Ae­ro­puer­tos in­te­li­gen­tes

La ges­tión ae­ro­por­tua­ria no pue­de que­dar­se úni­ca­men­te en ma­xi­mi­zar la efi­cien­cia y la se­gu­ri­dad sino que de­be am­pliar su fo­co ha­cia el de­sa­rro­llo de nue­vas fuen­tes de valor. No hay vuel­ta atrás, la trans­for­ma­ción di­gi­tal es una reali­dad y la ope­ra­ción aer

Mercados & Tendencias Rep. Dominicana - - Sumario - Ale­jan­dra Or­dó­ñez ale­jan­dra.or­do­[email protected]­po­cer­ca.com

No hay vuel­ta atrás, la trans­for­ma­ción di­gi­tal ya es una reali­dad y la ope­ra­ción ae­ro­por­tua­ria no es la ex­cep­ción.

El Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal Lyn­den Pind­ling es la ma­yor puer­ta de en­tra­da en Las Baha­mas, uno de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos fa­vo­ri­tos pa­ra los aman­tes de las pla­yas pa­ra­di­sía­cas. Cons­cien­tes de la ne­ce­si­dad de es­tar al día con las de­man­das de la nue­va ges­tión ae­ro­por­tua­ria, se des­ti­na­ron US$409 mi­llo­nes pa­ra am­pliar la ter­mi­nal y re­ci­bir un 50% más de pa­sa­je­ros.

La trans­for­ma­ción tam­bién in­clu­ye la in­fra­es­truc­tu­ra de TI, que pa­só de ser frag­men­ta­da y com­ple­ja, a te­ner un di­se­ño que brin­da los ser­vi­cios fun­da­men­ta­les de red de apo­yo pa­ra el vi­deo, la ad­mi­nis­tra­ción de ener­gía, la se­gu­ri­dad, la mo­vi­li­dad y el ren­di­mien­to de las apli­ca­cio­nes de pun­ta a pun­ta. Así, se ga­ran­ti­za una ex­pe­rien­cia del usua­rio uni­for­me y de al­ta ca­li­dad me­dian­te ser­vi­cios siem­pre dis­po­ni­bles y se­gu­ros, in­de­pen­dien­te­men­te del lu­gar o del ti­po de dis­po­si­ti­vo.

Ade­más, con las nue­vas tec­no­lo­gías im­ple­men­ta­das, se ha con­ver­ti­do la sa­la de es­pe­ra y las áreas co­mu­nes del ae­ro­puer­to en un enor­me hots­pot mó­vil, cum­plien­do de es­ta ma­ne­ra la pre­mi­sa de que en la ac­tua­li­dad los ae­ro­puer­tos de­ben con­ver­tir­se en pro­vee­do­res de ser­vi­cios, al brin­dar la oportunidad, por ejem­plo, de ac­ce­der a con­ser­je­ría vir­tual en tiem­po real que fa­ci­li­ta in­for­ma­ción so­bre vue­los y via­jes an­tes de par­tir y du­ran­te to­do el via­je

has­ta que el pa­sa­je­ro vuel­ve a su ca­sa.

Y es­ta ter­mi­nal área no es la úni­ca que ha adop­ta­do la ban­de­ra tec­no­ló­gi­ca pa­ra ga­ran­ti­zar su con­ti­nui­dad y me­jo­rar su competitividad. Por ejem­plo, en el Ae­ro­puer­to de Hel­sin­ki, en Fin­lan­dia, los pa­sa­je­ros pue­den des­can­sar en mo­der­nas cáp­su­las llamadas Gos­leep. A tra­vés de una app en su Smartp­ho­ne, los via­je­ros pue­den re­ser­var, pa­gar y lo­ca­li­zar la cáp­su­la más cer­ca­na a su puer­ta de sa­li­da.

Tec­no­lo­gía, ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va

Los com­ple­jos ae­ro­por­tua­rios son ac­to­res destacados de la trans­for­ma­ción que ex­pe­ri­men­ta la eco­no­mía mun­dial. Y los ae­ro­puer­tos an­te­rior­men­te men­cio­na­dos son so­lo una mues­tra de aque­llos que han acep­ta­do el re­to de am­pliar su fun­ción tra­di­cio­nal pa­ra au­men­tar sus­tan­cial­men­te la ren­ta­bi­li­dad del ne­go­cio y me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del clien­te.

