Tec­no­lo­gía, ¿ con­trin­can­te o alia­da en el tra­ba­jo?

Un mundo del tra­ba­jo que mu­ta con ra­pi­dez. Por ello, pre­vé la en­ti­dad, los sis­te­mas edu­ca­ti­vos que pro­por­cio­nan co­no­ci­mien­to da­rán pa­so a sis­te­mas que en­se­ñen a apren­der, com­bi­nan­do el tra­ba­jo con el apren­di­za­je du­ran­te to­da la vi­da. En es­te sen­ti­do, son

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - Management - 31%-40% 21%-30% 11%-20% 1%-10% AU­MEN­TAN 0%- -9% -10%- -19% -20%- -30% DIS­MI­NU­YEN

EM­PLEOS Y HA­BI­LI­DA­DES

Las ha­bi­li­da­des y el ta­len­to hoy im­por­tan ca­da vez más. Los ci­clos del co­no­ci­mien­to son más cor­tos que an­tes y el 65% de los tra­ba­jos que ten­drá la Ge­ne­ra­ción Z aún no exis­ten. Se­gún Man­po­wer, las per­so­nas que tra­ba­jan en em­pre­sas pe­que­ñas de IT y ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con ser­vi­cio al clien­te, de­ben ser op­ti­mis­tas, ya que los em­plea­do­res de esas com­pa­ñías tie­nen me­jo­res ex­pec­ta­ti­vas en cuan­to a in­cre­men­tar sus plan­ti­llas la­bo­ra­les. Ade­más se es­pe­ra un rá­pi­do cre­ci­mien­to, en todas las in­dus­trias, de la de­man­da de ana­lis­tas de da­tos, re­que­ri­dos pa­ra dar­le sen­ti­do al Big Da­ta. Tam­bién los re­pre­sen­tan­tes de ven­tas es­pe­cia­li­za­dos pa­ra co­mer­cia­li­zar ofer­tas di­gi­ta­li­za­das tie­nen bue­nas pro­ba­bi­li­da­des. En lo que res­pec­ta a las ha­bi­li­da­des no téc­ni­cas, la di­rec­ti­va de Man­po­wer se­ña­la que ca­da vez más son me­jor va­lo­ra­das las per­so­nas con la ca­pa­ci­dad de re­sol­ver pro­ble­mas y que pue­dan dia­lo­gar, ne­go­ciar y co­la­bo­rar con sus pa­res. Se­gún Gal­dá­mez, en épo­cas pa­sa­das la bús­que­da de ta­len­to con­sis­tía en que el em­plea­dor so­li­ci­ta­ba a los can­di­da­tos un cu­rri­cu­lum vi­tae pa­ra ve­ri­fi­car si an­te­rior­men­te tu­vo tra­ba­jos si­mi­la­res al cual es­ta­ba apli­can­do. “Hoy lo que se pi­de es co­no­cer si el can­di­da­to po­drá lle­var a ca­bo de­ter­mi­na­das ta­reas, aun­que en es­te mo­men­to no se­pa ha­cer­las, pues tie­ne la ca­pa­ci­dad de apren­der y desa­rro­llar sus com­pe­ten­cias. Hoy la bús­que­da de ta­len­to es­tá más en­fo­ca­da en lo que el em­plea­do pue­de lle­gar a ha­cer y no lo que ha he­cho en el pa­sa­do”.

¿ Dón­de au­men­ta­rá o dis­mi­nui­rá la plan­ti­lla la­bo­ral por la Di­gi­ta­li­za­ción Fuen­te: Man­po­wer Group

El re­to de los em­plea­do­res

La tec­no­lo­gía lle­gó pa­ra que­dar­se, eso es una reali­dad, por lo que los mo­de­los la­bo­ra­les se de­ben rein­ven­tar cons­tan­te­men­te y, por es­ta ra­zón, tan­to co­la­bo­ra­do­res co­mo em­plea­do­res de­ben em­pe­zar a des­cu­brir sus nue­vas ha­bi­li­da­des.

