El ar­te de Char­les Cha­plin

Char­les Cha­plin cons­ti­tu­yó la prin­ci­pal fuen­te de ins­pi­ra­ción de la re­co­no­ci­da fi­gu­ra del pop. Aun­que Mi­chael nun­ca ex­pre­só el por­qué de su ad­mi­ra­ción, es qui­zás por las si­mi­li­tu­des en­tre sus his­to­rias de vi­da.

Ritmo Platinum - - Personal Style -

Po­co a po­co fue cre­cien­do y, con el au­men­to de su ma­du­rez, la ad­mi­ra­ción de Jack­son se fue in­ten­si­fi­can­do por el más gran­de in­tér­pre­te del ci­ne mu­do: Char­les Cha­plin. Dos per­so­na­jes que, a pe­sar de ha­ber cre­ci­do en tiem­pos di­fe­ren­tes, tu­vie­ron es­ti­los de vi­da muy pa­re­ci­dos. Cre­cer ba­jo

la mi­ra­da de un pú­bli­co que en­tre­te­ner fue, qui­zás, una de sus ma­yo­res si­mi­li­tu­des. Am­bos se con­vir­tie­ron en íco­nos inol­vi­da­bles, ha­cién­do­se co­no­cer en los lu­ga­res más re­cón­di­tos del mun­do. Su ad­mi­ra­ción por es­te icono del ci­ne cre­ció des­de que te­nía so­lo nue­ve años, evi­den­cián­do­lo

cuan­do re­vi­vió la re­co­no­ci­da obra del ac­tor Pin­tu­ra so­bre pa­pel y más aún cuan­do gra­bó nue­va­men­te, en 1997, la can­ción Smi­le. “Es­to es en me­mo­ria de un gran hom­bre que ha to­ca­do los co­ra­zo­nes del mun­do con su ar­te al ha­cer reír y llo­rar a la gen­te. Siem­pre es­ta­rás en mi co­ra­zón. Te quie­ro, Char­les Cha­plin”. Es­tas fue­ron las pa­la­bras del "Rey del Pop" en abril de1983, cuan­do se vis­tió co­mo su icono, en el día que hu­bie­ra

si­do su cumpleaños, co­mo una for­ma de ren­dir­le tri­bu­to al per­so­na­je que se con­vir­tió en su ma­yor ins­pi­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.