PÁ­NI­CO vol­vió a ron­dar en Vi­llas Agrí­co­las

Listin Diario - - PORTADA - Dalton He­rre­ra San­to Do­min­go

Los re­si­den­tes del sec­tor Vi­llas Agrí­co­las con­ti­núan en vi­lo lue­go de que ayer se in­cen­dia­ra una ca­mio­ne­ta en la es­ta­ción Pro­pa­gas, ubi­ca­da en­tre la ca­lle Pe­dro Li­vio Ce­de­ño y Mo­ca, a po­cos me­tros de la zo­na en don­de ex­plo­tó la fá­bri­ca Pol­yp­las que has­ta el mo­men­to ha de­ja­do un sal­do de seis muer­tos y más de un cen­te­nar de he­ri­dos.

Mu­je­res, hom­bres y ni­ños co­rrían des­pa­vo­ri­dos del lu­gar arro­pa­dos por el te­mor de que la tra­ge­dia ocu­rri­da el pa­sa­do miér­co­les se re­pi­tie­ra, ya que el vehícu­lo se in­cen­dió en ple­na en­va­sa­do­ra jun­to a uno de los me­di­do­res de gas.

Se­gún San­tos Bo­ni­fa­cio, con­duc­tor de la ca­mio­ne­ta, el in­ci­den­te se pro­du­jo su­pues­ta­men­te lue­go de que los tra­ba­ja­do­res de la es­ta­ción echa­ran más com­bus­ti­ble de lo que re­sis­tía el tan­que de gas, lo que pro­vo­có que el ci­lin­dro se sa­tu­ra­ra y pro­vo­ca­ra el in­cen­dio. No obs­tan­te, el Cuer­po de Bom­be­ros del Dis­tri­to Na­cio­nal que se en­con­tra­ba en los al­re­de­do­res de la ca­lle Aníbal de Es­pi­no­za, don­de su­ce­dió el si­nies­tro del pa­sa­do miér­co­les, so­fo­ca­ron rá­pi­da­men­te el fue­go, evi­tan­do así que na­die re­sul­ta­ra he­ri­do.

“No­so­tros no po­de­mos dor­mir tran­qui­los, esa bom­ba de gas ha­bía ex­plo­ta­ron an­te­rior­men­te, no es la pri­me­ra vez”, in­di­có Yo­mai­ra Her­nán­dez, mo­ra­do­ra de ese sec­tor.

Otro de los re­si­den­tes di­jo sen­tir­se an­gus­tia­do con los úl­ti­mos he­chos acon­te­ci­dos.

“Ya no­so­tros no po­de­mos vi­vir en paz. Aquí vi­vi­mos en una in­cer­ti­dum­bre con es­tas fá­bri­cas y es­ta­cio­nes de gas y ga­so­li­na. Real­men­te no sa­be­mos qué va­mos a ha­cer con es­te mal vi­vir”, ex­pre­só Lean­dro Vás­quez. Otra vez

El 13 de no­viem­bre de 2003, esa mis­ma en­va­sa­do­ra de gas ex­plo­tó y pro­vo­có que­ma­du­ras de pri­mer y se­gun­do gra­do al me­nos a 20 per­so­nas.

Se­gún re­gis­tros pe­rio­dís­ti­cos del Dia­rio Li­bre, la de­to­na­ción pro­vo­có que el tan­que­ro, con ca­pa­ci­dad pa­ra 10,000 ga­lo­nes, que trans­por­ta­ba com­bus­ti­ble a la en­va­sa­do­ra de Pro­pa­gas se in­cen­dia­ra y sa­lie­ra des­pe­di­do con la fuer­za de un mi­sil.

Tras vo­lar al­re­de­dor de 150 me­tros, im­pac­tó con­tra una de las co­lum­nas de un ho­tel ubi­ca­do a dos ca­lles de la en­va­sa­do­ra, en la Res­pal­do Aníbal de Es­pi­no­sa, jus­ta­men­te don­de se en­cuen­tra Pol­yp­las.

Tal co­mo ocu­rrió ayer, los bom­be­ros so­fo­ca­ron a tiem­po el im­pac­to de la ex­plo­sión que los mo­ra­do­res bau­ti­za­ron en ese mo­men­to co­mo “el mi­la­gro de Vi­llas”. Pe­li­gro

La in­cer­ti­dum­bre siem­pre ha im­pe­ra­do en sec­to­res po­pu­lo­sos de la ca­pi­tal de­bi­do a las en­va­sa­do­ras de gas que se en­cuen­tran en esos lu­ga­res.

En fe­bre­ro de 2016, la en­va­sa­do­ra de Sol­gas, en el sec­tor La Es­pe­ran­za de los Ríos, ex­plo­tó y de­jó 40 vehicu­los en mal es­ta­do, y otros com­ple­ta­men­te des­trui­dos. Tam­bién di­jo que re­sul­ta­ron afec­ta­das más de 40 fa­mi­lias de la cer­ca­nías. Las ven­ta­nas de de­ce­nas de vi­vien­das se rom­pie­ron por el im­pac­to y va­rias per­so­nas fue­ron afec­ta­das por el GLP y el hu­mo.

Gra­cias a que aque­lla fu­ga de gas ocu­rrió a las 6:00 de la ma­dru­ga­da, mu­chas fa­mi­lias pu­die­ron huir de sus ca­sas an­te la voz de alerta de los ve­ci­nos.

Sin em­bar­go, a dos años, ca­si tres años de la ex­plo­sión de la en­va­sa­do­ra, va­rias de las per­so­nas afec­ta­das no han si­do re­sar­ci­das por los pro­pie­ta­rios.

Aun­que par­te de las fa­mi­lias que que­da­ron sin ajua­res o da­ños en sus vi­vien­das, re­ci­bie­ron pa­gos de has­ta 200 mil pe­sos en com­pen­sa­ción, otros que per­die­ron al­gún fa­mi­liar, es­tán a la es­pe­ra de que la em­pre­sa pue­da re­sar­cir­los.

Esa tra­ge­dia de­jó un sal­do de tres muer­tos y de­ce­nas de he­ri­dos. las víc­ti­mas mor­ta­les fue­ron Fe­li­pe Vi­ni­cio Morel, de 52 años de edad, Ma­ri­na Ál­va­rez, y Eddy D’Oleo En­car­na­ción, de 40 años, quie­nes mu­rie­ron en la uni­dad de que­ma­dos Pearl F. Ort, que fun­cio­na en el hos­pi­tal Ney Arias Lo­ra.

DALTON HE­RRE­RA/LISTÍN DIA­RIO

Una ca­mio­ne­ta se in­cen­dió cuan­do se abas­te­cía de GLP en una en­va­sa­do­ra cer­ca­na a la fá­bri­ca Pol­yp­las.

Pá­ni­co. La rá­pi­da ac­ción de los bom­be­ros evi­tó otra tra­ge­dia.

DALTON HE­RRE­RA/LISTÍN DIA­RIO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.