PIN­CE­LA­DA

LAS PO­TEN­CIA­LI­DA­DES DE LOS TE­RRI­TO­RIOS AL ES­TE DE CU­BA PO­DRÁN SER APRE­CIA­DAS EN EXPOCARIBE 2019, CO­MO UNA OPORTUNIDA­D DE IN­TER­CAM­BIO Y CRE­CI­MIEN­TO DE LOS VÍNCU­LOS CO­MER­CIA­LES

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario - FO­TOS: ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

Jo­yas orien­ta­le

CA­MA­GÜEY

Es la ma­yor pro­vin­cia de Cu­ba y la más lla­na. Su su­per­fi­cie to­tal está di­vi­da en­tre la Is­la gran­de y al­gu­nos ca­yos ad­ya­cen­tes. En la par­te nor­te se en­cuen­tran Ca­yo Ro­mano —el ma­yor del país—, Ca­yo Gua­ja­ba y Ca­yo Sa­bi­nal. En la par­te sur se lo­ca­li­za Jar­di­nes de la Rei­na. Cuen­ta con la se­gun­da ma­yor ba­rre­ra co­ra­li­na en el mun­do. En­tre sus prin­ci­pa­les ren­glo­nes ex­por­ta­bles se en­cuen­tran el azú­car y el ca­ma­rón de cría ar­ti­fi­cial, y se dan im­por­tan­tes avan­ces en la ex­plo­ta­ción de mi­ne­ra­les me­tá­li­cos ri­cos en pla­ta y oro, de la mano de la Em­pre­sa Geo­mi­ne­ra Ca­ma­güey. La ba­se eco­nó­mi­ca de la pro­vin­cia es emi­nen­te­men­te agro­pe­cua­ria y con­ti­núa sien­do la prin­ci­pal pro­vin­cia ga­na­de­ra cu­ba­na. Po­see tam­bién im­por­tan­tes em­pre­sas de crian­za equi­na y bu­fa­li­na. Los ali­men­tos y la le­che ela­bo­ra­dos allí son uti­li­za­dos pa­ra abas­te­cer a te­rri­to­rios ale­da­ños que no cuen­tan con di­chos re­cur­sos. La pro­vin­cia es fun­da­men­tal en cuan­to a su apor­te de le­che va­cu­na pa­ra el país. Po­see fuer­tes pro­duc­cio­nes en la ener­gía eléc­tri­ca, los ma­te­ria­les de cons­truc­ción, la in­dus­tria ali­men­ta­ria, el tu­ris­mo y la bio­tec­no­lo­gía. A ello se su­ma el in­cre­men­to en la co­mer­cia­li­za­ción de que­sos gra­cias a la la­bor de la Fá­bri­ca de Que­sos La Va­qui­ta, la cual ha so­bre­cum­pli­do su plan de pro­duc­ción y ex­hi­be una de sus me­jo­res ci­fras de los úl­ti­mos años. La pro­vin­cia cuen­ta con poderosas in­dus­trias, co­mo la cen­tral ter­moe­léc­tri­ca 10 de Oc­tu­bre, de fer­ti­li­zan­tes y de ma­te­ria­les de la cons­truc­ción, tan­to de pro­duc­ción de ce­men­to co­mo de ele­men­tos de pi­so y pre­fa­bri­ca­do, has­ta can­te­ras. Exis­ten ade­más im­por­tan­tes for­ta­le­zas en la in­dus­tria mi­ne­ra, a tra­vés las múl­ti­ples vir­tu­des de la zeo­li­ta, un plan que im­pul­sa la Em­pre­sa Geo­mi­ne­ra, des­ti­na­da a pres­tar ser­vi­cios geó­lo­go­mi­ne­ro in­te­gra­les y de la­bo­ra­to­rio. Tie­ne en­tre sus prin­ci­pa­les pro­duc­cio­nes el oro, cro­mo-ra­jón, are­na de cro­mi­ta, la ci­ta­da zeo­li­ta, el car­bo­na­to de calcio y la mag­ne­si­ta, em­plea­da co­mo fer­ti­li­zan­te. Otro pun­tal im­por­tan­te es la in­dus­tria ali­men­ta­ria, con fac­to­rías des­ti­na­das al pro­ce­sa­mien­to de la pro­duc­ción lác­tea, el com­bi­na­do cár­ni­co y la fá­bri­ca de cer­ve­zas Tí­ni­ma, que ela­bo­ra la cer­ve­za del mis­mo nom­bre, fa­mo­sa a ni­vel na­cio­nal. En ese sen­ti­do, la Em­pre­sa Cár­ni­ca mues­tra im­por­tan­tes avan­ces con nue­vos pro­duc­tos que in­cor­po­ra a su car­te­ra: em­bu­ti­dos con agre­ga­dos de que­so o acei­tu­na, la to­ci­ne­ta en­ro­lla­da, tan­to na­tu­ral co­mo con­di­men­ta­da, ade­más de un es­pe­cial de­no­mi­na­do 505. Ade­más de su for­ta­le­za in­dus­trial, se pre­vé el cre­ci­mien­to en Nue­vi­tas de la pro­duc­ción de cul­ti­vos va­rios co­mo plá­ta­nos, maíz, fri­jol y fru­tas, en­tre otros. Con el triun­fo de la Re­vo­lu­ción, Ca­ma­güey co­men­zó la trans­for­ma­ción so­cio-eco­nó­mi­co y po­lí­ti­ca, ma­te­ria­li­za­da en el de­sa­rro­llo in­dus­trial, agrí­co­la y en otras ra­mas, que la ubi­can ac­tual­men­te en un lu­gar ci­me­ro en la Is­la. Mues­tra de ello fue el pro­ce­so de in­dus­tria­li­za­ción, cu­yo más al­to ex­po­nen­te fue la «ciu­dad in­dus­trial» en Nue­vi­tas, don­de se eri­gie­ron un con­jun­to de plan­tas in­dus­tria­les que cam­bia­ron la vi­da del pue­blo. Im­por­tan­te en la pro­vin­cia es tam­bién la exis­ten­cia de ins­ti­tu­cio­nes cien­tí­fi­cas vin­cu­la­das a la pro­duc­ción, co­mo el Cen­tro de In­ge­nie­ría Ge­né­ti­ca y Bio­tec­no­lo­gía de Ca­ma­güey, cu­yas pro­duc­cio­nes van des­ti­na­das fun­da­men­tal­men­te a la es­fe­ra agrí­co­la y pe­cua­ria. Po­see un al­to nú­me­ro de ins­ti­tu­cio­nes cien­tí­fi­cas, ade­más de ha­ber si­do la cu­na de emi­nen­tes cien­tí­fi­cos cu­ba­nos co­mo Carlos J. Fin­lay, des­cu­bri­dor del agen­te tras­mi­sor de la fie­bre ama­ri­lla: el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.