L

Os mo­de­los de ne­go­cio de ba­jo cos­to es­tán to­man­do mu­cha po­pu­la­ri­dad y son más per­cep­ti­bles en las ae­ro­lí­neas. La ten­den­cia aho­ra quie­re con­quis­tar el sec­tor far­ma­céu­ti­co. Se­gún An­drés Do­bles, ge­ren­te de Es­tra­te­gia de EY Cen­troa­mé­ri­ca, Pa­na­má y Re­pú­bli­ca D

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - Negocios -

bro “Fe­nó­meno Low Cost , es­te mo­de­lo “es un pro­ce­so de in­no­va­ción to­tal, pa­ra ajus­tar los cos­tos y ofre­cer me­jo­res pre­cios sin me­nos­ca­bo de la ca­li­dad . l mo­de-

es­tán en­tre­gan­do pe­di­dos a do­mi­ci­lio o en los lu­ga­res de tra­ba­jo de los con­su­mi­do­res.

“Des­de nues­tra óp­ti­ca, las far­ma­cias low-cost re­gio­na­les que in­te­gren es­te mo­de­lo a sus ope­ra­cio­nes son las que van a te­ner ma­yor éxi­to en los pró­xi­mos años al for­ta­le­cer la leal­tad de su ba­se de con­su­mi­do­res ac­tual y atraer nue os con­su­mi­do­res , sos­tu­vo el re­pre­sen­tan­te de EY.

Se­gún el ex­per­to de la con­sul­to­ra, ca­da in­dus­tria de­be va­lo­rar si su mo­de­lo de ne­go­cio es­tá ob­so­le­to y re-

EDI­CIÓN 124

quie­re trans­for­ma­cio­nes gra­dua­les pa­ra ca­pi­ta­li­zar so­bre las ne­ce­si­da­des de los con­su­mi­do­res. “La trans­for­ma­ción de un mo­de­lo de ne­go­cio re-

Al­gu­nas claves pa­ra lle­var a ca­bo un ne­go­cio Low Cost

In­ten­tar eli­mi­nar la per­cep­ción del pú­bli­co que aso­cie ba­jo pre­cio con ma­la ca­li­dad.

Pro­du­cir o pres­tar un ser­vi­cio aho­rran­do en al­gu­na par­te cla­ve del ne­go­cio, pa­ra re­fle­jar­lo en el pre­cio.

Pro­du­cir po­ca ga­ma y bien. Una ofer­ta de pro­duc­tos bá­si­cos su­po­ne un aho­rro en to­do el pro­ce­so de pro­duc­ción.

Eli­mi­nar lo su­per­fluo y des­cu­brir a qué es­tá dis­pues­to a re­nun­ciar el clien­te si a cam­bio le pue­des ofre­cer me­jo­res pre­cios.

Uti­li­zar una es­tra­te­gia de pre­cios di­ná­mi­cos y que el clien­te pa­gue só­lo por lo que con­su­me real­men­te.

Dis­tri­buir di­rec­ta­men­te y eli­mi­nar los in­ter­me­dia­rios.

Aho­rra en to­do lo ex­terno del pro­duc­to, em­ba­la­jes, so­por­tes, pro­ce­so de dis­tri­bu­ción, per­so­nal que in­ter­vie­ne, etc.

quie­re la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gías y ca­na­les di­gi­ta­les pa­ra re­du­cir la de­pen­den­cia de las ven­tas de las tien­das fí­si­cas , sos­tu o obles.

Pa­ra ofre­cer es­tos pre­cios se ne­ce­si­ta ma­ne­jar vo­lú­me­nes al­tos. Las eco­no­mías de es­ca­la con­si­guen pro­duc­to de ne­go­cia­cio­nes con las ca­sas far­ma­céu­ti­cas y dis­tri­bui­do­res y me­dian­te la op­ti­mi­za­ción de efi­cien­cias ope­ra­ti­vas An­drés Do­bles, Ge­ren­te de Es­tra­te­gia de EY Cen­troa­mé­ri­ca, Pa­na­má y RD.

Al­tos es­tán­da­res

Con la si­tua­ción eco­nó­mi­ca que se vi­ve ac­tual­men­te, es­te mo­de­lo es de gran apli­ca­ción a ni­vel glo­bal y en di­ver­sos ru­bros, uno de los más co­mu­nes o que más se ha da­do a co­no­cer es el de las ae­ro­lí­neas de ba­jo cos­to.

Pa­ra apli­car es­te mo­de­lo es im­pres­cin­di­ble te­ner pro­vee­do­res que fa­bri­quen sus pro­duc­tos con al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad y es­tar dis­pues­tos a ajus­tar al má­xi­mo los cos­tos pa­ra po­der brin­dar al clien­te fi­nal un buen pre­cio.

