UN CÁNCER POR CON­TRO­LAR

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - Editorial - Fany Al­va­ren­ga EDI­TO­RA EN JE­FE fany.al­va­ren­ga@gru­po­cer­ca.com

Los gru­pos cri­mi­na­les que se han es­ta­ble­ci­do pa­ra la­var ca­pi­ta­les ilí­ci­tos son uno de los prin­ci­pa­les enemi­gos de la re­gión. No es pa­ra me­nos, con­si­de­ran­do que el im­pac­to anual de la co­rrup­ción y el la­va­do de ac­ti­vos re­pre­sen­ta ca­da año al mun­do cos­tos ma­yo­res a los US$ 2.6 bi­llo­nes, una ci­fra im­pac­tan­te que equi­va­le al 5% del Pro­duc­to In­terno Bru­to. En la re­gión las pér­di­das, que han si­do im­por­tan­tes, afec­ta­ron ru­bros cla­ve de las eco­no­mías, co­mo las ex­por­ta­cio­nes. Los da­tos de las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les se­ña­lan que en Cen­troa­mé­ri­ca la fac­tu­ra del co­mer­cio ile­gal, tie­ne un im­pac­to de en­tre US$ 70.000 a US$ 85.000 mi­llo­nes. Es­tos flu­jos que se dejan de per­ci­bir afec­tan el cre­ci­mien­to y el desa­rro­llo que tan­to bus­ca el sec­tor pri­va­do, que re­cha­za la co­rrup­ción y que lu­cha día a día por la sos­te­ni­bi­li­dad de sus ne­go­cios. Des­pués del tra­go amar­go que tra­jo el ca­so de los Pa­pe­les de Pa­na­má, que des­ta­pó ( y si­gue des­ta­pan­do) los ten­tácu­los que tie­nen la co­rrup­ción y el blan­queo de ca­pi­ta­les, que­dó en cla­ro la ne­ce­si­dad de re­cal­car que el la­va­do de di­ne­ro es un desafío pa­ra la se­gu­ri­dad re­gio­nal y de re­do­blar los es­fuer­zos pa­ra en­fren­tar es­tos fla­ge­los. Hoy el pro­pó­si­to de la re­gión es de­jar de ser una es­ta­ción pa­ra gru­pos cri­mi­na­les, pe­ro cam­biar el pa­no­ra­ma no re­sul­ta­rá sen­ci­llo, por­que el 42% de los paí­ses se­ña­la­dos por Es­ta­dos Uni­dos co­mo prin­ci­pa­les la­va­do­res de di­ne­ro son la­ti­noa­me­ri­ca­nos y tres de los ca­li­fi­ca­dos co­mo los más vul­ne­ra­bles es­tán en Amé­ri­ca Cen­tral. El Ins­ti­tu­to de Ba­si­lea, en­car­ga­do de pu­bli­car el Re­por­te Anual An­ti­la­va­do de Di­ne­ro, ha se­ña­la­do que aun­que los paí­ses dic­tan las nor­mas ne­ce­sa­rias, mu­chos se quedan cor­tos al mo­men­to apli­car­las efec­ti­va­men­te. En otras pa­la­bras, Cen­troa­mé­ri­ca le­gis­la pa­ra fre­nar el la­va­do de ac­ti­vos, pe­ro es ne­ce­sa­rio un ma­yor com­pro­mi­so en la im­ple­men­ta­ción de las me­di­das que me­jo­ren su repu­tación.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.