Un úni­co ves­ti­do de no­via

Un úni­co ves­ti­do de no­via

Ritmo Platinum - - Contenido -

El en­cie­rro en un or­fa­na­to jun­to a sus her­ma­nos, tras el aban­dono de su pa­dre, la acer­ca­ron de una ma­ne­ra ra­di­cal a la cos­tu­ra, sin sa­ber que más ade­lan­te se con­vir­ti­ría en uno de los ico­nos de la moda más co­no­ci­dos de sus tiem­pos. A lo lar­go de su vi­da, la gran mo­dis­ta fran­ce­sa, Co­co Cha­nel, se ca­rac­te­ri­zó por pro­mo­ver di­se­ños atre­vi­dos, có­mo­dos e in­for­ma­les, que rom­pían to­dos los es­que­mas del si­glo XX, ca­rac­te­ri­za­do por pom­po­sos ves­ti­dos. El estilo an­dró­gino, las ins­pi­ra­cio­nes ba­rro­cas y el ves­ti­do ne­gro fue­ron cla­ves en su éxi­to. A pe­sar de to­dos los pre­jui­cios exis­ten­tes en aque­llos tiem­pos, prin­ci­pal­men­te con las mu­je­res,

Co­co Cha­nel siem­pre su­po có­mo rom­per to­dos los es­te­reo­ti­pos de la so­cie­dad, mar­can­do ten­den­cia con su per­so­na­li­dad y estilo. Den­tro de sus gran­des crea­cio­nes, reali­zó una obra maes­tra en el bridal. Al des­cu­brir que su her­ma­na An­toi­net­te Cha­nel se iba a ca­sar, igual de emo­cio­na­da que su pa­rien­te, de­ci­dió ha­cer­le un her­mo­so ves­ti­do de no­via, el cual cons­ti­tu­yó su pri­mer y úl­ti­mo bridal, ya que su her­ma­na no tu­vo la di­cha de que le fue­ra bien en su ma­tri­mo­nio, co­mo ha­bía es­pe­ra­do des­de el pri­mer día que to­mó la de­ci­sión de dar el sí fren­te al al­tar. Más bien, to­das las ilu­sio­nes que te­nía en torno a su fu­tu­ro com­pro­mi­so con el tiem­po se fue­ron des­mo­ro­nan­do. Tras va­rias di­fi­cul­ta­des, An­toi­net­te de­ci­dió qui­tar­se la vi­da en el año 1920. El sui­ci­dio de su her­ma­na en­ce­rró a es­ta le­gen­da­ria mo­dis­ta en una ob­se­sión que la lle­vó a to­mar la de­ci­sión de des­te­rrar pa­ra siem­pre los ves­ti­dos de no­vias de su co­lec­ción, se­gún ella, por­que es­tos traían ma­la suer­te.

En el mar­co de es­ta tra­ge­dia se ce­rra­ron to­das las po­si­bi­li­da­des de que se pu­die­ra vol­ver a apre­ciar otros mo­de­los de ves­ti­dos de no­vias crea­dos por es­ta di­se­ña­do­ra, que su­po mar­car ten­den­cias a lo lar­go de su ca­rre­ra en el mun­do de la moda. RP

Un úni­co ves­ti­do de no­via que, se­gún sus pen­sa­mien­tos, desató una tra­ge­dia que la mar­có pa­ra siem­pre. Tan­to así, que nun­ca más fue ca­paz de vol­ver a di­se­ñar una pren­da co­mo es­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.