El de­ba­te en torno al Ma­ni­fies­to de 1844

Listin Diario - - LA REPÚBLICA - jd­bal­ca­[email protected] Juan Da­niel Bal­cá­cer PU­BLI­CA TO­DOS LOS MIÉR­CO­LES Pa­ra co­mu­ni­car­se con el au­tor

No es de es­tos tiem­pos el de­ba­te acer­ca de quién fue el au­tor del Ma­ni­fies­to del 16 de enero de 1844, si To­más Bo­ba­di­lla o Fran­cis­co del Ro­sa­rio Sán­chez; tam­po­co la cues­tión al­re­de­dor de los vo­ca­blos “se­pa­ra­cion” e “in­de­pen­den­cia”. En el de­ce­nio de los 40, aflo­ra­ron pers­pec­ti­vas con­tra­pues­tas en­tre al­gu­nos his­to­ria­do­res res­pec­to del orí­gen del Ac­ta de In­de­pen­den­cia do­mi­ni­ca­na. Al­ci­des y Leo­ni­das Gar­cía Llu­be­res, Emi­lio Ro­drí­guez De­mo­ri­zi y Ve­ti­lio Al­fau Du­rán fa­vo­re­cie­ron la ver­sión que atri­buía a Bo­ba­di­lla la pa­ter­ni­dad del do­cu­men­to, mien­tras que Ra­món Lu­go Lo­va­tón, Car­los Sán­chez y Sán­chez y Gus­ta­vo A. Me­jía Ri­cart (a los que pos­te­rior­men­te se ad­hi­rie­ron José Ani­bal Sán­chez Fer­nán­dez, Fran­cis­co Antonio Ave­lino y Eu­cli­des Gu­tié­rrez Félix), ase­gu­ra­ban que Sán­chez era el au­tor del cé­le­bre tex­to. Frank Mo­ya Pons ha es­cri­to que el Ma­ni­fies­to fue obra de Bo­ba­di­lla y los tri­ni­ta­rios.

Pri­me­ra ver­sión.

Aca­so uno de los pri­me­ros his­to­ria­do­res en sos­te­ner que Sán­chez fue el re­dac­tor del Ma­ni­fies­to del 16 de enero fue Ra­món Lu­go Lo­va­tón. Pa­ra ava­lar su te­sis, que desa­rro­lló en su li­bro “Sán­chez”, en dos to­mos, es­te au­tor se apo­yó en la obra “His­to­ria de Hai­tí”, del pres­tan­te his­to­ria­dor hai­tiano Tho­mas Ma­diou. Pe­ro su­ce­de que Ma­diou abre­vó en una fuen­te do­mi­ni­ca­na no muy cris­ta­li­na: el afran­ce­sa­do Ma­nuel Joa­quín del Monte, con­se­je­ro po­lí­ti­co de Char­les He­rard, con quien -di­cho sea de pa­so- se fue pa­ra Hai­tí en 1843. Del Monte fue quien le su­mi­nis­tró a Ma­diou de­ta­lles y por­me­no­res so­bre los acon­te­ci­mien­tos pre­vios al 27 de febrero, y se di­ce que tam­bién le fa­ci­li­tó un do­cu­men­to de la épo­ca, y cu­yo au­tor se des­co­no­ce, ti­tu­la­do “Su­ce­sos po­lí­ti­cos de 18381845”, en el que se da cuen­ta de un ma­ni­fies­to que Sán­chez re­dac­tó, con la ayu­da de Me­lla, sin es­pe­ci­fi­car la fe­cha de cir­cu­la­ción. En ese im­por­tan­te do­cu­men­to se afir­ma que, en una reunión, el tex­to fue leí­do, apro­ba­do y que del mis­mo se hi­cie­ron va­rias co­pias pa­ra ser dis­tri­bui­das en los pue­blos del nor­te, sur y es­te. Con li­ge­ras va­rian­tes, esa fue la ver­sión ofre­ci­da por Ma­diou y la que re­fren­dó Lu­go Lo­va­tón. Los in­tere­sa­dos en co­no­cer “in ex­ten­so” ese tex­to anó­ni­mo, que Max Hen­rí­quez Ure­ña atri­bu­yó a Eu­se­bio Pue­llo, de­ben con­sul­tar el li­bro “Do­cu­men­tos pa­ra la his­to­ria de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, to­mo II, 1946, de Emi­lio Ro­drí­guez De­mo­ri­zi.

