“PA­RA NO PERSEGUIRLOS MA­ÑA­NA”

Listin Diario - - PORTADA -

Son mu­chos los jó­ve­nes que han cre­ci­do te­nien­do la peor per­cep­ción o ima­gen de la Po­li­cía Na­cio­nal.

La ven co­mo una en­ti­dad re­pre­si­va y co­rrup­ta que no me­re­ce res­pe­tar­se. Una sen­sa­ción pa­re­ci­da la tie­nen ha­cia los po­lí­ti­cos, a los que vi­sua­li­zan más co­mo opor­tu­nis­tas que co­mo ser­vi­do­res de la so­cie­dad des­de el Es­ta­do.

Al cre­cer con es­tas va­lo­ra­cio­nes pe­si­mis­tas, es ló­gi­co que no vean al po­li­cía co­mo un mo­de­lo de ser­vi­cio pú­bli­co ni al po­lí­ti­co co­mo un pa­ra­dig­ma de vir­tu­des ciu­da­da­nas.

No obs­tan­te es­ta reali­dad, la pro­pia Po­li­cía Na­cio­nal se ha em­bar­ca­do en un pro­gra­ma que, a fu­tu­ro, pue­de ayu­dar en mu­cho a cam­biar la per­cep­ción ne­ga­ti­va por una me­jor va­lo­ra­ción del tra­ba­jo que rea­li­za pa­ra ase­gu­rar el or­den y la paz en el país.

A tra­vés del in­no­va­dor pro­gra­ma de Po­li­cía Ju­ve­nil Co­mu­ni­ta­ria, la Po­li­cía es­tá lle­gan­do al seno de la ju­ven­tud do­mi­ni­ca­na con un ami­ga­ble mé­to­do que con­sis­te en in­cul­car­les el res­pe­to a la ley, el re­cha­zo a las prác­ti­cas de­lic­ti­vas, el pan­di­lle­ris­mo, la dro­ga­dic­ción y la vio­len­cia.

Les es­tá en­se­ñan­do qué es una Po­li­cía, có­mo se for­ma y pa­ra qué se ne­ce­si­ta en una so­cie­dad; cuál es su mi­sión y los de­be­res de un agen­te, así co­mo amar y res­pe­tar los sím­bo­los pa­trios y la Cons­ti­tu­ción. Una en­se­ñan­za, co­mo esa, no es muy co­mún en nues­tras es­cue­las.

El di­rec­tor ge­ne­ral, Ney Al­drin Bau­tis­ta Al­mon­te, im­pul­só es­te pro­gra­ma tras rea­li­zar vi­si­tas se­ma­na­les a los ba­rrios y pue­blos. En­car­gó al co­ro­nel Ja­co­bo Ma­teo Moquete de la or­ga­ni­za­ción de es­ta uni­dad y ya van por 1,344 gra­dua­dos y se es­pe­ra cer­ti­fi­car a 2,395 más es­te año.

Ese es el me­jor ca­mino que pue­de tra­zár­se­les a los jó­ve­nes “pa­ra no perseguirlos ma­ña­na”.

Es­te ejer­ci­cio de edu­ca­ción a nues­tros ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes, de­be ser el me­jor mo­ti­vo pa­ra que la Po­li­cía sea con­se­cuen­te con lo que pre­di­ca, re­co­bran­do la ima­gen de una en­ti­dad de pro­tec­ción ciu­da­da­na, ape­ga­da a lo que man­da la Cons­ti­tu­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.