ce­rea­les del país (apor­ta el 42% de la pro­duc­ción na­cio­nal de ha­ri­na de tri­go) cul­mi­nó en años re­cien­tes un pro­ce­so in­ver­sio­nis­ta di­ri­gi­do a au­men­tar su ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da e im­pul­sar su pro­duc­ción de 160 000 t anua­les a 175 000 t. Tam­bién en­cla­va­da en la Zo­na In­dus­trial, es­ta ins­ta­la­ción es ob­je­to de otra in­ver­sión con fi­nan­cia­mien­to bel­ga, pa­ra el me­jo­ra­mien­to de las car­gas en las em­bar­ca­cio­nes.

La cer­ca­nía al Puer­to de Cien­fue­gos (se­gun­do en im­por­tan­cia de Cu­ba) con­tri­bu­ye al des­pe­gue de es­tas y otras in­dus­trias co­mo la re­fe­ri­da Re­fi­ne­ría de Pe­tró­leo. Por di­cha ra­da se ex­por­ta, ade­más, ce­men­to y clín­ker, así co­mo azú­car de pri­me­ra ca­li­dad ha­cia el mer­ca­do eu­ro­peo pro­ve­nien­te del in­ge­nio Ciu­dad Ca­ra­cas, del mu­ni­ci­pio de La­jas; uno de los cin­co que mue­len en la pro­vin­cia, jun­to al An­to­nio Sán­chez (de Agua­da de Pa­sa­je­ros), Cin­co de Sep­tiem­bre y 14 de Ju­lio (Ro­das) y El­pi­dio Gó­mez (Pal­mi­ra), cu­yas produccion­es al ter­mi­nar la za­fra en abril de 2019, de­ben ra­yar las 132 000 t (30 000 más que en la cam­pa­ña an­te­rior), se­gún el plan de pro­duc­ción anual.

Den­tro del en­tra­ma­do in­dus­trial de la pro­vin­cia des­ta­ca asi­mis­mo el Com­bi­na­do Lác­teo Es­cam­bray, em­pla­za­do en el mu­ni­ci­pio de Cu­ma­na­ya­gua. El 12 de enero del año en cur­so, la mi­nis­tra de la In­dus­tria Ali­men­ta­ria, Iris Ro­jas Qui­ño­nes, en­co­mió la se­rie­dad, buen ha­cer y ex­qui­si­tez que allí se res­pi­ra, al tiem­po que agra­de­ció su apo­yo en la en­tre­ga de he­la­dos a la ca­pi­tal del país.

A la ali­men­ta­ción de La Ha­ba­na tri­bu­tan asi­mis­mo el Po­lo Pro­duc­ti­vo Hor­qui­ta y el Com­bi­na­do Por­cino del mu­ni­ci­pio de Pal­mi­ra, la úni­ca em­pre­sa de Cien­fue­gos cu­yas produccion­es su­pe­ran en la ac­tua­li­dad, con cre­ces, los indicadore­s pre­vios al Pe­río­do Es­pe­cial.

En Agua­da de Pa­sa­je­ros acon­te­ce a es­ta fe­cha la eta­pa fi­nal del pro­ce­so in­ver­sio­nis­ta que ase­gu­ra­rá la reac­ti­va­ción de la Des­ti­le­ría de Al­coho­les Fi­nos de Ca­ña, a la ve­ra de la uni­dad em­pre­sa­rial de ba­se An­to­nio Sán­chez, fi­ja­da pa­ra inau­gu­rar­se en abril de 2019. Se es­pe­ra que es­te año pue­da com­ple­tar los 16 mi­llo­nes de li­tros, de los cua­les ex­por­ta­rán más del 50%. Ello de­be ge­ne­rar in­gre­sos por con­cep­to de ven­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les por 12 mi­llo­nes de CUC. Los prin­ci­pa­les clien­tes na­cio­na­les de Al­fic­sa Plus S.A. son Ha­va­na Club In­ter­na­cio­nal, Cu­ba Ron y Su­chel Camacho.

Y, en ese te­rri­to­rio agua­den­se, el as­cen­so gra­dual de los ren­di­mien­tos agrí­co­las, el in­cre­men­to de los már­ge­nes pro­duc­ti­vos anua­les y la ex­pan­sión de la su­per­fi­cie de siem­bra mar­can los bue­nos re­sul­ta­dos del pro­gra­ma arro­ce­ro en la pro­vin­cia, cu­yo pro­ce­so in­ver­sio­nis­ta aca­ba de ter­mi­nar a un cos­to de 14 mi­llo­nes de dó­la­res, tras un lap­so de seis años.