Ex­per­tos en tec­no­lo­gía ae­ro­por­tua­ria re­fie­ren que quie­nes an­tes in­cor­po­ren es­te con­cep­to de Ae­ro­puer­to Di­gi­tal o Ae­ro­puer­to In­te­li­gen­te, crea­rán ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas de di­fí­cil ré­pli­ca y desa­rro­lla­rán fuen­tes di­fe­ren­cia­les de ren­ta­bi­li­dad.

La Aso­cia­ción de Trans­por­te Aé­reo In­ter­na­cio­nal (IATA) re­ve­ló que pa­ra el año 2035 se des­pla­za­rán por ai­re 7.200 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros, fren­te a los 3.800 mi­llo­nes que se die­ron en 2017.

“Me gus­ta­ría que mi pa­so por un ae­ro­puer­to fue­ra una ex­pe­rien­cia gra­ta y flui­da. Pa­ra ello, el ae­ro­puer­to de­be­ría ofre­cer­me un sis­te­ma de se­gu­ri­dad prác­ti­co y efi­caz, una co­mu­ni­ca­ción per­ma­nen­te so­bre los cam­bios de mi vue­lo y otros ser­vi­cios, y un mo­do más efi­caz pa­ra iden­ti­fi­car­me”, ex­pre­só Ale­xan­dre de Ju­niac, con­se­je­ro de­le­ga­do de la IATA, du­ran­te un dis­cur­so que dic­tó du­ran­te el Sim­po­sio Mun­dial de Pa­sa­je­ros.

Asi­mis­mo, el con­se­je­ro de­le­ga­do de la IATA hi­zo én­fa­sis en que el dé­fi­cit de in­fraes­truc­tu­ras re­per­cu­te en re­tra­sos, ru­tas más lar­gas u ho­ra­rios de vue­los po­co prác­ti­cos que per­ju­di­can a los pa­sa­je­ros, a lo que hay que aña­dir el cos­te que re­pre­sen­ta la pér­di­da de opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio, em­pleo y de­sa­rro­llo so­cial.

La re­gión bus­ca po­ner­se al día

“To­das las tec­no­lo­gías que pue­den ayu­dar pa­ra te­ner una me­jor efi­cien­cia ope­ra­ti­va, es­tán sien­do apli­ca­das”. Jo­sé Luis Chong, EY.

De acuer­do con Jo­sé Luis Chong, Di­rec­tor Eje­cu­ti­vo de EY Mé­xi­co, las tec­no­lo­gías ac­tua­les es­tán orien­ta­das a re­sol­ver re­tos que son im­por­tan­tes pa­ra la in­dus­tria del ai­re, prin­ci­pal­men­te pa­ra me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de los usua­rios y pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia ope­ra­ti­va.

“Ca­da vez los ne­go­cios tie­nen me­no­res már­ge­nes de uti­li­dad, así que to­das las tec­no­lo­gías que pue­den ayu­dar pa­ra te­ner una me­jor efi­cien­cia ope­ra­ti­va, es­tán sien­do apli­ca­das”, ase­ve­ra Chong.

Se­gún el di­rec­ti­vo de EY Mé­xi­co, la de­man­da es­tá orien­ta­da a que la ex­pe­rien­cia en las ter­mi­na­les aé­reas sa­tis­fa­gan las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de los via­je­ros, por lo que és­ta de­be ser per­so­na­li­za­da.

Fran­cis­co Mon­te­si­nos, Ge­ren­te Co­mer­cial de GBM Gua­te­ma­la, coin­ci­de y ar­gu­men­ta que el re­to de cual­quier em­pre­sa, in­clu­yen­do las de ser­vi­cios ae­ro­por­tua­rios, es man­te­ner­se cer­ca de las ne­ce­si­da­des de los clientes y po­der ofre­cer so­lu­cio­nes que me­jo­ren su ex­pe­rien­cia.

Aun­que pue­de pen­sar­se que las gran­des dis­rup­cio­nes tec­no­ló­gi­cas se es­tán dan­do en los ae­ro­puer­tos de paí­ses desa­rro­lla­dos, en Cen­troa­mé­ri­ca y El Ca­ri­be ya se han im­ple­men­tan­do al­gu­nas ini­cia­ti­vas orien­ta­das a es­ta ten­den­cia.

