“WE ARE THE WORLD, WE ARE THE CHIL­DREN”

La cau­sa social de­trás de una can­ción que mo­vió el mun­do.

Ritmo Platinum - - Michael Jackson - tex­to Nat­ha­lie Her­nán­dez fo­to Bett­mann

Cau­sa social de­trás de la can­ción.

The King of Pop no se li­mi­tó a dis­fru­tar del éxi­to la­bra­do y de una exu­be­ran­te vi­da que le per­mi­tió su for­tu­na. Él tam­bién su­po des­cen­der de su trono, no pa­ra preo­cu­par­se, sino pa­ra ocu­par­se de mu­chos vul­ne­ra­bles. Con el don re­ci­bi­do, Mi­chael Jack­son tra­ba­jó en más de una oca­sión en au­xi­lio de los me­nos fa­vo­re­ci­dos por la vi­da. Pe­ro es­ta vez, ha­bla­re­mos de una de esas obras que mo­vió al mun­do, in­clu­yen­do a gran­des es­tre­llas. Nos re­fe­ri­mos a We Are the World. Jun­to con el tam­bién can­tan­te y com­po­si­tor es­ta­dou­ni­den­se Lio­nel Ri­chie, Jack­son es­cri­bió, en 1985, la can­ción que aún mu­chos re­cuer­dan, y que por lo vis­to se man­ten­drá en el tiem­po.

Es­tas le­tras, car­ga­das de fi­lan­tro­pía, fue­ron es­cri­tas con una mi­sión es­pe­cí­fi­ca: con­tri­buir a la cam­pa­ña hu­ma­ni­ta­ria que pro­cu­ra­ba mi­ti­gar la des­pia­da­da ham­bru­na que, pa­ra la épo­ca, car­co­mía los es­tó­ma­gos de los etío­pes. Es­ta can­ción de es­pe­ran­za fue pro­du­ci­da por Quincy Jo­nes y gra­ba­da por un gru­po de mú­si­cos fa­mo­sos con­gre­ga­dos pa­ra la oca­sión y de­no­mi­na­do co­mo "Uni­ted Sup­port of Ar­tists for Afri­ca" (USA).

Pa­ra su es­treno, el ca­len­da­rio mar­ca­ba sá­ba­do sie­te de mar­zo, 1985. Pa­sa­do es­te fin de se­ma­na, la pri­me­ra edi­ción ha­bía ven­di­do 800,000 co­pias. El cin­co del si­guien­te mes al­go in­só­li­to ocu­rrió con We Are the World: se re­pro­du­cía de for­ma si­mul­tá­nea en más de 5,000,000 emi­so­ras de ra­dio.

En ape­nas un mes y días se con­vir­tió en la can­ción nú­me­ro uno en ven­tas, man­te­nien­do la po­si­ción du­ran­te cua­tro se­ma­nas. La can­ti­dad de 7,5 mi­llo­nes de co­pias del sen­ci­llo fue­ron ven­di­das so­lo en Es­ta­dos Uni­dos y pos­te­rior­men­te fue in­clui­da en el ál­bum mu­si­cal que re­ci­bió el mis­mo nom­bre y del que co­mer­cia­li­za­ron más de tres mi­llo­nes de co­pias.

Co­lum­bia Re­cords ofren­dó los cos­tes de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de la cam­pa­ña, ade­más de los fon­dos ob­te­ni­dos con la pro­duc­ción. Al­re­de­dor de 63 mi­llo­nes de dó­la­res fue­ron los be­ne­fi­cios ob­te­ni­dos con el sen­ci­llo, el ál­bum, el vi­deo­clip y las pro­mo­cio­nes de We Are the World, y al igual que los fon­dos re­cau­da­dos en Li­ve Aid (con­cier­tos si­mul­tá­neos en Lon­dres y Fi­la­del­fia), es­tos fue­ron des­ti­na­dos a en­fren­tar el ham­bre en Etio­pía y So­ma­lia. We Are the World se con­vir­tió en el himno de Li­ve Aid, even­to clau­su­ra­do en Fi­la­del­fia, con 95,000 per­so­nas can­tan­do a to­do pulmón, jun­to con Lio­nel Ri­chie y to­dos los ar­tis­tas in­vi­ta­dos. RP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.