An­te es­te pa­no­ra­ma, Man­po­wer ase­gu­ra que los em­plea­do­res ten­drán que ha­cer las co­sas de ma­ne­ra di­fe­ren­te pa­ra atraer, re­te­ner y com­pro­me­ter a las per­so­nas a lar­go pla­zo. De es­ta for­ma, los fac­to­res más im­por­tan­tes de la com­pe­ti­ti­vi­dad se­rán el ta­len­to, el cre­ci­mien­to in­clu­yen­te, la ca­pa­ci­dad pa­ra trans­for­mar y sa­ber com­pe­tir con los re­cién lle­ga­dos.

“El tra­ba­jo se es­tá re­or­ga­ni­zan­do y las em­pre­sas ne­ce­si­ta­rán adap­tar sus prác­ti­cas de ges­tión, pa­ra res­pon­der a es­tas pre­sio­nes con per­so­nas más so­fis­ti­ca­das. La di­gi- ¿Ro­bots vs hu­ma­nos?

Las no­ti­cias de di­gi­ta­li­za­ción, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, ro­bó­ti­ca, y reali­dad vir­tual son el pan de ca­da día. Con­tra­rio a lo que se pen­sa­ba ha­ce 20 años, en la ac­tua­li­dad no es ne­ce­sa­rio ir a una tien­da pa­ra com­prar, ni ir a la li­bre­ría pa­ra leer un li­bro, o a la tien­da de dis­cos pa­ra es­cu­char música.

Con la vir­tua­li­za­ción, mu­chas de las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas han dan­do un gi­ro sor­pren­den­te y el ám­bi­to la­bo­ral no es la ex­cep­ción. Se­gún los ex­per­tos, has­ta el 45% de las ta­reas por las que se pa­gan los sa­la­rios, pue­den ser au­to­ma­ti­za­das con la tec­no­lo­gía ac­tual.

“La Cuar­ta Re­vo­lu-

EDI­CIÓN 125

El fu­tu­ro es pro­me­te­dor pa­ra IT, RH y po­si­cio­nes de aten­ción al clien­te 5%

Ad­mi­nis­tra­ción y Apo­yo de ofi­ci­na

15%

Chen di­ce que el des­plie­gue has­ta la fe­cha ha si­do exa­ge­ra­do y la ma­yo­ría de las em­pre­sas son rea­cias a co­men­zar, de­bi­do a la com­bi­na­ción de es­cep­ti­cis­mo, fal­ta de ex­pe­rien­cia y, lo más im­por­tan­te, la fal­ta de con­fian­za en la se­gu­ri­dad de sus con­jun­tos de da­tos. “De he­cho, mien­tras que los ti­tu­la­res se­rán prin­ci­pal­men­te so­bre IA, la ma­yo­ría de las em­pre­sas de­be­rán en­fo­car­se pri­me­ro en la AI (au­men­to de la in­for­ma­ción): or­ga­ni­zar sus da­tos de ma­ne­ra que ga­ran­ti­cen que se pue­dan con­ci­liar, re­fi­nar y re­la­cio­nar; pa­ra des­cu­brir in­for­ma­ción que res­pal­de la eje­cu­ción efi­cien­te del ne­go­cio en to­dos los de­par­ta­men­tos, a la vez que abor­de la car­ga del cum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo “, afir­ma Chen. Chad Me­ley, vi­ce­pre­si­den­te de mer­ca­do­tec­nia de Te­ra­da­ta, es­tá de acuer­do en que en 2018 se pro­du­ci­rá una reac­ción vio­len­ta con­tra el des­plie­gue de la IA, pe­ro cree que co­mo re­sul­ta­do sur­gi­rá un en­fo­que más equi­li­bra­do del apren­di­za­je pro­fun­do y la apli­ca­ción del apren­di­za­je su­per­fi­cial a las opor­tu­ni­da­des co­mer­cia­les. Si bien pue­de ha­ber una reac­ción con­tra el des­plie­gue, no im­pe­di­rá que las gran­des em­pre­sas in­vier­tan en IA y las tec­no­lo­gías re­la­cio­na­das. “La IA es el nue­vo big da­ta: las em­pre­sas com­pi­ten por ha­cer­lo si sa­ben que lo ne­ce­si­tan o no”, di­ce Mon­te Zwe­ben, CEO de Spli­ce Ma­chi­ne. Me­ley se­ña­la que in­for­me del Es­ta­do de In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial pa­ra Em­pre­sas de Te­ra­da­ta, del 2017, iden­ti­fi­có la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra de TI co­mo la ma­yor ba­rre­ra pa­ra ob­te­ner be­ne­fi­cios de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, su­peran­do cues­tio­nes co­mo el ac­ce­so al ta­len­to, la fal­ta de pre­su­pues­to y ca­sos em­pre­sa­ria­les dé­bi­les o des­co­no­ci­dos.

