Al nor­te de las mu­sas Es­tre­llas en las que se ins­pi­ra­ba

Co­mo to­do ar­tis­ta que crea un es­ti­lo de bai­le, Mi­chael Jack­son tu­vo in­fluen­cias de gran­des bai­la­ri­nes y has­ta de mi­mos.

Ritmo Platinum - - Personal Style -

To­dos los ar­tis­tas de­ben crear su es­ti­lo de bai­le, su for­ma de ves­tir y has­ta su for­ma de com­por­tar­se, pe­ro se­gu­ra­men­te es­tán in­fluen­cia­dos por ar­tis­tas que les gus­ten o ad­mi­ren.

Mi­chael Jack­son sin­tió fas­ci­na­ción por gran­des bai­la­ri­nes y has­ta de mi­mos; de ellos apren­dió fa­mo­sos pa­sos, co­mo el Moonwalk que, des­de los años cua­ren­ta, era he­cho por el bai­la­rín Bill Bai­ley. No exis­te du­da de que Mi­chael Jack­son fue el show­man por ex­ce­len­cia en la mú­si­ca pop, y no es so­lo por su ad­mi­ra­ble voz, su cam­bio de piel, o su tris­te his­to­ria, sino tam­bién por­que in­no­vó en el área del es­pec­tácu­lo con sus fa­mo­sos pa­sos y ca­ris­ma al bai­lar. Mi­les de ar­tis­tas y fa­ná­ti­cos dis­fru­ta­ron de sus pre­sen­ta­cio­nes y pa­sear­se por You­Tu­be es una mues­tra de ello. Se da­rá cuen­ta de la enor­me can­ti­dad de per­so­nas que dis­fru­tan imi­tar con es­me­ro los pa­sos de bai­le y las di­fe­ren­tes in­ter­pre­ta­cio­nes que desa­rro­lló el ar­tis­ta.

El rey del bai­le, o co­mo era co­no­ci­do, el “Rey del Pop”, te­nía en su re­per­to­rio maravillosos pa­sos de bai­le. El Moonwalk fue el que más po­pu­la­ri­zó, y que to­da­vía hoy no se re­co­no­ce el ver­da­de­ro ori­gen del mo­vi­mien­to.

Sin em­bar­go, al­gu­nas ver­sio­nes afir­man que se tra­ta de una mez­cla de es­ti­lo en­tre Bob Fos­se, Fred As­tai­re y Ja­mes Brown. Pe­ro lo im­por­tan­te en es­ta sec-

ción es sa­ber quié­nes fue­ron los ar­tis­tas que in­fluen­cia­ron bas­tan­te al mis­te­rio­so es­ti­lo del ar­tis­ta Mi­chael Jack­son. Se re­mon­ta a los años 30 el au­ge del tap da­cing, un ti­po de bai­le que aco­gió pa­ra sus co­reo­gra­fías el in­tér­pre­te de Bi­llie Jean. Usua­rios de to­do el mun­do ase­gu­ran que si no son mo­vi­mien­tos cal­ca­dos, es gi­gan­tes­ca la in­fluen­cia de ar­tis­tas co­mo As­tai­re y Brown. Bob Fos­se, un le­gen­da­rio di­rec­tor, ac­tor y bai­la­rín, res­pon­sa­ble de éxi­tos co­mo la ver­sión ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de Ca­ba­ret, es una de sus fuen­tes de ins­pi­ra­ción. En es­ta cin­ta se pue­de ver un sor­pren­den­te pa­ren­tes­co a los pa­sos de bai­le que uti­li­za­ba el ar­tis­ta. La in­ter­pre­ta­ción de Fos­se co­mo

“la ser­pien­te”, en el mu­si­cal de ci­ne El Prin­ci­pi­to, una adap­ta­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca del li­bro de An­toi­ne de Saint-Exu­péry, es el ca­so que más es­pe­cí­fi­co, abor­da­do por quie­nes han in­da­ga­do so­bre el ori­gen de los pa­sos de bai­le del Rey del Pop. Jack­son dis­fru­ta­ba aplau­dir a sus co­le­gas de la mú­si­ca, nun­ca de­jó de ad­mi­rar­los. En la pro­duc­ción se pue­de apre­ciar a Fos­se, ves­ti­do de ne­gro, un som­bre­ro de bom­bín y pan­ta­lo­nes sal­ta­char­cos en los que po­días ver sus me­dias blan­cas, una for­ma de ves­tir muy si­mi­lar a la que Jack­son uti­li­za­ba en mu­chos con­cier­tos y pre­sen­ta­cio­nes. Du­ran­te el per­for­man­ce, Fos­se rea­li­za una se­rie de mo­vi­mien­tos, que bus­ca­ban pa­re­cer­se a una ser­pien­te ágil y atre­vi­da.

Es no­to­rio el ma­ne­jo de los an­ti­mo­vi­mien­tos. en don­de una par­te del cuer­po se ale­ja de otra par­te, pa­ra lo­grar una bre­ve “con­fu­sión vi­sual”. Es co­no­ci­da su de­vo­ción por Fred As­ta­ri­re, y pa­ra na­die fue un se­cre­to que so­lía ver pe­lí­cu­las co­reo­grá­fi­cas pa­ra apren­der nue­vos pa­sos y per­fec­cio­nar­los. Al igual que Mi­chael, otros co­reó­gra­fos y bai­la­ri­nes imi­ta­ban es­tos bai­les y le agre­ga­ban su es­ti­lo, por eso nun­ca fue con­si­de­ra­do plagio. Su trabajo de­no­ta­ba trabajo y de­di­ca­ción. Sí exis­te ba­se pa­ra ase­gu­rar que Fos­se fue el pa­dre de es­te mo­vi­mien­to, no me­nos cier­to es que Mi­chael los lle­vó a ni­ve­les de per­fec­ción; al fi­nal, to­dos los ar­tis­tas de to­dos los gé­ne­ros son in­fluen­cia­dos por otros es­ti­los de mú­si­ca, otros ar­tis­tas, otras épo­cas y, ade­más, que exis­tan co­la­bo­ra­cio­nes de ar­tis­tas en los di­fe­ren­tes es­ce­na­rios y las di­fe­ren­tes áreas. RP

El in­tér­pre­te de Bi­llie Jean re­co­gía pa­ra sus co­reo­gra­fías ele­men­tos de di­ver­sos ar­tis­tas, al­gu­nos de los cua­les se re­mon­tan a los años 30, pe­río­do de au­ge del cla­qué (tap dan­cing).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.