Gra­foa­ná­li­sis Es­cri­tu­ra y fir­ma de Co­co Cha­nel

Des­de el pun­to de vis­ta de la psi­co­gra­fo­lo­gía, es­to per­mi­te de­fi­nir una dua­li­dad en la con­duc­ta y el com­por­ta­mien­to de es­ta di­se­ña­do­ra. Es de­cir, por un la­do es­tá la per­so­na de tra­to ex­qui­si­to, ami­ga­ble, afa­ble, pe­ro al mis­mo tiem­po, tem­pe­ra­men­tal, fría

Ritmo Platinum - - Personal Style -

La gra­fo­lo­gía más que una téc­ni­ca pro­yec­ti­va, es una dis­ci­pli­na au­xi­liar de la psi­co­lo­gía, que per­mi­te co­no­cer ten­den­cias del com­por­ta­mien­to hu­mano, a par­tir de la ob­ser­va­ción y es­tu­dio de la on­da grá­fi­ca. Al ser la es­cri­tu­ra re­sul­ta­do de un ac­to neu­ro­fi­sio­ló­gi­co, cuan­do la on­da se des­pla­za en es­pa­cio grá­fi­co, des­de la eje­cu­ción del tra­zo ini­cial, va de­jan­do hue­llas que pro­yec­tan ca­rac­te­rís­ti­cas sin­gu­la­res del au­tor del gra­fis­mo. En el ca­so de Co­co Cha­nel, pa­ra po­der lle­gar a des­ta­car as­pec­tos de la per­so­na­li­dad que mos­tró en su exis­ten­cia, va­lo­ra­mos la pre­sión, la ve­lo­ci­dad, la le­gi­bi­li­dad en la fir­ma, y en cuan­to a la for­ma: los án­gu­los, los mo­vi­mien­tos cur­vos.

De la in­te­li­gen­cia: tan­to la es­cri­tu­ra co­mo la fir­ma de la di­se­ña­do­ra pro­yec­tan

ras­gos muy par­ti­cu­la­res que per­mi­ten per­fi­lar no só­lo as­pec­tos con­duc­tua­les en el com­por­ta­mien­to que ex­hi­bió, sino que esas ca­rac­te­rís­ti­cas gra­fo­nó­mi­cas in­fie­ren que es­ta im­po­nen­te mu­jer po­seía ha­bi­li­da­des y com­pe­ten­cias pro­pias de per­so­nas in­te­li­gen­tes y per­sua­si­vas. De vi­sión pa­no­rá­mi­ca, que aca­ta­ba las nor­mas, sin de­jar de de­fen­der sus pun­tos de vis­tas. La ve­lo­ci­dad en la eje­cu­ción de la fir­ma, la pre­sen­cia de án­gu­los en la es­truc­tu­ra y for­ma­ción de al­gu­nos gra­fe­mas y la con­gruen­cia en­tre la fir­ma y la es­cri­tu­ra, de­fi­nen a una mu­jer con ca­pa­ci­dad pa­ra pro­ce­sar y for­mu­lar ideas, im­po­ner cri­te­rios. En la fir­ma, al­gu­nos tra­zos sue­len pro­yec­tar­se ha­cia la zo­na su­pe­rior de la es­cri­tu­ra, lo que en psi­co­gra­fo­lo­gía des­ta­ca la pre­fe­ren­cia de Cha­nel ha­cia el mun­do de las ideas y el pen­sa­mien­to crea­ti­vo. Pa­ra al­gu­nos gra­fó­lo­gos co­mo Ga­brie­la

Bé­du­chaud, es­te ti­po de es­cri­tu­ra son pro­pias de las per­so­nas que na­cen en la es­fe­ra del pen­sa­mien­to. De igual ma­ne­ra se des­ta­ca en la fir­ma, la agi­li­dad men­tal, con gran po­der de in­tui­ción, de­bi­do al ra­zo­na­mien­to ló­gi­co. Ha­bi­li­dad que tu­vo pa­ra ver más allá de la reali­dad in­me­dia­ta, co­mo re­sul­ta­do de la ve­lo­ci­dad y los li­ga­dos en la zo­na su­pe­rior de la es­cri­tu­ra.

Los án­gu­los en la zo­na su­pe­rior y otros ges­tos-ti­pos in­di­can, ade­más: in­te­li­gen­cia, te­na­ci­dad y ener­gía. En ese sen­ti­do, Co­co Cha­nel fue una mu­jer de po­si­cio­nes fir­mes, in­fle­xi­ble con sus pun­tos de vis­tas, don­de la ra­zón es­tu­vo co­lo­ca­da siem­pre, por en­ci­ma de los sen­ti­mien­tos.

Las ca­rac­te­rís­ti­cas gra­fo­nó­mi­cas que me per­mi­ten des­ta­car la par­te re­la­ti­va a la in­te­li­gen­cia, ver­sa­ti­li­dad e in­cli­na­ción ha­cia el mun­do del ar­te en Co­co Cha­nel, han si­do: la ve­lo­ci­dad y la pre­sión, tan­to en

la fir­ma co­mo en la es­cri­tu­ra; los án­gu­los iden­ti­fi­ca­dos en la zo­na su­pe­rior de la es­cri­tu­ra ob­ser­va­da, la cual jun­to a la fir­ma se mues­tra co­mo ejem­plo en es­te tra­ba­jo, y por úl­ti­mo los tra­zos di­ri­gi­dos ha­cia la zo­na su­pe­rior, a par­tir del es­tu­dio del sim­bo­lis­mo del es­pa­cio.