Las in­ver­sio­nes em­pe­za­ron en 2013 me­dian­te una plan­ta de se­mi­llas de tec­no­lo­gía viet­na­mi­ta. Tam­bién con­tem­pló un vial de cin­co ki­ló­me­tros y me­dio de la Au­to­pis­ta Na­cio­nal a La Pa­qui­ta, don­de fue­ron cons­trui­dos tres si­los de al­ma­ce­na­mien­to de al­ta ca­pa­ci­dad, un se­ca­de­ro de 56 t y una bás­cu­la de 80 t.

El de­sa­rro­llo de la in­dus­tria arro­ce­ra cons­ti­tu­ye una de las lí­neas eco­nó­mi­cas desa­rro­lla­das por el país, que en Cien­fue­gos tie­ne ca­bal ex­pre­sión, co­mo igual su­ce­de con el Pro­gra­ma de De­sa­rro­llo Ca­fe­ta­le­ro has­ta 2030.

El ca­fé de la co­se­cha 2018-2019 en el pe­rí­me­tro cien­fue­gue­ro del Macizo de Gua­muha­ya ha si­do de ca­li­dad su­pe­rior, mu­cho más que en cam­pa­ñas pre­ce­den­tes. En es­tas mon­ta­ñas (so­lo aquí se cul­ti­va el Cris­tal Moun­tain, va­rie­dad se­lec­ta de la na­ción em­plea­da co­mo fon­do ex­por­ta­ble) las ba­ses pro­duc­ti­vas aco­pia­ron un grano de pri­me­ra ca­li­dad, de­bi­do a la ca­pa­ci­ta­ción pro­gre­si­va de la fuer­za de tra­ba­jo, que lo­gró el com­pro­mi­so de apor­tar 410 t y de sem­brar 280 ha nue­vas.

La pro­duc­ción de agua mi­ne­ral del país se sus­ten­ta en la Em­bo­te­lla­do­ra Cie­go Mon­te­ro, del mu­ni­ci­pio de Pal­mi­ra, una de las fá­bri­cas más mo­der­nas y efi­cien­tes del te­rri­to­rio. Por su par­te, la in­dus­tria del pa­pel ha­lla su re­pre­sen­tan­te en el te­rri­to­rio me­dian­te la Pa­pe­le­ra Da­mu­jí (Abreus), que de­be abas­te­cer al mer­ca­do na­cio­nal y ex­por­tar a na­cio­nes del Ca­ri­be, co­mo su­ce­dió en las eta­pas ini­cia­les del en­cla­ve.

Asi­mis­mo se ha­ce én­fa­sis en la in­dus­tria de mue­bles y adi­ta­men­tos me­tá­li­cos (Em­pre­sa Mi­ca­lum) y de ma­te­ria­les de la cons­truc­ción, es­ta de su­mo re­lie­ve en el re­sar­ci­mien­to de los da­ños pro­vo­ca­dos al te­rri­to­rio por el hu­ra­cán Ir­ma y la tor­men­ta sub­tro­pi­cal Al­ber­to.

La Ter­mo­eléc­tri­ca Car­los Ma­nuel de Cés­pe­des, por 34 oca­sio­nes al hi­lo Van­guar­dia Na­cio­nal, es ca­li­fi­ca­da por los ex­per­tos co­mo la más efi­cien­te de la Is­la. A fi­na­les de 2018 se be­ne­fi­ció con un man­te­ni­mien­to in­te­gral de sus blo­ques de ge­ne­ra­ción. Los po­los pro­duc­ti­vos de Hor­qui­ta y Ju­ra­guá tie­nen el com­pro­mi­so, de for­ma con­jun­ta, de apor­tar 150 000 t de ali­men­tos en 2019.

Aun­que, por su­pues­to, to­da­vía va­rios ren­glo­nes no sa­tis­fa­cen las de­man­das ge­ne­ra­das por el pueblo, Cien­fue­gos avan­za sos­te­ni­da­men­te, con in­ten­cio­na­li­dad y se­rie­dad, en el for­ta­le­ci­mien­to de su ba­se eco­nó­mi­ca.

Ter­mo­eléc­tri­ca Car­los Ma­nuel de Cés­pe­des.

En Hor­qui­ta y Ju­ra­guá, mu­ni­ci­pio de Abreus, se lo­ca­li­zan los prin­ci­pa­les po­los pro­duc­ti­vos agrí­co­las de la pro­vin­cia, am­bos de re­fe­ren­cia na­cio­nal en la ac­tua­li­dad.

La Em­bo­te­lla­do­ra Cie­go Mon­te­ro re­fle­ja el in­ten­so queha­cer in­dus­trial de la pro­vin­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.