EDI­CIÓN 125

“Las em­pre­sas res­pon­de­rán en 2018 con pro­duc­tos de IA de gra­do em­pre­sa­rial y ofer­tas de so­por­te que su­pe­rarán los do­lo­res del cre­ci­mien­to aso­cia­dos a la adop­ción de la IA”, di­ce Me­ley. El ses­go en los con­jun­tos de da­tos de en­tre­na­mien­to con­ti­nua­rá cau­san­do pro­ble­mas a la IA. Chen, de Rel­tio, no es­tá so­lo en su con­vic­ción de que las em­pre­sas ne­ce­si­tan po­ner sus da­tos en or­den. To­mer Shi­ran, CEO y co­fun­da­dor de la star­tup ana­lí­ti­ca Dre­mio, una fuer­za im­pul­so­ra de­trás del pro­yec­to de có­di­go abier­to Apa­che Arrow, cree que el de­ba­te so­bre los con­jun­tos de da­tos se­rá el cen­tro de aten­ción en 2018. “En todas par­tes, las em­pre­sas es­tán agre­gan­do IA a sus pro­duc­tos pa­ra ha­cer­los más in­te­li­gen­tes, más efi­cien­tes e in­clu­so au­tó­no­mos”, di­ce Shi­ran. “En 2017 es­cu­cha­mos ar­gu­men­tos con­tra­pues­tos so­bre si la IA crea­ría em­pleos o los eli­mi­na­ría, al­gu­nos in­clu­so pre­de­cían el fin de la ra­za hu­ma­na. Lo que ha co­men­za­do a sur­gir co­mo una par­te cla­ve de la conversación es có­mo los con­jun­tos de da­tos de ca­pa­ci­ta­ción dan for­ma al com­por­ta­mien­to de es­tos mo­de­los “. Re­sul­ta, di­ce Shi­ran, que los mo­de­los son tan bue­nos co­mo los da­tos de en­tre­na­mien­to que usan, por lo cual desa­rro­llar un con­jun­to de da­tos de en­tre­na­mien­to re­pre­sen­ta­ti­vos y efec­ti­vos es el gran desafío. “Co­mo un ejem­plo tri­vial, con­si­de­re el ejem­plo tui­tea­do por un in­ge­nie­ro de Fa­ce­book, so­bre un dis­pen­sa­dor de ja­bón que fun­cio­na pa­ra per­so­nas blan­cas, pe­ro no pa­ra quie­nes la piel más os­cu­ra”, di­ce Shi­ran. “Los se­res hu­ma­nos so­mos to­tal­men­te par­cia­les y la pre­gun­ta pa­ra la IA es si po­dre­mos me­jo­rar en tér­mi­nos de ses­go o si lo ha­re­mos peor. Es­te de­ba­te se cen­tra­rá en la pro­pie­dad de los da­tos: los qué po­see­mos de no­so­tros mis­mos y de las com­pa­ñías co­mo Goo­gle, Fa­ce­book, Ama­zon, Uber, etc.; que han acu­mu­la­do enor­mes con­jun­tos de da­tos que ali­men­ta­rán nues­tros mo­de­los”. La IA de­be re­sol­ver el pro­ble­ma de la “ca­ja ne­gra” con pis­tas de au­di­to­ría. Una de las prin­ci­pa­les ba­rre­ras pa­ra la adop­ción de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, par­ti­cu­lar­men­te en las in­dus­trias re­gu­la­das, es la di­fi­cul­tad de mos­trar exac­ta­men­te có­mo una IA to­mó una de­ci­sión. Ne­gah­ban de Ki­ne­ti­ca di­ce que la crea-