“La tec­no­lo­gía es­tá dis­po­ni­ble, es ac­ce­si­ble y los clientes la so­li­ci­tan”, ase­gu­ra Mon­te­si­nos.

Uno de los que le es­tá apos­tan­do a la tec­no­lo­gía es el Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Pun­ta Ca­na, prin­ci­pal­men­te en la fa­ci­li­ta­ción de los pro­ce­sos con los pa­sa­je­ros.

Ra­fael Al­ber­to Smith, Di­rec­tor de Ope­ra­cio­nes Land­si­de, ex­pli­ca que ac­tual­men­te es­tán en­fo­ca­dos en la im­ple­men­ta­ción de Au­to­ga­tes pa­ra quie­nes po­seen pa­sa­por­tes bio­mé­tri­cos de los paí­ses vi­si­tan­tes. “Ini­cia­mos con Es­ta­dos Uni­dos y Nor­tea­mé­ri­ca, y aho­ra nos es­ta­mos mo­vien­do a tres na­cio­na­li­da­des más: es­pa­ño­les, fran­ce­ses y bri­tá­ni­cos”, di­ce.

Se­gún el di­rec­ti­vo, es­ta tec­no­lo­gía ha te­ni­do un im- pac­to muy fuer­te en los usua­rios, ya que el pro­ce­so de in­gre­so a tra­vés de las Au­to­ga­tes es de ocho se­gun­dos por per­so­na, “lo cual re­pre­sen­ta una ra­pi­dez ex­tra­or­di­na­ria”.

Por otro la­do, en cuan­to a los che­queos de se­gu­ri­dad, se uti­li­za la úl­ti­ma tec­no­lo­gía de má­qui­nas de Ra­yos X, y es­tán en el pro­ce­so de ins­ta­la­ción de los body scan­ners, “que nun­ca se ha­bían co­lo­ca­do en nin­gún ae­ro­puer­to en la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na”.

Asi­mis­mo, se eva­lúa jun­to a las au­to­ri­da­des de Mi­gra­ción de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, co­lo­car los Con­tro­les Au­to­má­ti­cos de Pa­sa­por­tes (APCS) al mo­men­to de en­trar al país, pa­ra to­mar las hue­llas di­gi­ta­les de los usua­rios.

Lí­de­res re­gio­na­les

Otro país que ha des­ta­ca­do en la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gía ae­ro­por­tua­ria es Cos­ta Ri­ca. Se­gún Juan Be­lliard, Di­rec­tor de Ope­ra­cio­nes de AE­RIS Cos­ta Ri­ca, em­pre­sa ope­ra­do­ra del Ae­ro­puer­to Juan San­ta­ma­ría, la tec­no­lo­gía ha si­do uno de sus

prin­ci­pa­les alia­dos, ya que gra­cias a és­ta se han agi­li­za­do los pro­ce­sos y las to­mas de de­ci­sio­nes en las ope­ra­cio­nes aé­reas dia­rias, mo­vi­mien­to de pa­sa­je­ros y el res­to de los sis­te­mas ins­ta­la­dos.

“To­das es­tas im­ple­men­ta­cio­nes han per­mi­ti­do for­ta­le­cer las re­la­cio­nes con los usua­rios y ope­ra­do­res, lo que ha ubi­ca­do al Juan San­ta­ma­ría co­mo un ae­ro­puer­to lí­der en la re­gión, se­gún los World Air­ports Awards”, ase­ve­ra.

Por ello, es­ta ter­mi­nal aé­rea le ha apos­ta­do a me­jo­rar la competitividad a tra­vés de la mo­der­ni­za­ción de los sis­te­mas y he­rra­mien­tas del Cen­tro de Ope­ra­cio­nes y Co­mu­ni­ca­cio­nes. En­tre las he­rra­mien­tas re­cien­te­men­te ins­ta­la­das se en­cuen­tra Tur­bo­net, que guar­da y re­pro­du­ce co­mu­ni­ca­cio­nes de ra­dio, es­ca­neo de ca­na­les de for­ma si­mul­tá­nea, Te­le­fo­nía IP y vi­sua­li­za­ción de usua­rios dis­po­ni­bles.

