DES­TINO

LA CIU­DAD, LA MÁS IM­POR­TAN­TE DE LA COS­TA NOR­TE EN RE­PÚ­BLI­CA DO­MI­NI­CA­NA, A UNOS 180 KM DE LA CA­PI­TAL, OFRE­CE PLA­YAS Y EN­TOR­NOS VER­DES PARADISÍAC­OS QUE SE COM­PLE­MEN­TAN CON RU­TAS ATRAC­TI­VAS HA­CIA OTROS PA­RA­JES.

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario -

Puer­to Pla­ta: la no­via del Atlán­ti­co

De pla­ta pa­re­ce, pen­só Cris­tó­bal Co­lón, cuan­do pa­só cer­ca de una her­mo­sa bahía que, si­tua­da al pie de una mon­ta­ña, le per­mi­tió ver el pai­sa­je im­pre­sio­nan­te del lu­gar. Nom­bró en­ton­ces aquel pai­sa­je co­mo Puer­to Pla­ta y des­de en­ton­ces así se iden­ti­fi­ca uno de los si­tios paradisíac­os del Ca­ri­be in­su­lar.

Le di­cen La No­via del Atlán­ti­co a es­ta ciu­dad que, des­de el pun­to de vis­ta tu­rís­ti­co, es la más im­por­tan­te de la cos­ta nor­te en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, lo­ca­li­za­da a unos 180 km

de San­to Do­min­go. Ca­si 700 000 vi­si­tan­tes arri­ba­ron a Puer­to Pla­ta en el 2018 a bor­do de 153 bu­ques y esa ci­fra, su­pe­rior a los ca­si 39 000 que lle­ga­ron en el 2017, de­mues­tra que ca­da vez más el des­tino tu­rís­ti­co en la tam­bién co­no­ci­da Cos­ta del Ám­bar (por los ya­ci­mien­tos de es­ta pie­dra allí exis­ten­tes) ga­na en atrac­ti­vos pa­ra el via­je­ro.

Los via­je­ros arri­ban en bus­ca de la his­to­ria que ate­so­ra des­de su fun­da­ción en 1502, pal­pa­ble en los ocho mu­ni­ci­pios que la in­te­gran: San Fe­li­pe de Puer­to Pla­ta, el prin­ci­pal, So­súa, Al­ta­mi­ra, Im­bert, Vi­lla Isa­be­la, Lu­pe­rón, Los Hi­dal­gos y Gua­na­ni­co.

San Fe­li­pe de Puer­to Pla­ta es el cen­tro vi­tal de la pro­vin­cia, y en ella está uno de los ma­yo­res puer­tos del país y uno de sus ae­ro­puer­tos in­ter­na­cio­na­les: el Gre­go­rio Lu­pe­rón. El tu­ris­mo, por su­pues­to, es una de sus po­ten­cias eco­nó­mi­cas, so­bre to­do por­que arri­ban ca­da año mi­les de tu­ris­tas a su pla­ya prin­ci­pal, la Long Beach, ade­más de dis­fru­tar de pla­ya Do­ra­da y la pla­ya Co­fre­sí.

La ciu­dad de San Fe­li­pe de Puer­to Pla­ta es tam­bien un atrac­ti­vo ur­bano con sus ave­ni­das, co­mo las prin­ci­pa­les Be­ller y la ave­ni­da Ge­ne­ral Lu­pe­rón, que es el ma­le­cón si­tua­do al nor­te de la ciu­dad. En el cen­tro lla­man la aten­ción las sin­gu­la­res edi­fi­ca­cio­nes de es­ti­lo vic­to­riano que cons­tru­ye­ron los in­gle­ses a par­tir de mediados del si­glo XIX, sus tor­tuo­sas y es­tre­chas ca­lle­jue­las y su am­bien­te ma­rí­ti­mo.

Un en­can­to es­pe­cial tie­ne So­súa, cé­le­bre por la pla­ya del mis­mo nom­bre, en la que hay un arre­ci­fe de co­ral, pe­ces tro­pi­ca­les y plan­tas de va­ria­dos co­lo­res. La pla­ya se­pa­ra los ba­rrios de El Ba­tey, don­de se en­cuen­tran la ma­yor par­te de ho­te­les y co­mer­cios y Los Cha­ra­mi­cos, fa­mo­so por su in­ten­sa vi­da noc­tur­na.

