¿Ho­ra de su­bir­se a la era di­gi­tal?

El mie­do a in­no­var y mi­grar ha­cia la nu­be co­mo par­te de la trans­for­ma­ción di­gi­tal en las di­fe­ren­tes in­dus­trias per­sis­te y se rea­li­zan es­fuer­zos por rom­per di­fe­ren­tes pa­ra­dig­mas des­de IT.

IT Now Rep. Dominicana - - CIO CORNER -

Ai­ni­cios de es­te año par­ti­ci­pé en un even­to de tec­no­lo­gía pro­mo­cio­na­do por una de las Tel­cos que ope­ran en el país. Real­men­te me agra­dó ver una reac­ción dis­tin­ta so­bre al­go que ya no es una ten­den­cia o mo­da, sino es par­te de lo que se de­be­ría es­tar tra­ba­jan­do en cual­quier ne­go­cio pe­que­ño, me­diano o gran­de. Ha­blo de la nu­be.

Du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años he visto y es­cu­cha­do reac­cio­nes de mu­chas em­pre­sas na­cio­na­les, las más gran­des de nues­tro país, en su ma­yo­ría, que al con­sul­tar­les so­bre el plan o la es­tra­te­gia pa­ra su­bir a la nu­be, su res­pues­ta fue y po­si­ble­men­te si­ga sien­do un ro­tun­do “no”, ca­li­fi­can­do del “dia­blo” a es­ta plataforma por la in­se­gu­ri­dad y vul­ne­ra­bi­li­dad que se­gún ellos re­pre­sen­ta­ría pa­ra su ne­go­cio.

Es­ta in­for­ma­ción pu­de co­rro­bo­rar­la du­ran­te el mes de no­viem­bre y di­ciem­bre del 2017, cuan­do par­ti­ci­pé en el ma­yor even­to anual que rea­li­za Ama­zon so­bre su plataforma AWS (Ama­zon Web Ser­vi­ces); en don­de in­ter­ac­tuan­do iden­ti­fi­qué que a ni­vel Cen­troa­mé­ri­ca la par­ti­ci­pa­ción de em­pre­sas en es­te ti­po de in­no­va­cio­nes si­gue sien­do muy po­bre. Al­gu­nos de los Ac­count Ma­na­ger pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca me co­men­ta­ban que has­ta ese mo­men­to la par­ti­ci­pa­ción de em­pre­sas en la re­gión no su­pe­ra­ba un nú­me­ro de 50.

Lo an­tes men­cio­na­do coin­ci­de con la re­tro­ali­men­ta­ción que pu­de te­ner a ni­vel lo­cal. Y men­cio­na­ba una reac­ción dis­tin­ta al ini­cio, por­que eso fue lo que pu­de iden­ti­fi­car en el am­bien­te, lo­gré no­tar una nueva aper­tu­ra ha­cia la nu­be y un cam­bio de pa­ra­dig­mas de las per­so­nas que po­si­ble­men­te a un ini­cio la sa­ta­ni­za­ban, ob­ser­vé una me­jor dis­po­si­ción a es­cu­char to­do el va­lor agre­ga­do que es­to pue­de apor­tar en los ne­go­cios.

Fue­ra de que fi­nal­men­te el fo­co del even­to de la Tel­co fue pro­mo­cio­nar su plataforma de nu­be y su por­ta­fo­lio de ser­vi­cios; lo­gre iden­ti­fi­car que exis­te una am­plia opor­tu­ni­dad en nues­tro mer­ca­do y en el de la re­gión pa­ra trans­for­mar y lle­var mu­chos ne­go­cios ha­cia la era di­gi­tal. Las opor­tu­ni­da­des que lo­gré iden­ti­fi­car las pue­do re­su­mir así:

1. Mos­trar­les un nue­vo mun­do a to­das es­tas em­pre­sas que por mie­do o fal­ta de vi­sión no han ini­cia­do su trans­for­ma­ción ha­cia el pre­sen­te.

2. In­di­car­les el ca­mino ha­cia la trans­for­ma­ción y en­se­ñar­les có­mo pue­den me­jo­rar su efi­ca­cia ope­ra­ti­va.

3. Lle­var los ha­cia un ejer­ci­cio de pre­dic­ción , en el cual ten­gan la ca­pa­ci­dad de res­pues­ta más rá­pi­da que sus com­pe­ti­do­res so­bre los cam­bios del mer­ca­do.

4. Que ten­gan la ca­pa­ci­dad de iden­ti­fi­car nue­vos ne­go­cios y nue­vas fuen­tes de in­gre­sos.

5. Trans­for­mar pro­duc­tos ac­tua­les.

6. In­cul­car el ADN de in­no­vac ión y trans­for­ma­ción en to­dos sus em­plea­dos.

7. Desa­rro­llar e im­ple­men­tar ve nta­jas com­pe­ti­ti­vas pa­ra el ne­go­cio.

8. La per­so­na­li­za­ción de exp erien­cias ha­cia el clien­te ge­ne­ra­ra leal­tad.

9. El clien­te con­ti­nua­rá sien­do más in­te­li­gen­te con el pa­so del tiem­po, lo cual im­pli­ca im­ple­men­tar al­tos es­tán­da­res de ser­vi­cio. Sa­bien­do que el clien­te no da­rá una se­gun­da opor­tu­ni­dad.

10. Crear y des­ple­gar una cul­tu­ra de trans­for­ma­ción y em­pa­tía ha­cia el clien­te in­terno. Si el clien­te in­terno se sien­te va­lo­ra­do, es­cu­cha­do, sa­tis­fe­cho, ca­pa­ci­tán­do­los, mo­ti­ván­do­los y em­po­de­rán­do­los; ese es­pí­ri­tu se tras­la­da­rá ha­cia los clien­tes ex­ter­nos.

Co­mo ven no to­do es tec­no­lo­gía en es­ta era di­gi­tal, va más allá. Y hay al­go más, es­to trae­rá nue­vos e in­no­va­do­res pues­tos de tra­ba­jo, posiciones que hoy día ni si­quie­ra exis­ten en las es­truc­tu­ras de las em­pre­sas, que por cier­to las em­pre­sas de­ben cam­biar la for­ma tra­di­cio­nal de con­tra­ta­ción que ya no es efec­ti­va, pe­ro es­to es te­ma pa­ra otro día.

“En su ma­yo­ría, que al con­sul­tar­les so­bre el plan o la es­tra­te­gia pa­ra su­bir a la nu­be, su res­pues­ta fue y po­si­ble­men­te si­ga sien­do un ro­tun­do “no”, ca­li­fi­can­do del “dia­blo” a es­ta plataforma por la in­se­gu­ri­dad”. Es­to trae­rá nue­vos e in­no­va­do­res pues­tos de tra­ba­jo, posiciones que hoy día ni si­quie­ra exis­ten en las es­truc­tu­ras de las em­pre­sas, que por cier­to las em­pre­sas de­ben cam­biar la for­ma tra­di­cio­nal de con­tra­ta­ción que ya no es efec­ti­va, pe­ro es­to es te­ma pa­ra otro día. El clien­te con­ti­nua­rá sien­do más in­te­li­gen­te con el pa­so del tiem­po, lo cual im­pli­ca im­ple­men­tar al­tos es­tán­da­res de ser­vi­cio. Sa­bien­do que el clien­te no da­rá una se­gun­da opor­tu­ni­dad.

Ro­ber­to Lu­cas, Ge­ren­te de in­fra­es­truc­tu­ra, Co­ca-Co­la. Gua­te­ma­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.