Es­tre­llas in­fan­ti­les: Mark Les­ter y otras amis­ta­des

La fa­ma de las dé­ca­das de los 70 y 80 se vio cu­bier­ta de pe­que­ños de gran ta­len­to.

Ritmo Platinum - - Personal Style -

Tan­to la gran pan­ta­lla y los con­cier­tos mul­ti­tu­di­na­rios con­ta­ron con el des­bor­de de ta­len­to de jó­ve­nes que in­dis­cu­ti­ble­men­te ha­bían ga­na­do un lu­gar en el co­ra­zón de su pú­bli­co. Sa­be­mos que Mi­chael, sien­do el más pe­que­ño de The Jack­son 5, se des­ta­có por su gran ta­len­to, y có­mo ol­vi­dar el gran éxi­to que fue la can­ción I want you back que, sin du­da al­gu­na, el que fue­se in­ter­pre­ta­da por él, le dio ese to­que que la con­vir­tió en un clá­si­co.

Pe­ro no so­lo el jo­ven Mi­chael lo­gró ga­nar fa­ma a tan cor­ta edad, tam­bién hu­bo quie­nes des­de la pan­ta­lla, tea­tros y es­ce­na­rios, al­can­za­ron el es­tre­lla­to. Es­te fue el ca­so de Mark Les­ter, a quien po­dría­mos re­cor­dar pro­ta­go­ni­zan­do la fa­mo­sa pe­lí­cu­la Oli­ver! en el año 1968, y quien, al igual que Jack­son, em­pe­zó su tra­yec­to­ria a muy cor­ta edad, razón por la cual am­bos sen­tían que sus ca­rre­ras es­ta­ban uni­das.

Am­bos desa­rro­lla­ron ad­mi­ra­ción por el trabajo del otro lo que les per­mi­tió fo­men­tar una re­la­ción de amis­tad que con­ser­va­ron has­ta el fa­lle­ci­mien­to del as­tro del pop en el año 2009. Al vol­ver­se po­pu­la­res en Es­ta­dos Uni­dos, las re­vis­tas pa­ra ado­les­cen­tes, se po­día re­co­no­cer quié­nes eran los de­más jo­ven­ci­tos que ha­bían al­can­za­do cier­ta po­pu­la­ri­dad de­bi­do a que sus ros­tros pro­ta­go­ni­za­ban las por­ta­das de re­vis­tas, co­mo Ti­ger Beat y Se­ven­teen.

Dia­na Ross

Sal­tó a la fa­ma en los años se­sen­ta al for­mar par­te del gru­po The Su­pre­mes. En 1970 se es­ta­ble­ció co­mo so­lis­ta. Después in­ter­pre­tó el pa­pel prin­ci­pal de la pe­lí­cu­la Lady Sings the Blues, so­bre la vi­da de la can­tan­te Bi­llie Ho­li­day, que le va­lió una no­mi­na­ción al Ós­car co­mo me­jor ac­triz. Du­ran­te los años 70 y 80, Dia­na se con­vir­tió en la ar­tis­ta fe­me­ni­na más exi­to­sa de la era pop y abar­có tam­bién la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca y te­le­vi­si­va así co­mo la tea­tral en Broad­way.

Ross de­bu­tó en el ci­ne en 1972 en la pe­lí­cu­la Lady Sings the Blues, don­de in­ter­pre­tó a Bi­llie Ho­li­day, ba­jo la di­rec­ción de Sid­ney J. Fu­rie. El lar­go­me­tra­je tu­vo un gran éxi­to crí­ti­ca y pú­bli­co. Pos­te­rior­men­te ga­nó un Glo­bo de Oro por «Nue­va es­tre­lla del año- ac­triz» y fue no­mi­na­da al pre­mio Ós­car por «Me­jor ac­triz». La ban­da so­no­ra de la pe­lí­cu­la al­can­zó el pri­mer pues­to de la lis­ta Bill­board 200, don­de se man­tu­vo

du­ran­te tres se­ma­nas con­se­cu­ti­vas. En la se­ma­na de su lan­za­mien­to ven­dió más de 300,000 co­pias.

Da­vid Cas­sidy

Es co­no­ci­do por su pa­pel co­mo Keith Par­trid­ge, el hi­jo de Shirley Par­trid­ge en la co­me­dia mu­si­cal The Par­trid­ge Fa­mily, que le lle­vó a con­ver­tir­se en uno de los ído­los ado­les­cen­tes más fa­mo­sos de la cultura pop de la dé­ca­da de 1970. Pos­te­rior­men­te, desa­rro­lló una ca­rre­ra tan­to en la ac­tua­ción co­mo en la mú­si­ca. A ni­vel internacional, la ca­rre­ra en so­li­ta­rio de Cas­sidy eclip­só el ya fe­no­me­nal éxi­to de The Par­trid­ge Fa­mily. Se con­vir­tió en un va­lor se­gu­ro con sus es­pec­ta­cu­la­res éxi­tos con con­cier­tos a pú­bli­co com­ple­to en im­por­tan­tes are­nas al­re­de­dor del mun­do. Es­tos con­cier­tos pro­du­je­ron his­te­ria ma­si­va, dan­do lu­gar a que los me­dios acu­ña­ran el tér­mino “Cas­sidy­ma­nía”.

Donny Os­mond

Os­mond fue so­lis­ta a prin­ci­pios de los años 70, cu­brien­do éxi­tos co­mo Go Away Little Girl y Puppy Lo­ve.

En 1963, Donny Os­mond hi­zo su de­but en el es­pec­tácu­lo a la edad de 5 can­tan­do You Are My Suns­hi­ne. Los her­ma­nos con­ti­nua­ron ac­tuan­do en el show a lo largo de los años 60. A prin­ci­pios de los 70, los Os­monds, a tra­vés de la gra­ba­ción y la gi­ra ca­si cons­tan­te, ven­die­ron más de 80 mi­llo­nes de dis­cos en un so­lo pe­río­do de 12 me­ses, con­vir­tién­do­los en los más exi­to­sos y fa­ti­ga­dos de los pri­me­ros grupos de gi­ra de los años se­ten­ta. Os­mond se con­vir­tió en un ído­lo ado­les­cen­te a prin­ci­pios de los 70 co­mo can­tan­te so­lis­ta, mien­tras con­ti­nua­ba can­tan­do con sus her­ma­nos ma­yo­res. Os­mond, Bobby Sher­man y Da­vid Cas­sidy fue­ron las es­tre­llas de pop más gran­des de Co­ver Boy pa­ra la re­vis­ta Ti­ger Beat.

RP

Tan­to la gran pan­ta­lla y los con­cier­tos mul­ti­tu­di­na­rios con­ta­ron con el des­bor­de de ta­len­to de jó­ve­nes que in­dis­cu­ti­ble­men­te ha­bían ga­na­do un lu­gar en el co­ra­zón de su pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.