Los atuen­dos más icó­ni­cos de un ver­da­de­ro trend­set­ter

La mo­da, en to­do su desa­rro­llo a lo largo de la his­to­ria hu­ma­na, se ha vis­to in­fluen­cia­da por otras ra­mas del ar­te y el es­pec­tácu­lo; tal es el ca­so de la mú­si­ca.

Ritmo Platinum - - Personal Style - tex­to Eddy Gó­mez fotos Ar­chi­vos Mi­chael Jack­son

Es en me­dio de las no­tas mu­si­ca­les don­de han sur­gi­do gran­des per­so­na­li­da­des, no so­lo con in­creí­bles vo­ces, sino, tam­bién, con un es­ti­lo inigua­la­ble. De es­tos tan­tos te­ne­mos aque­llos que han si­do me­mo­ra­bles, que han mar­ca­do las ten­den­cias de la épo­ca y que aún años más tar­de si­guen sien­do la mu­sa de ca­sas de mo­da e ins­pi­ra­ción de per­so­nas. Ja­más po­dría­mos ha­blar de es­to sin men­cio­nar a Mi­chael Jack­son. Mú­si­co, bai­la­rín y com­po­si­tor in­na­to, de­jó un le­ga­do en el mun­do ba­sa­do en el res­pe­to a la di­ver­si­dad, el lo­gro de los sue­ños y la per­se­ve­ran­cia. Jack­son quien par­tió de es­te mun­do en el 2009, si­gue sien­do, hoy por hoy, un ver­da­de­ro ícono y crea­dor de ten­den­cias. Hoy ana­li­za­re­mos los seis mo­men­tos y as­pec­tos más “fas­hion” de su ca­rre­ra.

Arries­ga­do se na­ce

Eran días so­lea­dos de 1970, el pe­que­ño Mi­chael so­lo te­nía 5 años, pe­ro des­de ya mos­tra­ba gran ta­len­to y luz pro­pia. Aún per­te­ne­cien­do al gru­po de The Jack­son 5, en es­ta unas de sus pri­me­ras pre­sen­ta­cio­nes se atre­vió a lu­cir un look bas­tan­te arries­ga­do de ca­mi­sa y pan­ta­lo­nes acam­pa­na­dos, acom­pa­ña­dos de un cin­tu­rón an­cho con un gran co­ra­zón en el cen­tro, digno de cual­quier co­lec­ción de Agat­ha Ruiz de la Pra­da. Eso sí, si al­go crea­ba ese ba­lan­ce per­fec­to en su look era su fron­do­so afro, mis­mo que después des­apa­re­cía. Es­ta fo­to es una de esas que nos mues­tran que el es­ti­lo per­so­nal no es al­go que pue­des com­prar, vie­ne den­tro de ti, vie­ne con­ti­go.

El bri­llo co­mo su must

Co­mo si su per­so­na­li­dad chis­pean­te no era su­fi­cien­te, el can­tan­te es­ta­dou­ni­den­se era afi­cio­na­do a to­do aque­llo que lle­va­ra bri­llo en sí. Icó­ni­co mo­men­to fue aquel cuan­do Jack­son apa­re­ció en un per­fo­man­ce te­le­vi­si­vo lu­cien­do una cha­que­ta bor­da­da com­ple­ta­men­te con cris­ta­les, lle­ván­do­los has­ta la ca­mi­sa... y sí, el icó­ni­co guan­te úni­ca­men­te en su mano de­re­cha. De­fi­ni­ti­va­men­te es­te no co­no­cía de ho­ras o lu­ga­res, el “bri­llar” siem­pre era una bue­na idea, aun­que fue­se en el más mí­ni­mo de­ta­lle.

La al­fom­bra que unió dos le­yen­das

Era 1991, y la al­fom­bra ro­ja más co­di­cia­da por los ar­tis­tas ha­bía da­do ini­cio: los Os­car. Mu­chos des­fi­la­ban y las en­tre­vis­tas y fotos no se ha­cían es­pe­rar, pe­ro de re­pen­te to­do colap­so, to­do se fri­só y dos le­yen­das del mun­do de la mo­da y la mú­si­ca pi­sa­ron con fuer­za, lu­cien­do un “Match look” en to­na­li­da­des acro­má­ti­cas. Eran Ma­don­na y Jack­son, mis­mos que fue­ron cul­pa­bles de la eu­fo­ria que vi­vía la gen­te al ver dos es­tre­llas lu­cien­do co­mo la pa­re­ja per­fec­ta por una no­che.