Ade­más, es­tá el Vi­deo Wall Ma­na­ge­ment, que in­clu­ye pan­ta­llas ca­pa­ces de des­ple­gar cual­quier in­for­ma­ción com­pa­ti­ble con los ac­tua­les sis­te­mas de ges­tión de ae­ro­puer­to y ad­mi­nis­tra­ción de gran­des edi­fi­ca­cio­nes. Ade­más, a tra­vés de AMS 6 GO LI­VE se pue­de ha­cer la ad­mi­nis­tra­ción de po­si­cio­nes, bu­ses del la­do aé­reo, ca­rru­se­les, sa­las, coun­ter de Check-in e indicadores en tiem­po real de las ope­ra­cio­nes aé­reas.

Be­lliard ase­gu­ra que en el me­diano pla­zo se tra­ba­ja­rá en la am­plia­ción y ca­pa­ci­dad de los sis­te­mas de Check-in, me­dian­te la in­te­gra­ción de es­ta­cio­nes au­to­má­ti­cas de che­queo de pa­sa­je­ros. Mien­tras que a lar­go pla­zo, se con­tem­pla agre­gar sis­te­mas de ins­pec­ción de equi­pa­je de úl­ti­ma tec­no­lo­gía.

La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Mi­gra­ción de Cos­ta Ri­ca bus­ca unir­se a la ten­den­cia, por lo que anun­ció la pró­xi­ma im­ple­men­ta­ción de e-ga­te, un equi­po con el que los cos­ta­rri­cen­ses que desean en­trar nue­va­men­te a su país en el ae­ro­puer­to Juan San­ta­ma­ría so­lo ne­ce­si­ta­rán 30 se­gun­dos pa­ra ha­cer su trá­mi­te de re­in­gre­so, des­li­zan­do su pa­sa­por­te en és­te pa­ra abrir la puer­ta. Es­ta má­qui­na ha­rá uso de la bio­me­tría ( re­co­no­ci­mien­to por hue­llas y ras­gos fa­cia­les) pa­ra re­for­zar la se­gu­ri­dad de los usua­rios.

Por otro la­do, el Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de To­cu­men, S.A. con­tri­bu­ye sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a la eco­no­mía de Pa­na­má, con US$7,300 mi­llo­nes en valor agre­ga­do, lo cual re­pre­sen­ta el 14.8 % del Pro­duc­to In­terno Bru­to (PIB), se­gún un in­for­me de la IATA.

Des­de 2017, es­ta ter­mi­nal im­pul­sa un am­bi­cio­so plan de mo­der­ni­za­ción y am­plia­ción de su in­fra­es­truc­tu­ra.

Se­gún se in­for­mó, con es­ta am­plia­ción, el ae­ro­puer­to es­ta­rá in­ter­co­nec­ta­do con la nue­va Ter­mi­nal 2 (T2) a tra­vés de un edi­fi­cio co­nec­tor de 170 me­tros de lar­go, el cual per­mi­ti­rá man­te­ner e in­cre­men­tar el flu­jo de pa­sa­je­ros, el cual se pro­yec­ta que pa­se de 14.7 mi­llo­nes en 2016 a 25 mi­llo­nes en 2025.

En lo que res­pec­ta a tec­no­lo­gía, la in­ver­sión to­tal es de unos US$2 mi­llo­nes, que in­clu­ye nue­va es­truc­tu­ra, hard­wa­re, soft­wa­re, co­mu­ni­ca­ción e in­te­gra­ción del equi­po a la red exis­ten­te.

La nue­va edi­fi­ca­ción, con­ta­rá con ace­ras mó­vi­les pa­ra el pa­so rá­pi­do de los usua­rios, ade­más de ofi­ci­nas ad­mi­nis­tra­ti­vas y áreas de co­mer­cios. Ade­más, más 7,200 ma­le­tas por ho­ra se­rán tras­por­ta­das en­tre am­bas ter­mi­na­les aé­reas a tra­vés del nue­vo sis­te­ma de ma­ne­jo de equi­pa­je (BHS) com­pues­to por cin­tas trans­por­ta­do­ras y ban­de­jas de al­ta ve­lo­ci­dad.