La ve­lo­ci­dad y la pre­sión en la grá­fi­ca que pre­sen­ta­mos, no se in­di­can, pe­ro sí se pue­de determinar, por la au­sen­cia de tor­sio­nes, re­to­ques, el es­pa­cia­mien­to y la es­cri­tu­ra li­ga­da.

En cuan­to al com­por­ta­mien­to, se des­ta­ca en la es­cri­tu­ra y en la fir­ma en la in­ca­pa­ci­dad pa­ra ha­cer con­tac­to de ma­ne­ra es­pon­tá­nea, y su­gie­ren ama­bi­li­dad con­di­cio­na­da al me­dio am­bien­te. Al ob­ser­var los en­la­ces trun­ca­dos, se in­fie­re que es­ta mu­jer pu­do ex­pe­ri­men­tar di­fi­cul­tad pa­ra man­te­ner con ar­mo­nía vínculos so­cia­les.

En los ges­to-ti­pos que más ade­lan­te se­ña­la­re­mos, la fa­lle­ci­da di­se­ña­do­ra de­no­ta una con­duc­ta nar­ci­sis­ta y una mar­ca­da ines­ta­bi­li­dad emo­cio­nal. Po­seía ha­bi­li­dad pa­ra si­mu­lar y apa­ren­tar; fran­ca, in­de­pen­dien­te y de­ci­di­da. La fir­ma de Co­co Cha­nel pro­yec­ta­da con to­tal le­gi­bi­li­dad, re­fle­ja ten­den­cia a mos­trar­se en am­bien­tes co­no­ci­dos, con na­tu­ra­li­dad, fran­que­za y es­pon­ta­nei­dad, sin ne­ce­si­dad de es­con­der cual­quier as­pec­to de su per­so­na­li­dad que pu­die­ra con­tras­tar con su ver­da­de­ra esen­cia. La aber­tu­ra en los óva­los, li­ge­ra­men­te a la de­re­cha en la in­duc­ti­va A, per­mi­te, a par­tir de la gra­fo­lo­gía, ver es­tas ten­den­cias. Un as­pec­to in­tere­san­te y que lla­ma a la aten­ción en mor­fo­lo­gía de los tra­zos, es­pe­cial­men­te de es­cri­tu­ra y par­cial­men­te en la fir­ma, es com­bi­na­ción de tra­zos cur­vos en la par­te in­fe­rior con án­gu­los for­ma­dos en la zo­na su­pe­rior de la es­cri­tu­ra. Des­de el pun­to de vis­ta de la psi­co­gra­fo­lo­gía, es­to per­mi­te de­fi­nir una dua­li­dad en la con­duc­ta y el com­por­ta­mien­to de Co­co Cha­nel, es de­cir, por un la­do la per­so­na de tra­to ex­qui­si­to, ami­ga­ble, afa­ble, pe­ro al mis­mo tiem­po, tem­pe­ra­men­tal, fría e im­po­nen­te. Los gol­pes de sa­bles en la es­cri­tu­ra nos ha­blan de una mu­jer que es­tu­vo siem­pre a la de­fen­si­va, ex­ci­ta­ble, de gran­des arre­ba­tos, in­to­le­ran­te y de reac­cio­nes muy fuer­tes. La fir­ma le­gi­ble, con el nom­bre y el pri­mer ape­lli­do, al ser com­pa­ra­da con la es­cri­tu­ra y com­pa­rar la se­me­jan­za, nos ha­blan de una ar­mo­nía en­tre el yo ín­ti­mo y el so­cial, pe­ro el he­cho de que em­plea­se so­la­men­te su ape­lli­do, nos pro­yec­ta a una Co­co Cha­nel con mar­ca­da in­fluen­cia de su pa­dre, o bien, el papel que és­te pu­do ju­gar en la in­fan­cia de ella.

En con­clu­sión, en re­la­ción al com­por­ta­mien­to, hay que in­di­car que ac­tuó con­for­me a sus ob­je­ti­vos, con ple­nos gra­dos de cons­cien­cia en su ac­cio­nar, sin ne­ce­si­dad de arre­pen­ti­mien­to, por la fir­me­za en sus ideas y con­vic­cio­nes. La gra­fo­lo­gía tie­ne la ven­ta­ja con re­la­ción a otras cien­cias que es­tu­dian la con­duc­ta hu­ma­na, de no ser in­va­si­va, de no re­que­rir la pre­sen­cia de una per­so­na pa­ra es­tu­diar as­pec­tos de la per­so­na­li­dad de es­ta. Es una dis­ci­pli­na muy útil pa­ra tra­ba­jar y per­fi­lar es­te­reo­ti­pos o mo­de­los de con­duc­ta. Por eso, paí­ses co­mo: In­gla­te­rra, Es­ta­dos Uni­dos, Fran­cia, Es­pa­ña, Ita­lia, Is­rael, Mé­xi­co, Perú, Ar­gen­ti­na, Chi­le, en­tre otros, no so­lo usan las bon­da­des de la gra­fo­lo­gía a ni­vel em­pre­sa­rial o pa­ra el área de Re­cur­sos Hu­ma­nos, sino tam­bién pa­ra los or­ga­nis­mos de in­te­li­gen­cia y en el cam­po de la psi­co­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.