Otras opiniones.

Si se to­ma en cuen­ta la ex­ten­sión y ri­que­za teó­ri­ca, po­lí­ti­ca, his­tó­ri­ca y ju­rí­di­ca del Ma­ni­fies­to del 16 de enero, ca­be pre­gun­tar­se: ¿si -co­mo se afir­ma- Sán­chez ya lo ha­bía re­dac­ta­do en un tex­to, qué ne­ce­si­tad te­nía de dic­tár­se­lo a Ma­nuel Do­lo­res Gal­ván? Cua­ren­ta y cin­co años des­pués, Gal­ván de­cla­ró que Sán­chez le or­de­nó ha­cer “bien y de pri­sa tres co­pias del ma­ni­fies­to re­vo­lu­cio­na­rio que él aca­ba­ba de re­dac­tar…, y de cu­yas co­pias has­ta aho­ra no ha apa­re­ci­do nin­gu­na”. Si al ca­bo de cua­tro de­ce­nios no ha­bía apa­re­ci­do co­pia al­gu­na de ese ma­ni­fies­to, es evi­den­te que Gal­ván no pu­do re­fe­rir­se, ni se re­fi­rió, a la Ma­ni­fes­ta­ción del 16 de enero, que él fir­mó, y la cual cir­cu­ló im­pre­sa en mar­zo de 1844. Ju­lio Cam­pi­llo Pé­rez con­si­de­ra que la redacción del fa­mo­so tex­to “a ve­ces bru­mo­sa y con­fu­sa, otras hi­po­crá­ti­ca y fría” de­bió ha­ber ema­na­do “de una plu­ma ve­te­ra­na y ma­li­cio­sa”, al tiem­po de se­ña­lar que Sán­chez, “en­ton­ces un mo­zo de bre­ve pe­ro lím­pi­da vi­da pú­bli­ca” no ha­bría es­cri­to se­me­jan­te pie­za, ya que su “es­ti­lo pa­trió­ti­co y vi­bran­te se en­cuen­tra ple­na­men­te lo­gra­do en otra Ma­ni­fes­ta­ción, la que es­cri­bió del 20 de enero de 1861…” (Cf. “La cons­ti­tu­cio­na­li­dad en San­to Do­min­go, 1492-1984”). Por su par­te, Víc­tor Ga­rri­do es­ti­mó in­ne­ce­sa­rio de­ba­tir en torno al au­tor del Ma­ni­fies­to por­que se tra­tó de “una obra co­lec­ti­va”. En re­la­ción con el vo­ca­blo “se­pa­ra­ción”, que abun­da a lo lar­go del tex­to, el his­to­ria­dor Ga­rri­do con­sig­nó que era al­go na­tu­ral, de­bi­do a que pa­ra esa épo­ca en San­to Do­min­go ca­si na­die usa­ba la pa­la­bra “in­de­pen­den­cia”; vo­ca­blo que ade­más se ha­lla­ba im­plí­ci­to en el con­cep­to de so­be­ra­nía. “Nin­gún pue­blo -con­clu­yó- pue­de ser so­be­rano si no es in­de­pen­dien­te”. (Ver “La Ma­ni­fes­ta­ción del 16 de enero” y “Aná­li­sis del do­cu­men­to Su­ce­sos Po­lí­ti­cos 1838-1846”, en su li­bro “Es­pi­gas his­tó­ri­cas” (1972).

Ju­lio Cam­pi­llo Pé­rez

Ve­ti­lio Al­fau Du­rán

Emi­lio Ro­drí­guez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.