“Con es­ta obra, el Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de To­cu­men tie­ne pre­vis­to ga­nar una ma­yor con­fia­bi­li­dad en­tre las ae­ro­lí­neas, ubi­car al país a la van­guar­dia y li­de­raz­go a ni­vel de La­ti­noa­mé­ri­ca en ma­te­ria ae­ro­por­tua­ria y de co­nec­ti­vi­dad”, di­jo Car­los Du­boy, Ge­ren­te Ge­ne­ral del Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de To­cu­men.

Los pro­yec­tos que se desa­rro­llan ac­tual­men­te en el Ae­ro­puer­to de To­cu­men, es­tán va­lo­ra­dos en más de US$1,300 mi­llo­nes, de los

cua­les cer­ca de US$880 mi­llo­nes co­rres­pon­de so­lo a la obra cons­truc­ti­va ex­pan­sión T2 que re­gis­tra más de un 70% de avan­ce.

Al­gu­nos pa­sos más atrás

En los ae­ro­puer­tos de paí­ses co­mo Gua­te­ma­la, Hon­du­ras y El Sal­va­dor la dis­rup­ción tec­no­ló­gi­ca no ha lle­ga­do con la mis­ma ve­lo­ci­dad que en los an­tes men­cio­na­dos. Por ejem­plo, en El Sal­va­dor, la Co­mi­sión Eje­cu­ti­va Por­tua­ria Au­tó­no­ma (CE­PA), a tra­vés de Nel­son Va­ne­gas, Pre­si­den­te, da cuen­ta que la im­ple­men­ta­ción de la tec­no­lo­gía en las ter­mi­na­les aé­reas del país ha re­sul­ta­do un re­to enor­me, ya que an­te­rior­men­te no se ha­bían he­cho in­ver­sio­nes im­por­tan­tes. “Uno de los desafíos es em­pe­zar a am­pliar, re­no­var y dar­le el man­te­ni­mien­to que no se le dio al Ae­ro­puer­to por 15 años, y po­der ha­cer­lo sin in­te­rrum­pir el servicio de los pa­sa­je­ros”, in­di­ca.

Se­gún Va­ne­gas, con una in­ver­sión de en­tre US$10

“La tec­no­lo­gía es­tá dis­po­ni­ble, es ac­ce­si­ble y los clientes la so­li­ci­tan” Fran­cis­co Mon­te­si­nos, GBM

mi­llo­nes y US$15 mi­llo­nes, se ha im­ple­men­ta­do el feeds, que brin­da in­for­ma­ción adi­cio­nal a la que un ae­ro­puer­to tie­ne nor­mal­men­te y fa­ci­li­ta la in­for­ma­ción de sis­te­mas de vue­los al co­nec­tar­se a una red. “Le ayu­da a sa­ber, des­de su mó­vil, la puer­ta a la cual pue­de di­ri­gir­se al bajar del avión. Es una apli­ca­ción pro­pia del sis­te­ma de in­for­ma­ción de vue­lo”, ex­pli­ca.

Por otro la­do, la im­ple­men­ta­ción del Wi­fi gra­tui­to ili­mi­ta­do en to­do el ae­ro­puer­to per­mi­te a los usua­rios man­te­ner­se per­ma­nen­te­men­te co­nec­ta­dos, sin res­tric­cio­nes. Ade­más, se op­tó por la re­no­va­ción to­tal del sis­te­ma de cá­ma­ras de se­gu­ri­dad en to­do el pe­rí­me­tro de la ter­mi­nal; y co­mo par­te de la se­gu­ri­dad ae­ro­náu­ti­ca, se ins­ta­ló un nue­vo cen­tro con­trol ra­dial de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, así co­mo una to­rre me­teo­ro­ló­gi­ca y un ILS, que es una he­rra­mien­ta de apro­xi­ma­ción de vue­los, así co­mo un BOR, que es un ins­tru­men­to que ge­ne­ra un ma­yor se­gu­ri­dad en el des­pe­gue y ate­rri­za­je de los avio­nes.

