Na­ci­mien­to de MTV: Re­fe­ren­te de la re­vo­lu­ción mu­si­cal

El ta­len­to de Jack­son fue la lla­ve que abrió las puer­tas de es­te es­pa­cio a otros a ar­tis­tas de su ra­za.

Ritmo Platinum - - Personal Style -

La ima­gen de Arms­trong pi­san­do la lu­na fue uno de los mo­men­tos más sig­ni­fi­ca­ti­vos pa­ra la hu­ma­ni­dad y es la que MTV uti­li­zó en sus ini­cios pa­ra que la au­dien­cia co­no­cie­ra su pro­pues­ta no­ve­do­sa de ví­deos mu­si­ca­les 24 ho­ras al día, sie­te días a la se­ma­na.

Es­ta ima­gen de Arms­trong plan­tan­do la ban­de­ra de MTV en la lu­na re­co­rrió mu­chos ho­ga­res, y lo­gró crear una alian­za que se man­tu­vo por años en­tre la ima­gen y la mú­si­ca, re­vo­lu­cio­nan­do el long play. Con un sim­ple anun­cio de una voz en off “La­dies and gentle­men: rock and roll” y la ima­gen del lan­za­mien­to de un cohe­te al es­pa­cio que lle­va­ba a un as­tro­nau­ta que ba­ja­ba y plan­ta­ba una ban­de­ra, se abrió pa­so es­te ca­nal pa­ra pa­sar a la trans­mi­sión del pri­mer vi­deo­clip, per­te­ne­cien­te a la ban­da The Bug­gles, cu­yo tí­tu­lo re­pre­sen­ta­ba en sí so­lo una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción, Vi­deo Ki­lled The Ra­dio Star, lle­gan­do a 481.5 mi­llo­nes de ho­ga­res en 179 paí­ses. A par­tir de la no­che del 1 de agos­to de 1981, la mú­si­ca co­men­zó a abar­car otros sen­ti­dos, es­cu­char la ra­dio ya no se­ría su­fi­cien­te. Es­ta nue­va mo­da­li­dad de vi­deo mu­si­cal, obli­ga­ría a los ar­tis­tas a pen­sar más allá del long play y a con­tri­buir a que el ra­dio­es­cu­cha se con­vir­tie­ra en un es­pec­ta­dor. MTV con­tri­bu­yó al res­ca­te de la cri­sis que en­fren­ta­ba la in­dus­tria mu­si­cal en 1970, im­pul­só a ce­le­bri­da­des de la ta­lla de Ma­don­na y de Mi­chael Jack­son y alla­nó el ca­mino pa­ra el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que dis­fru­ta­mos hoy día, con las des­car­gas de can­cio­nes en In­ter­net. El nue­vo for­ma­to que pre­sen­ta­ba es­te ca­nal por ca­ble re­vo­lu­cio­nó el mo­do de dis­fru­tar la mú­si­ca, lle­gan­do a un pun­to don­de se es­pe­ra­ba más el ví­deo que la can­ción.

Mi­chael re­vo­lu­cio­na a MTV

En sus ini­cios, MTV –crea­do por War­ner-Amex S. En­ter­tain­ment– se con­sa­gró a la mú­si­ca rock, pe­ro con­for­me al com­por­ta­mien­to del mer­ca­do, fue dan­do ca­bi­da a otros gé­ne­ros mu­si­ca­les co­mo el pop. En sus orí­ge­nes, so­lo se trans­mi­tían ví­deos de ar­tis­tas blan­cos, has­ta que las que­jas y el cla­mor del pú­bli­co por el Rey del Pop, les abri­rían las puer­tas a mú­si­cos ne­gros y trae­ría con­si­go ga­nan­cias mi­llo­na­rias a la in­dus­tria mu­si­cal.

Des­de el prin­ci­pio, Mi­chael tu­vo la in­ten­ción de que su mú­si­ca es­ca­la­rá ni­ve­les que has­ta en­ton­ces en esa épo­ca la mú­si­ca ne­gra no ha­bía lo­gra­do, por lo que no fue ex­tra­ñó mas si re­vo­lu­cio­na­rio que Jack­son, com­bi­na­rá la mú­si­ca con imá­ge­nes en la can­ción de Bi­llie Jean, una de­ci­sión muy in­te­li­gen­te que le abri­ría las puer­tas a una nue­va for­ma de mar­ke­ting en el sec­tor mu­si­cal. Su si­guien­te ví­deo, Beat It, afian­zó la ca­rre­ra de Mi­chael co­mo icono internacional del pop; pe­ro no se­ría has­ta el cor­to­me­tra­je de Th­ri­ller, que sen­ta­ría las ba­ses pa­ra re­vo­lu­cio­nar el mun­do de la mú­si­ca y cla­ro, el de MTV, ya que la ca­de­na pa­ga­ría pa­ra po­der ob­te­ner los de­re­chos ex­clu­si­vos pa­ra emi­tir el ví­deo. Es­ta in­ver­sión se­ría una de las me­jo­res apues­tas de MTV: el ví­deo re­sul­tó ga­na­dor de un Grammy co­mo me­jor vi­deo mu­si­cal y ele­vó la au­dien­cia a un ni­vel nun­ca an­tes vis­to por el ca­nal de ca­ble. La ca­de­na lo­gró con­sa­grar las ca­rre­ras de ar­tis­tas co­mo Ma­don­na, Emi­nen, Mi­chael Jack­son, me­dian­te la pro­mo­ción de sus can­cio­nes. “Nun­ca vol­ve­rás a ver la mú­si­ca de la mis­ma ma­ne­ra”, era el le­ma ori­gi­nal del ca­nal, y aun­que hoy día su in­ter­na­cio­na­li­za­ción vino de la mano con cam­bios que la des­vir­tua­ron de sus ini­cios, Aque­llas 24 ho­ras de mú­si­ca han que­da­do re­le­ga­das a la me­mo­ria de los ado­les­cen­tes que cre­cie­ron en esos tiem­pos.

RP

Mi­chael no so­lo creó un mer­ca­do pa­ra los ví­deos co­mer­cia­les, sino que, a par­tir de Th­ri­ller, MTV re­trans­mi­tió con más fre­cuen­cia mú­si­ca de ar­tis­tas de ra­za ne­gra y las emi­so­ras die­ron pa­so al gé­ne­ro R&B. MTV se con­vir­tió, en la épo­ca de los ochen­ta, en la re­fe­ren­cia por ex­ce­len­cia de la mú­si­ca en la te­le­vi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.