El con­su­mi­dor de­fi­ni­ti­va­men­te es quien más se be­ne­fi­cia pues mu­chas ve­ces tie­ne pre­su­pues­to li­mi­ta­do y no le es po­si­ble com­prar de­ter­mi­na­das mar­cas o pro­duc­tos y en­cuen­tra en los mo­de­los low cost una op­ción via­ble y se­gu­ra Juan An­to­nio Cal­de­rón, ge­ren­te ge­ne­ral de far­ma­cias Ce­fa­fa.

De acuer­do al es­pe­cia­lis­ta de EY, es­tas far­ma­cias ope­ran con már­ge­nes ba­jos que os­ci­lan en­tre 2%-5% y már­ge­nes ne­tos que os­ci­lan en­tre 1%-3% y re­quie­ren ma­ne­jar al­tos vo­lú­me­nes y man­te­ner un con­trol es­tric­to de cos­tos ope­ra­ti­vos pa­ra lo­grar ge­ne­rar uti­li­da­des.

Tal y co­mo lo ex­pre­só Juan An­to­nio Cal­de­rón, ge­ren­te ge­ne­ral de far­ma­cias Ce­fa­fa, la ma­yor ven­ta­ja que ofre­cen es­tos ne­go­cios es pa­ra el con­su­mi­dor. “Lo que he­mos in­ten­ta­do ge­ne­rar en nues­tras su­cur­sa­les es ofre­cer a los clien­tes un pro­duc­to far­ma­céu­ti­co de ca­li­dad, y no to­do es ge­né­ri­co, sino que es pro­duc­to ori­gi­nal y pe­ro ofre­cer­lo a un pre­cio ac­ce­si­ble que pue­de com­pe­tir con las otras mar­cas , de­ta­lló.

Pa­ra Cal­de­rón, el ru­bro far­ma­céu­ti­co, co­mo cual­quier li­bre com­pe­ten­cia, se be­ne­fi­cia de que e is­tan di er­sos com­pe­ti­do­res en el mer­ca­do, en­tre ellos low cost, y que no ha­ya un mo­no­po­lio en el país. El sec­tor far­ma­céu­ti­co es muy di­ná­mi­co, hay mu­cha ofer­ta y la va­rie­dad di­na­mi­za al sec­tor. “El con­su­mi­dor de­fi­ni­ti amen­te es quien más se be­ne­fi­cia pues muc as eces tie­ne pre­su­pues­to li­mi­ta­do y no le es po­si­ble com­prar de­ter­mi­na­das mar­cas o pro­duc­tos y en­cuen­tra en los mo­de­los low cost una op­ción via­ble se ura , sos­tu o el eren­te de Ce­fa­fa.

De­trás de una em­pre­sa low cost hay mu­cho tra­ba­jo rea­li­za­do es­tu­dian­do los pro­ce­sos, los ma­te­ria­les y com­po­nen­tes del pro­duc­to o ser­vi­cio, los pro­ce­di­mien­tos de fa­bri­ca­ción o de ofre­ci­mien­to del ser­vi­cio.

En nin­gún mo­men­to se de­be con­fun­dir es­te mo­de­lo de ne­go­cio con una re­ba­ja del pre­cio de un pro­duc­to o ser­vi­cio asu­mien­do sim­ple­men­te una dis­mi­nu­ción del mar en de be­ne­fi­cio, es de­cir, que no se tra­ba­je por re­du­cir el cos­te y sim­ple­men­te se re­duz­ca el pre­cio de ven­ta apli­can­do a es­ta ope­ra­ción el tér­mino low cost.

Es pre­ci­so acla­rar que ven­der pro­duc­tos a pre­cios real­men­te ba­jos no siem­pre sig­ni­fi­ca que se tra­ta de un mo­de­lo de ne­go­cio low­cost. Así lo ex­pli­có Saúl Ro­sa, ge­ren­te ge­ne­ral de Far­ma­cias Eco­nó­mi­cas de El Sal­va­dor, un ne­go­cio es­pe­cia­li­za­do en ven­ta de me­di­ca­men­to ge­né­ri­co.

Es­ta ca­de­na de far­ma­cias ope­ra en cen­tros co­mer­cia­les y ubi­ca­cio­nes pre­mium en el país y con su­cur­sa­les equi­pa­das pa­ra brin­dar una ex­pe­rien­cia de com­pra acor­de a la ex­pec­ta­ti­va de com­pra de ca­da seg­men­to de mer­ca­do al que atien­den. No obs­tan­te el ge­ren­te re­co­no­ce que ma­ne­jan “su­cur­sa­les que tie­nen un gas­to de ope­ra­ción ba­jo pe­ro por las con­di­cio­nes del mer­ca­do en que es­tas ope­ran , de­ta­lló Ro­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.