To­do con el co­ra­zón

ES­PE­CIA­LI­ZA­DO EN EL TRA­TA­MIEN­TO DE LAS EN­FER­ME­DA­DES CAR­DIA­CAS, EL CAR­DIO­CEN­TRO CO­MAN­DAN­TE ER­NES­TO CHE GUE­VA­RA ES UNA DE LAS INS­TI­TU­CIO­NES DE SA­LUD MÁS PRES­TI­GIO­SAS DE CU­BA

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Turismo Y Salud -

En San­ta Cla­ra se en­cuen­tra una de las ins­ti­tu­cio­nes de sa­lud más pres­ti­gio­sas de Cu­ba: el Car­dio­cen­tro Co­man­dan­te Er­nes­to Che Gue­va­ra, es­pe­cia­li­za­do en el tra­ta­mien­to de las en­fer­me­da­des car­dia­cas y crea­do en 1988 por iniciativa del lí­der de la Re­vo­lu­ción, Fi­del Cas­tro.

A par­tir de esa fe­cha y has­ta el pre­sen­te, en esa ins­ti­tu­ción se ha­bían rea­li­za­do más de 10 000 ope­ra­cio­nes, ci­fra que los si­túa en­tre los pun­te­ros del país en ese indicador, re­co­no­ció el doctor Je­sús Sa­to­rre Ygua­la­da, di­rec­tor del pres­ti­gio­so cen­tro vi­lla­cla­re­ño, en­car­ga­do de pres­tar servicios a las pro­vin­cias de la re­gión cen­tral de Cu­ba.

A ese re­sul­ta­do se une el lo­gro de una su­per­vi­ven­cia qui­rúr­gi­ca del 95.2 %, en­tre las más al­tas de Cu­ba y com­pa­ra­ble con la al­can­za­da

por paí­ses al­ta­men­te desa­rro­lla­dos, lo cual de­no­ta la ca­li­dad y pro­fe­sio­na­li­dad de los es­pe­cia­lis­tas que allí tra­ba­jan.

En­tre las ope­ra­cio­nes rea­li­za­das des­ta­can las 2 300 co­ro­na­rias, bue­na par­te de las cua­les fue­ron sin cir­cu­la­ción ex­tra­cor­pó­rea; ade­más de so­bre­sa­lir en la sus­ti­tu­ción vas­cu­lar y el ba­jo nú­me­ro de re­in­ter­ven­cio­nes, las cua­les se com­por­tan des­de 2009 por de­ba­jo de la media na­cio­nal, ase­gu­ró el ga­leno.

Otro lo­gro in­cues­tio­na­ble del Car­dio­cen­tro es la ca­li­dad del ser­vi­cio de ci­ru­gía vas­cu­lar, que acu­mu­la más de 1 850 ope­ra­cio­nes y una su­per­vi­ven­cia del 99%, al ni­vel de la lo­gra­da por los paí­ses de ma­yo­res in­gre­sos y re­cur­sos del mun­do.

Res­pon­sa­bles de es­tos re­sul­ta­dos son sus ci­ru­ja­nos, anes­te­sió­lo­gos, en­fer­me­ras, la­bo­ra­to­ris­tas y es­pe­cia­lis­tas de di­ver­sas ra­mas, quie­nes des­de el ini­cio tu­vie­ron la guía del doctor Raúl Due­ñas, di­rec­tor fun­da­dor de la ins­ti­tu­ción, una per­so­na que su­po guiar al co­lec­ti­vo ha­cia el lu­gar de pri­vi­le­gio que ocu­pa en es­tos mo­men­tos.

En­tre esos pro­ta­go­nis­tas des­ta­can el doctor Ál­va­ro La­go­ma­sino Hi­dal­go, un car­dio­ci­ru­jano res­pon­sa­ble de po­co más de las 3 000 ope­ra­cio­nes rea­li­za­das allí; quien jun­to a otras lumbreras co­mo Is­mael Ale­jo Me­na, Ar­tu­ro Itu­rral­de Es­pi­no­sa e Ig­na­cio Fa­jar­do Egoz­cue, su­pie­ron tra­zar el ca­mino. En cual­quie­ra de esos pro­fe­sio­na­les, con­sa­gra­dos o jóvenes, el pue­blo ve a per­so­nas que lle­van en su al­ma y su com­por­ta­mien­to la idea mar­tia­na de que «To­da la glo­ria del mun­do ca­be en un grano de maíz».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.