Por su par­te, Gua­na­ni­co po­see bo­ni­tos pai­sa­jes con bos­ques, ríos y mon­ta­ñas. Pue­de avis­tar­se des­de el mirador los cin­co mu­ni­ci­pios de la No­via del Atlán­ti­co, y se ex­plo­tan ru­tas pa­ra el de­sa­rro­llo del eco­tu­ris­mo, por la be­lle­za de sus pai­sa­jes y re­cur­sos na­tu­ra­les. Gua­na­ni­co tie­ne des­de sal­ta­de­ros en la ci­ma de la mon­ta­ña has­ta bal­nea­rios co­mo Agua Ver­de, con un ca­rri­to ti­po te­le­fé­ri­co, que tras­la­da las personas de un la­do al otro del río. Ade­más, exis­ten ex­po­si­cio­nes y ru­tas del ca­cao que ofre­cen en la Ha­cien­da Cu­fa o la Ha­cien­da del Ca­cao El Edén.

Los via­je­ros que arri­ban a Puer­to Pla­ta que­dan se­du­ci­dos por los pai­sa­jes ver­des inigua­la­bles y en par­ti­cu­lar, por sus ma­ra­vi­llo­sas pla­yas de are­nas blan­cas y aguas cris­ta­li­nas, en­tre las que re­sal­tan La En­se­na­da, So­súa, Cos­tám­bar, Pla­ya Gran­de y Pla­ya Do­ra­da. Sin em­bar­go, no so­lo las pla­yas atraen a los vi­si­tan­tes de Puer­to Pla­ta, pues tam­bién ha­llan atrac­ti­vos en La Lo­ma Isa­bel de To­rres, aque­lla vis­ta por el Des­cu­bri­dor de Amé­ri­ca. Allí se en­cuen­tra el par­que na­cio­nal del mis­mo nom­bre, con 15 km2 de una mag­ní­fi­ca be­lle­za na­tu­ral, sien­do uno de los par­ques más

Ca­si 700 000 vi­si­tan­tes arri­ba­ron a Puer­to Pla­ta en el 2018 a bor­do de 153 bu­ques y esa ci­fra, su­pe­rior a los ca­si 39 000 que lle­ga­ron en el 2017, de­mues­tra que ca­da vez más el des­tino

tu­rís­ti­co en la tam­bién co­no­ci­da Cos­ta del Ám­bar (por los ya­ci­mien­tos de es­ta

pie­dra allí exis­ten­tes) ga­na en atrac­ti­vos pa­ra el via­je­ro.

vi­si­ta­dos de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Lo más atrac­ti­vo es la lo­ma que lo co­ro­na, y la im­pre­sio­nan­te es­ta­tua del Cris­to Re­den­tor que re­ci­be al vi­si­tan­te con sus bra­zos abier­tos.

La úni­ca for­ma de su­bir aquí es por me­dio del te­le­fé­ri­co que ope­ra des­de Puer­to Pla­ta, y en ese re­co­rri­do se dis­fru­tan pre­cio­sas vis­tas de la ciu­dad y de su cos­ta. Una vez arri­ba, se pue­de pa­sear por sus jar­di­nes bo­tá­ni­cos y co­no­cer la bio­di­ver­si­dad de sus pai­sa­jes. Es­ta re­ser­va na­tu­ral cuen­ta con mul­ti­tud de es­pe­cies ani­ma­les y ve­ge­ta­les en­dé­mi­cas del lu­gar, co­mo la ci­gua pal­me­ra, el car­pin­te­ro o el gua­ra­guao.

Es es­te par­que na­cio­nal Isa­bel de To­rres un lu­gar ideal pa­ra la aven­tu­ra y el des­can­so, ale­ja­do de las zo­nas más po­bla­das y con una na­tu­ra­le­za pu­ra.

Otro Par­que Na­cio­nal de Puer­to Pla­ta, Ocean World, es a su vez el par­que de di­ver­sio­nes más gran­de de to­do el Ca­ri­be, y pro­po­ne aden­trar­se en ese am­plio há­bi­tat de del­fi­nes del mun­do cons­trui­do por el hom­bre. Ade­más, los vi­si­tan­tes ten­drán la oportunida­d de na­dar en el acua­rio de pe­ces, y ali­men­tar exó­ti­cos ani­ma­les que con­vi­ven en la fo­res­ta tro­pi­cal.

