Sus años es­co­la­res Ins­ti­tu­cio­nes don­de se for­mó

Aun­que asis­tió a pri­ma­rias re­gu­la­res du­ran­te sus pri­me­ros años, co­mo to­da es­tre­lla in­fan­til, ter­mi­nó de for­mar­se aca­dé­mi­ca­men­te en ca­sa con pro­fe­sor ti­tu­lar.

Ritmo Platinum - - Personal Style -

Mi­chael Jack­son, des­de muy tem­pa­na edad, ha­bía de­mos­tra­do te­ner un gran ta­len­to y te­nía el po­der de cau­ti­var su pú­bli­co, y sus com­pa­ñe­ros de es­cue­la no fue­ron la ex­cep­ción. La pri­me­ra apa­ri­ción pú­bli­ca de Mi­chael fue en un pro­gra­ma es­co­lar en el pri­mer gra­do en 1963, Gar­nett Es­cue­la Pri­ma­ria en Gary. Él usó un pan­ta­lón ne­gro y una ca­mi­sa blan­ca, can­tó Climb Ev’ry Moun­tain de The Sound of Mu­sic. La reac­ción fue abru­ma­do­ra.

Mi­chael ex­pre­só: “Cuan­do ter­mi­né la can­ción, la reac­ción en el au­di­to­rio me abru­mó. El aplau­so fue atro­na­dor y las per­so­nas son­reían, al­gu­nos de ellos es­ta­ban de pie. Mis pro­fe­so­res es­ta­ban llo­ran­do y yo no lo po­día creer que les ha­bía he­cho fe­li­ces a to­dos. Fue una gran sen­sa­ción. Me sen­tí un po­co con­fun­di­do tam­bién, por­que no pen­sé que ha­bía he­cho na­da es­pe­cial. Yo es­ta­ba can­tan­do de la for­ma en que can­ta­ba en ca­sa to­das las no­ches”.

Él es­ta­ba allí des­de el pri­mer has­ta el ter­cer gra­do. El sock hops, bai­le in­for­mal que se or­ga­ni­za­ba en el gim­na­sio de las es­cue­las se­cun­da­rias de Es­ta­dos Uni­dos en la dé­ca­da del 50. Se lla­ma­ba así por­que de­bían qui­tar­se los za­pa­tos y bai­lar en me­dias pa­ra no arrui­nar el pi­so lus­tra­do del gim­na­sio. Du­ran­te la ho­ra del al­muer­zo, Mi­chael siem­pre fue el que cau­sa­ba sen­sa­ción. Ha­bía que ver­lo bai­lan­do y na­die po­día en­trar en el cen­tro de la pis­ta a bai­lar. Ama­ba ser el cen­tro de aten­ción, in­clu­so en­ton­ces.

Los her­ma­nos ma­yo­res de Mi­chael asis­tie­ron a la Es­cue­la Se­cun­da­ria Roo­se­velt. Reb­bie, Jac­kie y Ti­to. To­da­vía es hoy la Es­cue­la Se­cun­da­ria Roo­se­velt. Mi­chael no asis­tió a es­ta es­cue­la, pe­ro lle­gó a ac­tuar en con­cur­sos con sus her­ma­nos allí... ¡y ga­nó! La Es­cue­la Se­cun­da­ria Roo­se­velt tam­bién fue se­de de ser­vi­cios de igle­sia pa­ra la fa­mi­lia Jack­son.

Cuan­do fir­ma­ron el con­tra­to con la Mo­town, te­nían una pro­fe­so­ra par­ti­cu­lar que les acom­pa­ña­ba du­ran­te las gi­ras, pe­ro mien­tras vi­vían en Los Án­ge­les, acu­dían a las cla­ses de un co­le­gio pri­va­do en el que to­dos eran ni­ños fa­mo­sos o hi­jos de fa­mo­sos lla­ma­do Gard­ner High School, si­tua­do en el 7450 Hawt­horn Ave (en Gard­ner Street), Holly­wood, CA. Mi­chael es­tu­dió aquí has­ta 6º gra­do. En 1989, Gard­ner Street Ele­men­tary nom­bró el au­di­to­rio de la es­cue­la co­mo «Mi­chael Jack­son Au­di­to­rium».

RP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.