Ne­gro y ro­jo, clá­si­ca fór­mu­la bi­na­ria

Mi­chael no me­dia su gra­do de es­ti­lo, así fue­se al su­per­mer­ca­do se le veía lu­cir de for­ma im­pe­ca­ble, so­bre to­do en la cús­pi­de de su ca­rre­ra. Pe­ro hay que re­co­no­cer que al es­te asis­tir a even­tos, las co­sas se in­ten­si­fi­ca­ban;

un buen ejem­plo de es­to fue la icó­ni­ca no­che en que so­bre su cuer­po se pos­tra­ba una ca­mi­sa ro­ja con un efec­to plás­ti­co, alu­ci­nan­do de­ba­jo de un tra­je ne­gro clá­si­co y el to­que Jack­son: la fe­do­ra, un look que lle­vó pa­ra el 50 aniver­sa­rio de Ame­ri­can Bands­tand’s y que lue­go dio sur­gi­mien­to a una in­ten­sa ola de ten­den­cias que bus­ca­ban re­crear su look. Lo que hoy es­ta, ayer es­tu­vo, así es la mo­da: Asia del 1996, cien­tos de per­so­nas es­pe­ra­ban por quien du­ran­te me­ses ha­bía anun­cia­do su vi­si­ta a ese con­ti­nen­te. Se apa­gan las lu­ces y, de re­pen­te, apa­re­ce un Jack­son bas­tan­te es­ti­li­za­do, un pan­ta­lón con ra­yas de­por­ti­vas a los la­dos.. ¡es­pe­ren! ¿Vino del fu­tu­ro? No, es que la mo­da es así, lo que hoy es ten­den­cia, ya es­tu­vo ayer y así se­rá siem­pre. Es­te pan­ta­lón de on­das “sporty chic” des­lum­bró en el es­ce­na­rio, jun­to a un par de me­dias blan­cas des­gas­ta­das y un sué­ter ne­gro, pe­ro cla­ro, con apli­ques bri­llo­sos que re­fle­jan to­da la luz del es­ce­na­rio so­bre él.

De la mo­da, lo que te aco­mo­da

Jack­son en jog­gers… Una ima­gen un po­co di­fí­cil de com­pren­der en una fi­gu­ra co­mo él, so­bre to­do si ha­bla­mos de los años 80. Sin em­bar­go, co­mo digno icono de es­te es­ti­lo, adap­tó to­do un con­jun­to de­por­ti­vo a lo que él com­pren­día era su más cla­ra mues­tra de on­da “ca­sual”, pe­ro no fa­cho­sa. Así que en 1980, du­ran­te una pre­sen­ta­ción, de­ci­dió lu­cir “có­mo­do” y en­viar a bor­dar to­do el set con pe­que­ños dia­man­tes en si­me­tría per­fec­ta. To­do icono de es­ti­lo tie­ne esos detalles que son in­fal­ta­bles pa­ra él; a la ho­ra de crear un look, Jack­son no fue la ex­cep­ción. Tras ca­da apa­ri­ción, se le po­día ob­ser­var con detalles co­mo: cha­que­tas al es­ti­lo mi­li­tar fran­cés, me­dias blan­cas de­por­ti­vas y fe­do­ras, es­tos ele­men­tos se con­vir­tie­ron a lo largo de los años en sus bá­si­cos y die­ron sur­gi­mien­to a que gran­des di­se­ña­do­res co­mo Jean Paul Gaul­tier y ca­sas de mo­da co­mo Bal­main y Ba­len­cia­ga se ins­pi­ra­ran en ellos pa­ra re­crear co­lec­cio­nes que hon­ra­ban la esen­cia del eterno Rey del Pop.

Co­di­fi­que­mos su es­ti­lo

De­fi­ni­ti­va­men­te, Mi­chael fue el hom­bre que lo­gró crear el ba­lan­ce per­fec­to en­tre el es­ti­lo dra­má­ti­co y el ele­gan­te, ca­paz de mez­clar pie­zas inima­gi­na­bles por los es­ti­lis­tas de aquel en­ton­ces. Asi­mis­mo des­lum­bra­ba tras ca­da apa­ri­ción pú­bli­ca, sien­do siem­pre men­cio­na­do por su par­ti­cu­lar for­ma de ves­tir en don­de mos­tra­ba más allá, que un per­so­na­je lle­va­ba con­si­go su esen­cia.

To­do ícono tie­ne esos detalles que son bá­si­cos a la ho­ra de crear un look, Jack­son no fue la ex­cep­ción con las cha­que­tas al es­ti­lo mi­li­tar fran­cés, me­dias blan­cas de­por­ti­vas y fe­do­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.