Obli­ga­to­ria es la vi­si­ta al Cas­ti­llo o el Mo­rro de Puer­to Pla­ta, una for­ta­le­za cons­trui­da por or­den del em­pe­ra­dor Carlos V, así co­mo la par­ti­ci­pa­ción en va­rias de sus fies­tas tra­di­cio­na­les co­mo las del pa­ra­je Los Ca­fe­ses, en ho­nor a Nues­tra Se­ño­ra de Las Mer­ce­des, y el his­tó­ri­co carnaval, de los más re­co­no­ci­dos a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

Ara­mís del Rosario, pro­pie­ta­rio-di­rec­tor del tu­ro­pe­ra­dor Penny Mar­ket, re­ve­ló al Gru­po Ex­ce­len­cias du­ran­te la Fe­ria Tu­rís­ti­ca In­ter­na­cio­nal de Mos­cú (MITT 2019) que el 95% de los tu­ro­pe­ra­do­res ven­den el des­tino en Puer­to Pla­ta. Pre­ci­só ade­más que, aun­que no son po­cos los mo­ti­vos tu­rís­ti­cos pa­ra in­cluir­lo en la ru­ta del via­je­ro in­sa­cia­ble, pue­de su­mar­se tam­bién el re­co­rri­do de 110 km has­ta el po­bla­do pes­que­ro de Pun­ta Ru­cia. Se dis­fru­ta de los en­tor­nos na­tu­ra­les y del ca­ris­ma de sus ha­bi­tan­tes, y se tie­ne la má­gi­ca oportunida­d de vi­si­tar Ca­yo Are­na, un is­lo­te de co­ral en el me­dio del mar, co­no­ci­do tam­bién co­mo Is­la Pa­raí­so. Su em­pre­sa lle­va 20 años ven­dien­do los re­co­rri­dos a es­te si­tio, ac­tual­men­te con­si­de­ra­da la ex­cur­sión lí­der de la cos­ta nor­te, pa­ra la que se uti­li­zan ca­ta­ma­ra­nes de dos plan­tas, 45 pies de es­lo­ra y ca­pa­ci­dad pa­ra unas 60 personas.

Ca­yo Are­na, tam­bién co­no­ci­do co­mo Ca­yo Pa­raí­so, se en­cuen­tra a 25 mi­nu­tos en lan­cha del pun­to de sa­li­da en Pun­ta Ru­cia, ubi­ca­do al no­roes­te de Puer­to Pla­ta. Es­te ban­co de are­na se en­cuen­tra en me­dio del bri­llan­te océano azul, con fina are­na blan­ca y aguas po­co pro­fun­das re­ple­tas de pe­ces tro­pi­ca­les, ideal pa­ra snor­ke­lers de cual­quier

ni­vel, o tam­bién po­drás op­tar por bu­cear. La ma­yo­ría de los tour ope­ra­do­res ofre­cen el via­je de ida y vuel­ta des­de Puer­to Pla­ta, in­clu­yen­do los bo­tes que los lle­va­rán al ca­yo con equi­po de snor­kel in­clui­do.

Lue­go, agre­ga del Rosario, no po­cos tu­ris­tas via­jan has­ta Es­te­ro Hon­do, un pue­blo pe­que­ño en el que los aman­tes de la flo­ra y fau­na que­da­rán fas­ci­na­dos con la ob­ser­va­ción en su am­bien­te na­tu­ral de ma­na­tíes en el San­tua­rio de Ma­mí­fe­ros Ma­ri­nos, el se­gun­do lu­gar en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na don­de ha­bi­ta es­ta es­pe­cie en pe­li­gro de ex­tin­ción, ca­ta­lo­ga­do co­mo el re­fu­gio más gran­de del país. El Par­que Na­cio­nal de Mon­te­cris­ti, don­de se en­cuen­tra el se­gun­do bos­que de man­gla­res más gran­de del país, es otro atrac­ti­vo de la ru­ta tra­za­da, a la que in­du­da­ble­men­te mu­chos re­gre­san.

La No­via del Atlán­ti­co le di­cen a la ciu­dad de Puer­to Pla­ta que, des­de el pun­to de vis­ta tu­rís­ti­co, es la más im­por­tan­te de la cos­ta nor­te en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. TEX­TO: JO­SÉ CARLOS DE SAN­TIA­GO FO­TOS: MI­NIS­TE­RIO DE TU­RIS­MO, RE­PÚ­BLI­CA DO­MI­NI­CA­NA

En La Lo­ma Isa­bel de To­rres se en­cuen­tra el par­que na­cio­nal del mis­mo nom­bre, el te­le­fé­ri­co y el com­ple­jo acuá­ti­co de Ocean World.

Ocean World es el par­que de di­ver­sio­nes más gran­de de to­do el Ca­ri­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.