“Se­gui­mos con pro­yec­tos a fu­tu­ro, co­mo el sis­te­ma de ILS, un ins­tru­men­tal pa­ra que las ae­ro­na­ves pue­dan ate­rri­zar sin pi­lo­to, es de­cir, au­to­má­ti­ca­men­te”, di­ce Va­ne­gas, quien re­sal­tó lo im­por­tan­te que re­sul­ta que se ad­hie­ra a es­ta dis­rup­ción tec­no­ló­gi­ca el sec­tor pri­va­do que for­ma par­te del ae­ro­puer­to, “pa­ra po­der ge­ne­rar sus pro­pias tec­no­lo­gías den­tro de las tien­das, por ejem­plo, que se pue­da ha­cer com­pras an­ti­ci­pa­das pa­ra so­lo pa­sar a re­co­ger­las al lle­gar a la ter­mi­nal”.

Mien­tras tan­to, en el Ae­ro­puer­to Ra­món Vi­lle­da Mo­ra­les, que se­rá el pri­me­ro en ser cer­ti­fi­ca­do en Hon­du­ras, uno de los pro­yec­tos tec­no­ló­gi­cos más so­bre­sa­lien­tes es la ins­ta­la­ción del Ra­dar Se­cun­da­rio Mo­do S, que re­em­pla­za­rá a los equi­pos de más de 20 años de an­ti­güe­dad. És­te sir­ve pa­ra de­tec­tar la ra­dia­ción de los di­fe­ren­tes vue­los en el es­pa­cio aé­reo y así co­no­cer cual­quier emergencia.

Es­te ra­dar tie­ne una ca­pa­ci­dad de 250 mi­llas náu­ti­cas a la re­don­da (463 ki­ló­me­tros) y abar­ca­rá tam­bién las ope­ra­cio­nes de los de­más ae­ro­puer­tos.

La im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gías, se de­ta­lló, se es­tá ha­cien­do a tra­vés de un con­tra­to en­tre la Cor­po­ra­ción Cen­troa­me­ri­ca­na de Ser­vi­cios de Na­ve­ga­ción Aé­rea y la em­pre­sa In­dra Sis­te­mas de Es­pa­ña, con una in­ver­sión apro­xi­ma­da de US$1.8 mi­llo­nes.

Por otro la­do, en el Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal La Au­ro­ra de Gua­te­ma­la, las in­ver­sio­nes en ma­te­ria tec­no­ló­gi­ca se han en­fo­ca­do en la ad­qui­si­ción de body scan­ners y de­tec­to­res de me­ta­les, la cual tu­vo un cos­to de US$1.6 mi­llo­nes y bus­ca me­jo­rar la agi­li­dad de la ins­pec­ción de los pa­sa­je­ros, lue­go de que uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas era el tiem­po que de­bían per­ma­ne­cer en co­la pa­ra pa­sar por el che­queo. Asi­mis­mo, se ha im­ple­men­ta­do un sis­te­ma de ins­pec­ción de ma­le­tas, con ra­yos X 2D y 3D, pa­ra de­tec­tar cual­quier ob­je­to ilí­ci­to en los equi­pa­jes.

El sis­te­ma de in­for­ma­ción de vue­los que uti­li­za di­cha ter­mi­nal aé­rea es un sis­te­ma in­for­má­ti­co “he­cho en ca­sa”, el cual es­tá en­la­za­do con in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da por las mis­mas ae­ro­lí­neas, in­di­ca Héc­tor Aní­bal Re­ci­nos, ad­mi­nis­tra­dor de La Au­ro­ra.

Pa­ra 2019 se tie­ne pro­gra­ma­da la im­ple­men­ta­ción de la tec­no­lo­gía PNR In­te­rac­ti­vo o Re­gis­tro de Per­so­nas An­ti­ci­pa­do, que sir­ve pa­ra te­ner una ba­se de da­tos con­jun­tas con Mi­gra­ción, Mi­nis­te­rio de Go­ber­na­ción y la Po­li­cía Na­cio­nal Ci­vil e In­ter­pol, pa­ra con­tar con in­for­ma­ción an­ti­ci­pa­da de pa­sa­je­ros de in­te­rés pa­ra las au­to­ri­da­des. Ade­más, el sis­te­ma de ac­ce­so CUTE, que ron­da los US$500,000, y que in­clu­ye el con­trol de ac­ce­so por de­tec­tor de hue­llas y cá­ma­ras, “to­do de ma­ne­ra in­te­li­gen­te pa­ra mo­ni­to­rear de me­jor ma­ne­ra y ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.