La IA se es­tá usan­do ca­da vez más pa­ra apli­ca­cio­nes co­mo el des­cu­bri­mien­to de fár­ma­cos o el au­to­mó­vil co­nec­ta­do, pe­ro es­tas apli­ca­cio­nes pue­den te­ner un im­pac­to per­ju­di­cial en la vi­da hu­ma­na si se toma una de­ci­sión in­co­rrec­ta

ción de pis­tas de au­di­to­ría se­rá esen­cial. “La IA se es­tá usan­do ca­da vez más pa­ra apli­ca­cio­nes co­mo el des­cu­bri­mien­to de fár­ma­cos o el au­to­mó­vil co­nec­ta­do, pe­ro es­tas apli­ca­cio­nes pue­den te­ner un im­pac­to per­ju­di­cial en la vi­da hu­ma­na si se toma una de­ci­sión in­co­rrec­ta”, di­ce Ne­gah­ban. “De­tec­tar exac­ta­men­te qué cau­só la de­ci­sión in­co­rrec­ta fi­nal, la cual ge­ne­ró un gra­ve pro­ble­ma, es al­go que las em­pre­sas co­men­za­rán a con­si­de­rar en el 2018. La au­di­to­ría y el se­gui­mien­to de ca­da en­tra­da y ca­da pun­ta­je que pro­du­ce un mar­co de re­fe­ren­cia ayu­da­rá a de­tec­tar el có­di­go es­cri­to por hu­ma­nos que fi­nal­men­te cau­só la pro­ble­ma.” La adop­ción de la nu­be se ace­le­ra­rá pa­ra apo­yar la in­no­va­ción de la IA Ho­ria Mar­ga­rit, cien­tí­fi­co prin­ci­pal de da­tos del pro­vee­dor de big-da­ta-as-a-ser­vi­ce Qu­bo­le, es­tá de acuer­do en que las em­pre­sas en el 2018 bus­ca­rán me­jo­rar su in­fra­es­truc­tu­ra y pro­ce­sos pa­ra res­pal­dar su apren­di­za­je au­to­má­ti­co y sus es­fuer­zos en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. “A me­di­da que las em­pre­sas bus­quen in­no­var y me­jo­rar con el apren­di­za­je au­to­má­ti­co y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, se in­cor­po­ra­rán he­rra­mien­tas e in­fra­es­truc­tu­ras más es- pe­cia­li­za­das en la nu­be pa­ra res­pal­dar ca­sos de uso es­pe­cí­fi­cos, co­mo so­lu­cio­nes pa­ra fu­sio­nar en­tra­das sen­so­ria­les mul­ti­mo­da­les pa­ra la in­ter­ac­ción hu­ma­na (pen­sa­mien­to, so­ni­do, tac­to, y vi­sión) o las que per­mi­tan fu­sio­nar las imá­ge­nes sa­te­li­ta­les con los da­tos fi­nan­cie­ros, pa­ra ca­ta­pul­tar las ca­pa­ci­da­des de ne­go­cia­ción al­go­rít­mi­ca “, di­ce Mar­ga­rit. “Es­pe­ra­mos ver una ex­plo­sión en las so­lu­cio­nes ba­sa­das en la nu­be que ace­le­ren el rit­mo ac­tual de re­co­pi­la­ción de da­tos y de­mues­tren, aún más, la ne­ce­si­dad del cómpu­to a de­man­da y el al­ma­ce­na­mien­to sin fric­ción de los pro­vee­do­res ges­tio­na­dos en la nu­be”, agre­ga. CIO / IT NOW

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.