La gran con­ta­mi­na­ción

Listin Diario - - OPINIÓN - PA­BLO CLA­SE HI­JO PU­BLI­CA LOS SÁ­BA­DOS Pa­ra co­mu­ni­car­se con el au­tor fi­gu­ras24@hot­mail.com

En una épo­ca co­mo es­ta, tan pe­li­gro­sa y hos­til, con tan­tos crí­me­nes de san­gre y vio­len­cia: atra­cos, ho­mi­ci­dios, fe­mi­ni­ci­dios, agre­sio­nes, ame­na­zas de des­truc­ción del pla­ne­ta por con­ta­mi­na­ción am­bien­tal o por gue­rras en­tre las naciones, la gen­te es­tá vien­do cla­ra­men­te que las co­sas an­dan mal en es­te mun­do. Por tan­to, quie­re una res­pues­ta que re­nue­ve en ca­da uno de no­so­tros la con­fian­za en un tiem­po nue­vo de paz y se­gu­ri­dad. Cuan­do el ge­ne­ral Ma­cArt­hur fue re­le­va­do de su man­do y se le or­de­nó re­tor­nar a su país, pro­nun­ció un dis­cur­so his­tó­ri­co an­te el Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos. Él, un mi­li­tar de vas­ta ex­pe­rien­cia, sor­pren­dió a la au­dien­cia afir­man­do que la so­lu­ción que ne­ce­si­ta­ba la hu­ma­ni­dad era es­pi­ri­tual, que im­pli­ca­ba un cam­bio del co­ra­zón del hom­bre.

“El pro­ble­ma es bá­si­ca­men­te teo­ló­gi­co –di­jo-, e in­vo­lu­cra un es­pí­ri­tu de re­na­ci­mien­to y me­jo­ra­mien­to del ca­rác­ter hu­mano… De­be ser del es­pí­ri­tu si no­so­tros que­re­mos sal­var la car­ne”.

Cris­to di­jo: “Por­que de den­tro del co­ra­zón de los hom­bres sa­len los ma­los pen­sa­mien­tos, los adul­te­rios, las for­ni­ca­cio­nes, los ho­mi­ci­dios, los hur­tos, la ava­ri­cia, las mal­da­des, el en­ga­ño, la las­ci­via, la en­vi­dia, la ma­le­di­cen­cia, la so­ber­bia, la in­sen­sa­tez. To­das es­tas mal­da­des de den­tro sa­len, y con­ta­mi­nan al hom­bre (Mar­cos 7:21-23).

El Hi­jo de Dios, Je­su­cris­to, es la res­pues­ta. Cuan­do po­ne­mos la fe en Él, el Es­pí­ri­tu San­to re­ge­ne­ra nues­tros co­ra­zo­nes. “De mo­do que si al­guno es­tá en Cris­to, nue­va cria­tu­ra es; las co­sas vie­jas pa­sa­ron; he aquí to­das son he­chas nue­vas” (2 Co­rin­tios 5:17).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.