Ex­ce­len­cias por la Her­man­dad de los pue­blos de Ibe­roa­mé­ri­ca

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Carta Del Editor - Jo­sé Carlos de San­tia­go

El Gru­po Ex­ce­len­cias (www.ex­ce­len­cias.com) tra­ba­ja des­de ha­ce 22 años por la her­man­dad de los pue­blos del Ca­ri­be e Ibe­roa­mé­ri­ca. Nues­tra pre­sen­cia en más de 60 fe­rias y even­tos en es­tos paí­ses —no so­lo de la in­dus­tria del ocio, sino ade­más mul­ti­sec­to­ria­les, de ar­te, gas­tro­no­mía, mo­tor…— nos ayu­da a ge­ne­rar una cultura in­ter­na de al­to co­no­ci­mien­to tan­to de la eco­no­mía co­mo de la vi­da co­ti­dia­na, en la que el tu­ris­mo cons­ti­tu­ye una de las fuen­tes de ri­que­za que mue­ve los de­más sec­to­res.

San­tia­go, la ciu­dad más ca­ri­be­ña de la Is­la Ma­yor, nos aco­gió en 1997 con su Expocaribe, una fe­ria mul­ti­sec­to­rial que, jun­to al even­to cul­tu­ral más im­por­tan­te de la re­gión, la Fies­ta del Fue­go o Fes­ti­val del Ca­ri­be co­mo tam­bién se le co­no­ce, mos­tra­ba có­mo se que­ría pro­yec­tar ha­cia el mun­do. En­ton­ces, pleno pe­río­do es­pe­cial de Cu­ba, es­ta pro­vin­cia orien­tal se em­pe­ña­ba en abrir­se ca­mino, lo cual nos per­mi­tió apren­der que la her­man­dad de los pue­blos co­mien­za en su in­ter­cam­bio cul­tu­ral y co­mer­cial, mien­tras nos ha­cía en­ten­der ese de­re­cho inalie­na­ble que les asis­tía a to­dos, li­ber­tad ple­na de es­co­ger sus des­ti­nos. Na­die de­be opo­ner­se a ello y mu­cho me­nos a cas­ti­gar o ame­na­zar a los que lu­chen por la igual­dad sin dis­tin­ción de co­lor, se­xo o re­li­gión, por ha­cer ga­la de su iden­ti­dad, de sus et­nias, cul­tu­ras e idio­sin­cra­sias. Así lo pu­bli­có

Ex­ce­len­cias en su nú­me­ro 1 y lo ha man­te­ni­do has­ta el día de hoy.

No po­de­mos ol­vi­dar la ilu­sión con la que en aque­llos mo­men­tos ini­cia­les em­pren­día­mos es­ta aven­tu­ra, có­mo nues­tros mo­de­los y aza­fa­tas apor­ta­ban un ha­lo de co­lor y ale­gría a Expocaribe. Sus ele­gan­tes ves­ti­dos ne­gros y sus ban­das ro­jas y oro po­nían nues­tro se­llo. Aho­ra les de­sea­mos éxi­tos en es­ta nue­va edi­ción a es­ta fe­ria ne­ce­sa­ria, que re­gre­sa des­pués de diez años ausente.

Los mo­de­los de fe­rias es­tán cam­bian­do, tam­bién la co­mu­ni­ca­ción que Ex­ce­len­cias ha­ce de es­tos even­tos: re­des so­cia­les, pu­bli­ca­cio­nes elec­tró­ni­cas y siem­pre una mues­tra en el pa­pel con­tri­bu­yen a dar­les ma­yor vi­si­bi­li­dad. No per­da­mos de vis­ta que en la co­mu­ni­ca­ción está el po­der, o que al me­nos con­tri­bu­ye a que nos in­ter­cam­bie­mos los co­no­ci­mien­tos, nos en­se­ña a ser to­le­ran­tes.

El tu­ris­mo se con­vier­te en una fá­bri­ca de paz. La cultura nos ayu­da a ge­ne­rar co­mu­ni­ca­ción y cer­ca­nía. Ya lo ha de­mos­tra­do con cre­ces la Fies­ta del Fue­go que agru­pa a los re­pre­sen­tan­tes de los paí­ses del Ca­ri­be y las Amé­ri­cas. Poe­sía, pin­tu­ra, es­cul­tu­ra, mú­si­ca, dan­za, son ex­pre­sio­nes na­tu­ra­les que han uni­do vo­lun­ta­des y es­fuer­zos por con­se­guir­lo, evi­den­cia de que es po­si­ble com­par­tir en paz y ar­mo­nía, in­de­pen­dien­te­men­te de ra­za, na­ción o gru­po. Por eso Expocaribe es una ex­pre­sión de la Her­man­dad de los pue­blos de Ibe­roa­mé­ri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.